Charlie Champagne

🎵🎵🎵 

Hola. Cómo estás?…¿si?… ¿Lo dices en serio?

¿Sigues buscando un Príncipe azul?

Niégalo si quieres…

Pero, es cierto.

Te miro y no salgo de mi asombro. 
Eres como en un Corvette Rojo…

Podría presumir conduciéndote. 

Haciéndote rugir al desbocar tus caballos. 

Podría exhibir tu belleza haciéndote correr por carreteras muy intimas. 

Podrías disfrutar de tu potencia….

Pero vas con el freno echado. 

Línea elegante, muchos caballos para disfrutar…
¿Recuerdas el momento en que nos conocimos?

¿Crees que fue bonito? No has visto nada todavía.

Al igual que una abeja a un poco de miel

Una polilla a la llama

Te haría adicta al placer…

Y te mentiré… Diré…

Tienes una adicción y yo tengo la culpa.

No lo vi venir porque no dijiste nada. 

Es cierto… Cuando caíste sobre mi pecho dijiste “wow”

🎵Se le puede llamar “placer”… Tu lo llamaste…wow🎵

🎵Se le puede llamar “éxtasis”… Tu dijiste…wow🎵

🎵Se le puede llamar “orgasmo”… Tu suspiraste…wow🎵

¿Que me has hecho? Preguntaban tus ojos…

Lo siento. No se lo que me pasó.

Tan solo he buscado tu placer para encontrar el mío.

Tan solo te he amado mientras acariciaba tus caballos.

Solo…solo los he espoleado a todos a la vez. 
Dicen que el ciclo de la luna afecta el movimiento del mar…

¿Ves de lo que eres capaz soltando freno y liberando lastre?
Suéltalo y disfruta de lo que te gusta… Adicta al placer… 

🎵🎵🎵

Al igual que una abeja a un poco de miel

Una polilla a la llama.

Adicta al placer…

💋💋💋
Dame un minuto.

A ver si podemos conducir juntos.

Nunca has estado realmente fuera de control. Pero lo estaras. Y dirás Wow…

Si….Te llevare a todo gas… Disney a hecho mucho daño Princesa.

Si…Te llevare a todo gas… 50 sombras… Aún más.

Te llevare donde no has estado nunca… Suelta el freno y déjate llevar.

De verdad,… allí estarás mucho mejor.

Allí, donde puedas ser tu misma…y decir Wow…
Ya te veo brillar…
Tal vez sean tus ojos, tu mirada. Luciendo como … 

Uhmmm… Parece que quieres ir a alguna parte.

¿Quieres ir a alguna parte?

…allí te llevare… Para que caigas en mi pecho y digas…

Eres como un Hada llena de fuego. 

Quien consiga liberarlo se quemara en tu deseo…

🎵Wow…Wow…Wow..🎵

Como un Corvette rojo…por la carretera del placer…

Hagámoslo niña… Hagámoslo ahora. Esta noche. ⛔️

No hay luna llena. La llenaremos nosotros. 

La incendiaremos y Wow…solo dirás…Wow…

🎵🎵🎵

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.

 
Aparcamos el Corvette en la calle Segovia, en Madrid.

Tras parar el motor y poner el freno de mano, nos encaminamos a disfrutar una cena de reencuentro tras dejar la Luna en sus aposentos. 

De los posibles restaurantes, elegimos “Charlie Champagne”

Un sitio que puede pasar desapercibido por su toldo que además de ocultar la fachada, hace que parezca una tienda de BDSM. 

Una vez dentro la cosa cambia. 

Es acogedor y bien iluminado. El cheff va vestido de cheff y el camarero de camarero. 

Así debería ser siempre, pero en Madrid no lo es. A veces cuesta distinguir a los camareros del resto de comensales. 

Para beber nos sugirieron Champagne pero esta no era una cena romántica y además nos apetecía agua aunque no era una noche muy calurosa. 

 Tardamos un poco en decidirnos sobre que pedir porque la carta estaba escrita en un formato de letra un tanto gótica. Difícil de leer. Pero uffff había atún. 

La puesta en escena del plato es mejorable, aunque no se si fue culpa del Cheff o del camarero que lo despeino de camino a la mesa. La foto la hice antes de cortar y darle unas mechas. Una vez peinado el plato estaba listo para exposición, pero no hice mas fotos por que mis manos fueron más lentas que mi paladar.

Un plato jugoso pero sin grades aspavientos.

“Tataki de atún rojo con ajo blanco, aceitunas negras y sésamo tostado.”

  

El camarero insistió en que probáramos las croquetas y así hicimos. 

La conversación con mi bella anfitriona era tan intensa que no recuerdo muy bien su sabor. 

Tampoco el de ella. No lo probé. 

Menos mal que pagaba ella. 

  

El Ceviche de pulpo con langostinos con ensalada de algas wakame fue el plato final. 

Bastante mejor al paladar que a la vista. 

Creo que Charlie Champagne es un sitio bastante bueno para cenar, pero tal vez no elegimos bien los platos. 

En la mesa de al lado había dos parejas cenando que decían ser críticos gastronómicos y estaban encantados. 

O tal vez me he vuelto muy exigente y selectivo…

Lo mejor es que vayáis a conocerlo y saquéis vuestras propias conclusiones. 

 

Un lugar pese a todo, recomendable. 

Charlie Champagne en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos  reservados 

Tepic

Me gusta ser tu juguete

Los días sin verte se me hacen eternos…Los días sin tu sonrisa parecen días de invierno.

Demasiados días sin verte y aquí estoy leyendo esta revista.

“Me alimenta cenar contigo” 

Bonito título… 

Sentí curiosidad… Parecía una revista sobre nutrición, pero resulto ser mucho más sugerente de lo que pensaba.

“… No llego, no llego….Era mi pensamiento mientras iba a su encuentro. Como el conejo de Alicia, miraba nerviosa el reloj.

Siempre odié llegar tarde, pero ese día era irremediable tras un cúmulo de despropósitos… Cuando por fin alcancé mi destino estaba acelerada, nerviosa, prisa, ansia….y allí estaba, recibiendome con su mejor sonrisa y aire despreocupado…me relaje con el primer beso, y me sonroje por dentro….Uhmmmm…cómo notaba crecer mi deseo con sólo un roce, con sólo su olor…

…”Vamos, tenemos mesa a las 21:30”, me susurró… 

Juntos, recorrimos a buen paso no se que calles de no se qué Madrid… Yo no las veía. Mi mano en su bolsillo trasero palpaba sus firmes glúteos modelados para mi disfrute…cómo quería morderlos. Mi hambre crecía…también las ganas de cenar con él

Disfruté de cada plato y aun más entre cada manjar que servían, mientras nos comíamos a besos….deseé que tanto comensales como servicio se desvaneciesen para disfrutar su sexo allí mismo…dar un trago de tequila y sal de gusano y removerlo en mi boca con su…con mi juguete favorito…emborracharme en su disfrute y sus sabores

 Montarme a horcajadas y cabalgar a galope sobre él… ¡Que viva Zapata!

Pero Federico aun estaba allí, atento a muestras necesidades confesables y resuelto a darnos sus platos y consejos. Tragué saliva y respiré hondo para darme aire sereno, mientras mis piernas temblaban bajo la mesa.

  

De vuelta al coche paseamos por un Madrid mágico al abrigo de los árboles, comiendonos a besos en cada “rojo”. Los semáforos parecían haberse confabulado para darnos esos pequeños momentos de deleite…chupitos de deseo que humedecian mi sexo y endureciam su…mi juguete favorito.

Solo un policía de ronda pudo evitar que nos poseyesemos al llegar al coche, sin importar indiscretas miradas o pudor alguno… Subimos al coche y nos marchamos, tras el saludo y sonrisa lasciva del polizonte…

El, metía primera y mi corazón empezó a bombear con fuerza, segunda…pumpun, pumpun…tercera…pumpun, pumpun, pumpun, cada vez más rápido… Con la cuarta ya no me contuve, desabroche su cinturón ante su gesto atónito y encantado, y liberé a su prisionero de la cárcel de sus pantalones….

Mis labios le abrazaron con deleite, saboreando en cada succión mientras mi lengua jugueteaba traviesa con su glande.

No pudo haber mejor postre para esa magnífica cena. Quería más, repetir, recorriendo arriba y abajo, degustando al reo ya libre…y lo hice, vaya si lo hice… Lami con deleite cada centímetro erecto de aquel jugoso fruto…y mi fruta fue madurando también, humedeciendose en su jugo. El sonreía encantado con el juego y yo jugué hasta que terminó la carretera que llevaba a la puerta de mi casa.

Allí hicimos real el sueño del restaurante…Le monté, me embistió…continuamos un baile que empezó mucho antes, al encontrarnos… Bailamos bien pegados, bailamos fuerte y lento. Queríamos fundirnos en uno con furia y sudor, y lo conseguimos…. Un estertor mutuo inició el orgasmo común y nuestros jugos se encontraron sellando el encuentro con gemidos profundos, casi clamorosos que rompieron al unísono el silencio de la noche. …”

Texto original de Marmayan, en desinteresada colaboración con Placeroral.

No pude evitar ponerme en contacto con la directora de la revista y preguntar quien lo había escrito. “Marmayan” me dijeron. 

¿Podrían decirle que se ponga en contacto conmigo? Mis datos son estos… XXX-xxx-XXX… Por favor, estaré esperando…!

A los pocos minutos Marmayan me llamó….

🌸Hola…. Creo que quería hablar conmigo. 

✨Ufffff…. Lo que quiero es que me invites a cenar. 

🌸Que morro le echas, no?

✨Y además quiero que me lleves a un sitio con encanto

🌸Definitivamente le echas mucho morro. 

✨La vida es para los cuatro que sabemos disfrutarla. Donde te veo?

🌸Jajaja…ok… Conoces Tepic? Es un restaurante cerca de la Plaza de Colón. En la  Calle Ayala, 14, Madrid Viajaremos hasta México gastronómicamente hablando. Haz tu la reserva.

✨Uhmmm… Me parece genial. Tengo ganas de México. (Y de ti)

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando

Y allí estaba yo. En la puerta de Tepic. Cogiendo de las manos a Marmayan sin decidirme a abrir la puerta para entrar… 
Tepic no es un restaurante Mexicano de los que abundan en Madrid. No tiene una decoración recargada llena de sombreros mexicanos y colores estridentes. Y sus platos son elaborados. Lejos de la típica comida rápida y congelada que sirven en muchos de los que había conocido y que me habían hecho pensar mal de esa cocina tan salsera. 
Nada más entrar nos recibió Princesa. Así se llama la preciosa encargada del restaurante. Preciosa y encantadora hasta más no poder. 

Tuvimos la suerte de que en ese momento se encontraba en plena conversación con el Cheff de Tepic. Angel es Mexicano… Estar en un restaurante mexicano y que el Cheff también lo sea, ya produce buenas vibraciones por si solo. Pero además resultó ser también encantador.
Princesa nos dirigió escaleras abajo mientras yo observaba la elegante decoración de la planta alta. 

A mitad de escalera hay un dibujo del rostro del tío del Cheff y así nos lo indicó Princesa, emocionada mientras nos lo contaba. 

  
Ya abajo, nos llevo hasta una mesa que ella había reservado para nosotros. 

“Por favor, quisiera una mesa intima. Una mesa en la que podamos meternos mano sin escandalizar a los demás comensales.” Eso le había dicho y Princesa cumplió hábilmente dicha petición. 

   (Fotos realizadas al finalizar la cena para evitar fotografiar al resto de comensales)

  

Siguiendo los consejos de Princesa, elegimos margaritas para que acompañaran nuestros platos.

Realizadas íntegramente de forma natural, a base de zumo natural de naranja, Lima, tequila y escarchada en sal. He de decir que estaban deliciosas. Tal vez en mi caso, la tome excesivamente despacio y la termine de beber con el ultimo bocado de la cena, pero me conozco un poco y se que no debo beber mucho alcohol si quiero que la noche tenga un final feliz…

  

Tan solo unos minutos después de brindar con Marmayan…por ella y por mi, llego Federico, un didáctico y paciente camarero que junto con otros tan profesionales como el, atendieron, sirvieron e ilustraron todos y cada uno de los sabrosos platos que pudimos degustar en Tepic.

Lo primero fue un aperitivo con salsas sin picante… Servidas en salseros blancos… Una de chile pasilla con cacahuete y otra con chile guajillo. Confieso que son las que más tome.
   

Más tarde llegaron las salsas picantes. Servidas en molcajetes pequeños, eran súper picantes a mi paladar (ya nos lo había avisado Federico) y eran de chile Habanero y de chile serrano (la de color verde)

 

En otro molcajete de un tamaño y peso considerable nos sirvieron el plato que más nos gusto. Nos encanto. El Aguachile estaba delicioso. La presentación en el mortero esa realmente atractiva. La iluminación sobre la mesa realzaba los colores y el brillo tanto del aguacate como de los camarones. Daba pena comenzar a comerlo por no romper la cuidada armonía de colores. 

  
Que decir del plato siguiente… Flautas de chicharrón de queso con jamón y huitlacoche. Un hongo del maíz que resultó estar increíblemente rico. Presentación muy agradable. Con cada trocito que cortábamos a las flautas, fuimos probando las diferentes salsas. Y para apagar el fuego de nuestras lenguas, ¿que mejor que un sorbo a las margaritas?… 
  

Para terminar la degustación sugerida por nuestra anfitriona Princesa, probamos Tacos al Pastor, tortIllas de maíz con carne adobada acompañado de cebolla, cilantro y piña.

Cuando terminamos con las tortillas de maíz, Federico nos ofreció más…y esta vez las trajo de trigo. 

Cuando dimos buena cuenta de todas, muy amablemente nos preguntó cual nos había gustado más. En la respuesta coincidimos los tres. Pero creo que es mejor que si visitáis el restaurante, decidáis sin mi opinión.
   
  

No debo olvidar comentar lo buenísimo que estaba el guacamole que nos regalo Princesa y que como todo lo servido, era realizado de forma artesanal en el restaurante.

No lo pudimos terminar porque aunque pueda parecer lo contrario, los platos son abundantes.
  
Y cuando creía que ya estábamos terminando de sorprendernos en Tepic, llego el obsequio final. Un tequila Jose Cuervo tradicional con sangrita: Lima y sangrita, clomato a base de zumo de tomate y salsas. Y… Mezcal Alipus con sal de gusano.

Wowwww…. Que rica la sal de gusano. 
Un final maravilloso…
¿Un final? … ¿O un buen comienzo?… Shhhh….
 

Tepic en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Racó de Paco

Oh niña… ¿Quieres jugar conmigo?
Voy a usar la cámara… ¿Quieres jugar conmigo?

Tomaré fotos de nuestra lucha… 

¿Que?…. ¿prefieres un vídeo? 

Oh niña… Veo que quieres jugar conmigo

En medio de la noche… Si, niña…

Inmortalicemos el momento…

Tus vecinos ya lo han hecho…

Aburridos en su triste relación nos grabaron cuando nos comíamos en el balcón. 

Ahora lo haremos para nosotros….

¿Quieres jugar a este sucio juego?

Tan sucio como un beso. 

Tan sucio como el amor. 

Se que quieres jugar conmigo

Tan sucio como un orgasmo…

Desbloquearemos el siguiente nivel. 

Hagamos un magazine…
El ojo de cristal de la cámara nos mirará y brillará de excitación. 

¿Quieres jugar conmigo?

Si niña…ajustemos el balance y la Exposición . 

Hazlo como tu sabes…

Un trio… La cámara, tu y yo!!

Tal vez deberíamos desnudarnos…

Uhmmm…. ¿De dónde sacas tanta belleza?

No te salgas del plano… Muévete como tu sabes. 

Después lo editaremos y buscaremos el aura de tu sexo. 

La energía de tu amor. 

Oh niña… Estamos a contraluz. 

Nadie nos reconocerá. Tan solo tu y yo. 

No… No estoy loco… 

No… No estoy excitado…

Simplemente me tienes locamente recalentado. 

Bésame mientras crezco para ti.  

Bésame mientras te abres para mi.  

¿Quieres jugar conmigo?

Horas de grabación sin un instante borroso. 

Horas de pasión sin otra luz que la de tus ojos. 

Tu lengua me ha recorrido por completo. 

Y yo he corrido por y para ti. 

Hemos corrido juntos y estamos empapados. 

Tu de mi y yo de ti. 

Luego nos veremos en 5 pulgadas. 

Luego nos veremos en formato de video. 

Luego nos comeremos entre risas. 

Uhmmmm… Te estas soltando… 

Miras a cámara… La sonríes con la boca llena. 

Miras a cámara… Y de tus labios rojos asoma un hilo con mi sabor. 

 


Me miras… Subes y me besas… Compartiendo lo que tanto te gusta. 

Uhmmm niña… Me gusta como juegas. 

Uhmmmm niña…. Se te da bien jugar sin reglas. 

Ahora siéntate. Siiiii… Aquí… Frente al objetivo…

Ahora siéntate… Siiiii… Ahora vuelvo…

Quiero explorar tu volcán 

Ahora siéntate y abrásame los labios. 

Quémame la lengua. 

Déjame gozar con tus erupciones. 

Uhmmm… Siiii… Una, dos, tres, cuatro…

Uhmmm me encantas…. Quiero más. 

Uhmmm…. Siete, ocho, nueve…
Noooo…. No pienso parar. Se que ya no puedes más 

Pero insaciable es mi lengua e inagotable tu manantial de fuego. 

… Vaya…!!!
¿Te digo un secreto?
Olvidé pulsar el botón de REC….
Tendremos que empezar de nuevo. 
Oh niña… ¿Quieres volver a jugar conmigo?

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando

Quiero agradecer a sexticle su precioso dibujo que además de haberme cedido desinteresadamente, me ha permitido censurarlo. 

En “Colaboraciones Especiales. Click aquí” podéis ver el dibujo original. 

Aquí dejo también el enlace a su blog que seguro os parecerá erótico y sensual. 

https://sexticles.wordpress.com

Oropesa del Mar es conocida en España por su “Ciudad anexa…Ciudad de vacaciones… Marina D’or” que con su Balneario de agua salada y sus jardines y hoteles, hace las delicias de turistas rusos, ingleses, alemanes y como no, españoles. 

Pero no es conocida por su gran gastronomía. Y no es conocida por que la gastronomía de la provincia de Castellón, en la Comunidad Valenciana aun siendo tan variada como la que más, es maltratada por sus hosteleros.

Durante muchos años atrás y también en el presente, han explotado el turismo del “veraneante” y no el turismo del “turista”.

Han basado las cartas de sus restaurantes en platos de comida rápida… Calamares, Chopitos, Patatas con diversas salsas, paellas prefabricadas… Y un largo etcétera de fritangas. 

Recorriendo sus restaurantes se pueden encontrar paellas que ni ellos mismos se comerían… Saben que muchos turistas, sobretodo ingleses, no las han probado nunca Bien Hechas y piensan que no sabrán diferenciar si tiene calidad o no.

Menos mal que siempre es posible encontrar a alguien como Paco. Un restaurador que lleva muchos años arriesgando por una cocina de calidad y creativa incluso en su decoración y trato al cliente. Bueno… Más o menos.

Y para ello hace casi 20 años creó  el rincón de Paco… “Racó de Paco” dicho en su lengua. 

   

Llama la atención al entrar el recibimiento por parte de los camareros. Formal y cercano al mismo tiempo. Y como no, llama la atención la separación entre mesas.

Unas vaporosas cortinas sirven para crear intimidad a la vez que confieren al espacio una estética nocturna incluso en horario en el que el sol aun domina el cielo Mediterráneo. 
  

  

Normalmente me llevan a los restaurantes de los que hablo en placeroral… y después busco el enlace de Tripadvisor para poder insertarlo aquí. Pero en esta ocasión fue al revés. 

No queríamos ni Fury-chan, ni yo, comer fritangas. (Muerte a las freidoras) y buscamos en Tripadvisor el mejor restaurante de Oropesa del Mar, según su catálogo.

Y así fue como apareció “Racó de Paco”

No dudé en reservar para cenar cuando leímos que tenían sashimi de Atún rojo.

Solo hay que ver la foto para entender lo bien que lo pasamos degustando el atún. Las algas y cebolla caramelizada, el aguacate haciendo equilibrios y la salsa de mango decorada con flores…comestibles, por supuesto.

Pero… Increíble… No había wasabi…!!! 

Preguntamos a Paco, y nos respondió que ya le costaba muchísimo que sus clientes, casi todos habitantes del pueblo y no tanto turistas, comieran atún “crudo” como para además ponerles wasabi. Nos contó que la gente se dejaba el wasabi sin tocar y que aunque trato de suavizarlo convirtiéndolo en mahonesa de wasabi, no lo probaban e iba de vuelta a las cocinas.

En mi caso lo que envíe a la cocina sin prácticamente tocar fue el mango. Atún y mango no parecen llevarse muy bien, al menos en mi paladar. 

Aun así, delicioso el atún aunque para poner otro pero… Tuvimos que comerlo con tenedor. Efectivamente, no había palillos.

Si doy un diez a este plato es porque en realidad es un doce menos dos negativos por la falta de wasabi y palillos. 

Joooo el atún con tenedor es como el café en vaso de plástico. Como hacer el amor viendo la televisión. Joooo… No sabe igual.
  

Luego habíamos pedido Pulpo de roca a la brasa. Yo esperaba un tentáculo a la brasa y me sorprendía la presentación del plato.

Aprovechando que Paco pasaba por allí, le dije que si el proceso era cocción, corte y brasa y me respondió que si dándome una larga explicación alegando que el pulpo de roca no es igual que el que pueda comer por ejemplo en las costas gallegas.

Estaba muy bueno. Pero yo habría preferido cocción, brasa y ya me lo corto yo. 

Confieso que soy un pésimo cocinero, pero creo que el pulpo habría estado más jugoso si no se corta antes de brasearlo.

Claro que siguiendo mis directrices, ningún cocinero innovaría. Así que no me hagáis mucho caso cocineros del mundo.
  

Para terminar, pedimos quesos calientes de la zona. No era nuestra elección, queríamos carrilleras de cerdo en salsa. Sin quererlo, convertimos este plato en el postre. Deliciosos quesos, eso si. 

Fue Paco el que de una forma tal vez un poco arrogante nos sugirió primero, y nos cuasiobligó después a elegir este plato. 

Tras la charla acerca del pulpo, no quise decirle que el queso presentado, era un plato más de un menú degustación que de un plato principal. Sobretodo por el pequeño tamaño de las porciones. Pero bueno…además…. No quiero que me salga tripita, así que tan contento guarde silencio esta vez.
 

Convertido el queso en postre, lo mejor era tomar un café. Sobretodo porque la noche anterior casi no había dormido gracias a otros placeres y ahora me tocaba hacer 475km nocturnos en coche de vuelta a casa.

Ciertamente…que vida más dura llevo. Ainssss!!

.
Racó de Paco en Tripadvisor click aquí 

.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

El Marinero

Déjame decirte una cosa.
Quiero ser la estrella que alumbra tu sexo.

Antes de que hagamos nada…

Déjame decirte una cosa…

… Cuando me enamoro…

Mi estomago susurra secretos…

Cada vez que me rozas, siento gotas de lluvia cayendo a cámara lenta.

… Cuando me enamoro…

Siento tus caderas moviéndose mas rápido que un tren fuera de control.

… Y llueve… Diossss…Como llueve…!!!

Gota y gota tras gota, agua, agua, agua…

Ven a bañarte conmigo…

Ahoguémonos mutuamente en cada una de estas sensaciones.

Báñate conmigo…

Cubramos al mundo con tu perfume y mi loción 

Déjame tocar tu cuerpo … Hasta convertir el río en océano…

Vestidos solo con nuestros besos… Besos sinónimo de que nada esta prohibido…

No existen los tabúes…

… Cuando me enamoro…

Mi cuerpo tiembla con tu mera contemplación…

…ven…

Te mostrare el significado de la compenetración…

Ven… Pero antes…deja a mi lengua jugar con la “V” de tu amor…

…Cuando me enamoro…

…ven… Abrázame… No te muevas…

Antes de empezar…

¿Estamos solos?

Porque yo estoy a punto de abrir mi corazón.

Es el momento de enviar a la gente a casa y de encender las velas…

Quiero que me entiendas…

Solo busco llevarte hasta… más allá de la satisfacción.

Al sol aun le queda tiempo y la noche va a ser muy…

…muy larga…

Hagamos esta fantasía real…

… Uhmm… Traspasemos lo físico…

Porque… Cuando me enamoro…

Si, lo se…

Seguro que has tenido otros amantes…

Pero déjame decirte una cosa niña…

En mis besos tengo magia.

Y te puedo sacar de tu cuerpo.

Todo esta en tu mente…

Siénteme…

¿Has deseado alguna vez morir de placer traspasando la satisfacción? 

No… No contestes ahora… Mejor cuando estemos solos.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.


Pretencioso como un marinero.

Atrevido y sin dinero.

Hambriento de sed….. 

Me embarque en un barco fantasma. Casi tan fantasma como yo. Tan solo era uno más de los polizones que queríamos aventuras nuevas en las costas del Cantábrico.

Viajaba escondido en el camarote de la Capitana del galeón y fui testigo al principio y coprotagonista después de sus placeres más íntimos…pero no es de eso de lo que escribiré ahora, sino del restaurante donde comí gastándome las pocas monedas que me pago por mis servicios de alcoba.

“El Marinero”. Así se lama el bonito restaurante.

Esta ubicado en el paseo marítimo de Suances. Una localidad no muy vistosa de la costa Cantabra. Santander, España.

Digo, no muy vistosa, porque no tiene una esbelta catedral. Tampoco un casco histórico con castillos y mazmorras donde disfrutar del amor furtivo. Pero tiene unas playas preciosa y unas gentes encantadoras.

Me decidí por “El Marinero” porque tiene una decoración diferente a la de los restaurantes que lo acompañan.

Paredes blancas y columnas negras, sillas coloridas y mesas con una distribución más o menos intima. Sin sobrecargar el aforo.
  

Nada más entrar pregunte a una camarera si tenían mesas disponibles para las 14h y no muy simpáticamente me indicó que esperara. Cuando volvió con la noticia de que si tenía hueco para mi, le pregunte por una mesa en concreto… De una forma menos amigable si cabe, me dijo que no, por lo que tuve que elegir otra. 

También era buena ubicación, cerca de la cristalera que daba al paseo y lejos del tránsito de camareros y demás posibles comensales.

Tras una caminata bajo un cielo encapotado y una temperatura ambiente agradable, volví al restaurante.
  

De primero elegí ” Mejillones en Salsa, como los de mi madre”. Titulo literal. No quise preguntar como los hacia su madre. Temía una respuesta agria.

Cuando la camarera posó el plato sobre la mesa, me sonrió y mirándome a los ojos, me dijo “espero que sean de su gusto. A mi me resultan deliciosos”.

Estuve a punto de preguntarle por su hermana gemela, pero opte por auto convencerme de que durante mi paseo, alguien o incluso ella misma, habían pulsado en su botón de reset o bien se había puesto en “modo” amable.

Efectivamente, los mejillones estaban deliciosos y me dio pena comerme el ultimo.

  

Claro que sabiendo que el segundo plato era “Atún Rojo de Almadraba con Champiñones Kimuchi-Nomoto y Salsa Ponzu”, enseguida mi paladar se preparó para mi pescado preferido.

La presentación era diferente a como me lo han mostrado en otras ocasiones. 

Ya había avisado que el atún rojo a la plancha me gusta sin plancha. Con que en la cocina le digan al atún… Atún, esta es la plancha. Plancha, este es el atún… Es más que suficiente. No necesito que intimen demasiado. Basta con un pequeño saludo vuelta y vuelta.

Afortunadamente la pseudo borde camarera, había trasmitido mis deseos a la eficiente cocina de “El Marinero”

Espectacular el atún.
 

Y para terminar… La gran sorpresa. La traca final. El orgasmo con suspiro final, tan difícil de encontrar. 

Me deshice en la silla cuando lo pusieron ante mi. “Tarta de tres chocolates texturizados apoyada en helado de mango”

Pensé que tal vez la tarta ya sabia que era yo quien iba a disfrutarlo con mis labios, con mi lengua. Era yo quien iba a acariciarlo contra mi paladar. Yo…quien iba a excitarse al saborear sus matices, sus sabores, sus jugos.

Debía ser así. Debía saberlo y por eso se maquilló y se puso guapa. Y ahí estaba…vestida con su blusa blanca a rayas y sobre unos zapatos de cristal. Normal que debiera apoyarse sobre el mango. Helado de mango, tan naranja como el sol de un romántico atardecer. 

No pude evitar acordarme de “Mía” y quise enviarla un poco por uno de los más conocidos agujeros de gusano. Pero soy débil. Decidí comérmelo y después contárselo.

Exquisita, sensacional, impresionantemente apetitosa tarta de chocolate.

Web de El Marinero click aquí 
El Marinero en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados