La Orza

Egoísta,… egoísta…. Soy un egoísta.

Quiero hacer mías,… tus sabanas. 

Quiero que tus suspiros y jadeos me pertenezcan.

Que tu mirada solo me busque a mi. 

Que yo,… sea el único que te desnude.

Quiero que al ducharte… Mientras recorres tu cuerpo con tus dedos,… pienses que son los míos.

Quiero ser tu cena,…que me veas en tu copa. 

Quiero ser quien te abriga en la cama. 

Quiero ser tu somnífero… Darte buenas dosis del mejor somnífero que existe. 

Quiero ser quien te abrace,… Mientras sueñas… Mientras sueñas conmigo. Si…. Claro que si…Quiero también tus sueños. 

Seré tu despertador. Quiero ser quien te saque de la inconsciencia y darte el mejor despertar.

Quiero ser tu desayuno,… antes de desayunar…

.

Mío, mío, yo, yo,… Soy un egoísta.

.
He repasado todas las fotos… 

Todas las que aún no hemos hecho. 

Todas las que quiero que hagamos juntos…

Las quiero,… todas en mi carrete. 

Tu, Mia, yo, mío… Presumir de carrete. Presumir de ti. ¿Quién es esa chica tan guapa con la que vas?… ¿No la reconoces?… Eres tu. 

Tu, que eres Mía… Mia… 

Gracias,… por haber estado conmigo.

Gracias,…por cada día desde que te conocí.

Gracias,… incluso por los días que no nos vemos.

Eres Mía… Mia…

.

(Yo)…Quiero tu ropa interior enredada entre mis dedos.

(Yo)…Quiero tu pelo suelto para poder agarrarlo como un troglodita.

(Yo)…Quiero arquear tu espalda.

(Yo)…Quiero entrar en ti…

(Yo)…soy un egoísta.

.
Disfrutar comiendo contigo, cenando contigo…

Hacer el amor cada noche…con cada amanecer…con cada atardecer…

Disfrutar acariciando tu piel… Tu corazón. 

.
Soy un egoísta lo se!!!!

.
Por querer todo tu placer. 

Por ansiar tus fantasías. 

Por comerte los ojos al leerme. 

Por querer tus comentarios. 

.
Soy un egoísta sin remisión. 

.
A ti, que me lees…

A ti, que te gusta el placer de complacer…

A ti, que sin conocerte, me ilusionas…

A ti, que te ilusiona conocerme…

Si… Si… A ti… Que tienes ángel desde que llegaste a este mundo.

A ti te amo.

Y te quiero para mi.

“… Escasa luz del incipiente amanecer…” Y con esa media frase en mi cabeza comienzo a amarte una vez más 

.
Soy un egoísta. Te quiero para mi… Aunque tenga que compartirte!!

.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando 

Toledo. Ciudad monumental.

Voy poco a poco descubriendo restaurantes con encanto en esta preciosa ciudad.

Furychan quería invitarme a comer y encontró este rinconcito donde sabia que íbamos a disfrutar de una maravillosa carta.

  
Decoración manchega y camareros profesionales y simpáticos junto con su cuidada cocina son sus señas de identidad.

Como aperitivo mientras preparaban los platos que habíamos elegido, nos dieron una salsa de tomate, comino, ajo y algún ingrediente escondido que junto con el pan y la cerveza, hicieron deliciosa la espera.
  
Quien haya leído semanalmente “placeroral” estará más que acostumbrado a ver platos de atún rojo. Mi plato preferido.

Habrá incluso, quien piense que ya canso con este plato… No les culpo. Se que me repito mucho.

Para mi, comer atún rojo es como hacer el amor con alguien que te colma de placeres… Siempre se quiere repetir, sabiendo que siempre te satisfará de la misma forma y de una manera diferente. El atún rojo es como ese amante que siempre te sorprende. Ese, que siempre introduce algo nuevo en su forma de amarte y llena de diferentes matices cada beso, cada caricia, cada orgasmo.

Este plato de atún es sin duda el mejor que he probado nunca… Perfectamente creado. Deliciosamente decorado y lo mas importante de todo. El mejor sabor. El mejor olor y la mejor textura.

Entre el atún, había finísimas capas de hojaldre que en la boca creaban una sensación crujiente que contrastaba armoniosamente con la suavidad del pescado. Estaba, como siempre, macerado con zumo de Lima y soja, pero esta vez, en su justa medida. Sabía a lima, sabía a soja, pero sobretodo… Sabía a atún rojo de almadraba. ” Tartar de Atún Rojo, Aguacate, Salsa de Mostaza y Soja”

Empezábamos nuestra andadura en ” La Orza ” y ya estaba sintiendo el primer orgasmo con suspiro final.

Todo indicaba que esta vez, en Toledo, la degustación seria multiorgásmica.
  
Sin haberme repuesto aun del placer del atún, llego mi segundo orgasmo. ” Solomillo de Buey, salsa de Foie, Pedro Ximenez y Milhojas de Verduras”

Cuando la carne es de calidad, me gusta comerla simplemente bronceada. Una carne tan exquisita me gusta más si tan solo la han dejado tumbarse unos instantes sobre la parrilla.

Y en este caso el cocinero parecía compartir mi gusto.

Cuando vi la milhojas de verduras, pensé que era tortilla de patatas. Solo cuando lo tuve en mi boca y presione la lengua contra el paladar, salí de mi error de apreciación. 

La carne con el Foie hizo que mis hormonas se revolucionarán. Y la milhoja termino por hacerme suspirar de nuevo. Otro orgasmo culinario. Otro orgasmo con suspiro final.
  

  
Furychan, no quiso ser menos y tras sus innumerables suspiros con el atún, y cuando parecía relajarse, descubrió antes sus ojos su plato principal. “Cordero Relleno de Almendras, Pasas y Foie con Salsa de Setas”

Para mi, fue un verdadero placer observar como cerraba los ojos mientras saboreaba el primer bocado. Como se mordía el labio inferior mientras lentamente volvía a parpadear y a inspirar aire por la nariz.

No pude resistirme cuando me ofreció probarlo. Bebí un poco de agua para limpiar mi paladar y poder saborear mejor lo que me ofrecía con su tenedor. 

Estaba delicioso… Me sentí como cuando se hace el amor en una orgía a tres. Ahí estaba yo, disfrutando de las dos delicias que tenía el placer de catar. Primero una. Después la otra y las dos a la vez.
  

Excitadísimo como estaba con tales platos, llego el momento de elegir el postre. Y esta vez el trio fue a costa de un solo postre compartido entre Furychan y yo mismo.

“Chocolate, chocolate, chocolate….” ¿Hay algún postre mejor?

Y con esa pinta…¿quién podía resistirse?

Brillaba con luz propia. Y tras esa capa de chocolate brillante, se escondía un mouse, también de chocolate tan suave y rugoso que me recordó… Bueno, mejor no lo digo.

Tercer orgasmo con suspiro final…
  

Estaba exhausto. Una comida tan multiorgásmica me había dejado sin fuerzas y sin aire.

Menos mal que el restaurante “La Orza” tiene una bonita terraza en la que decidimos tomar el café al aire libre.

Con el café conseguí reponerme. Mi cabeza volvió a mandar sobre mi cuerpo. Mis hormonas comenzaron a relajarse. 
  

  

Parecía que ya podía coger aire con toda mi capacidad pulmonar y decir “Uffffff….”

Pero sorpresa…

La camera apareció con dos vasitos de licor de orujo. Fue el remate final. Difícil de superar.

” La Orza “… Imperdonable visitar Toledo y no disfrutar de sus placeres orales.

  

La Orza en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Anuncios

Estragón 

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Esta atardeciendo ya…

Tu cuerpo es como una esponja…

El mío como un pincel…

Tu piel y la mía un lienzo para pintar…

Juntos sobre tu cama nos llenaremos de color.

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Que placer recorrer cada rincón de tu anatomía…
No estamos locos… O si?

Desnudos sobre tus sabanas.

Maquillaje de colores… Voy a pintarte.

Maquillaje de colores… Vas a pintarme.

Me gusta que me mires mientras escondo tus botoncitos bajo el negro del betún.

Me gusta que me mires mientras ilumino tu ombligo bajo el rojo de la amapola.

Sábanas blancas…blancas por ahora.

Esta vez mi lengua no podrá recorrerte. 

Esta vez lo haremos de forma muy diferente.

He tenido suerte al llegarte a conocer.

Uhmmm si… Niña…Te voy a decorar para inmortalizarte en mi corazón.

Uhmmm si… Niña… Me vas a mejorar para ser digno de tu corazón.

Pincel, esponja, maquillaje….

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Manchare tus clavículas en blanco. 

Tus caderas las pondré en rosa.

Mírate…mírate…

Uffff…no soy un gran pintor. 

Es difícil concentrarse intentando decorarte, si es a tus ojos a los que no dejo de mirar.

Mírate…mírate…

Uffff…no podría haber quedado peor…

Borracho de tu mirada. Colocado por el aroma de tu piel.

Goya, Picasso, Dalí… ¿Cómo lo conseguirían?

No tenían frente a si, la preciosidad que tengo ante mi.

No tenían tu sensualidad en sus manos.

 Uffff… Creo que va a ser mejor que nos entreguemos a nuestros deseos.

Si… Es mejor que nos abracemos sobre tus sabanas blancas… Blancas por ahora.

Siiiii… Así… Manchando toda tu habitación con el maquillaje.

  

Siiiii… Así… Manchando la almohada con los colores de nuestro sexo.

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Wow…pintas mucho mejor que yo. 

Me gusta el calor de tu esponja sobre mi piel.

Tu esponja… Dios mío!!… Con que suavidad la deslizas sobre mi cuerpo, sobre mis labios…

Tu esponja… Wow…!!!… Tan húmeda y llena de colores…

Precioso… Te ha quedado precioso.

Pero nuestro arte es efímero.

Arte de una sola noche.

Una noche basta para hacer juntos lo que la mayoría no llegara a hacer nunca.

Una noche es suficiente para amarte con mi propia piel.

Una noche es suficiente para gozarte,… llenandote con mi amor.

Una noche… Solo una noche, en la que dará tiempo incluso a dormir.

Solo unos minutos… 

Y después…

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando 

 

Tras una mañana de duchas sucesivas, tocaba experimentar nuevos placeres.

Así que nos encaminamos hacia la Plaza de la Paja, en Madrid.

Allí entre muchos restaurantes, se encuentra “Estragón”. Un bonito restaurante vegetariano.

Ir a un vegetariano era una buena forma de seguir disfrutando de tan colorida noche.

Además nos sorprendimos de la excelente atención de los camareros y de sus explicaciones en cuanto a los platos.

El ladrillo de sus muros sirve de decoración. El ladrillo es algo muy típico en el Madrid más “castizo”… En el denominado “Madrid de los Austrias” 
Elegimos comer el menú del día. Siempre he pensado que se come mucho mejor en los restaurantes en los que los platos del menú del día, están en la colección de platos de la carta. 

De poco sirve que la carta sea estupenda si luego en el menú solo tienen macarrones con tomate y arroz a la cubana (estilo español… Arroz blanco con tomate frito por encima)

 

De primero tomamos una crema de verduras. En realidad era de una verdura en concreto, pero no recuerdo bien si era de espárragos o de otra igual de suculenta. La tomamos fría y estaba deliciosa. Durante la degustación, cucharada a cucharada, no pudimos evitar comentar la noche pictórica que habíamos tenido unas horas antes. Las risas eran interminables. Lástima que la crema de verduras llego a su fin en un santiamén
  

De segundo plato me atreví con la hamburguesa de lentejas rojas. El nombre me asusto un poco porque no soy un gran aficionado a las lentejas. En realidad no soy muy aficionado a las legumbres. Pero el camarero me convenció cuando me dijo que para comerme las lentejas de la hamburguesa, no necesitaría una cuchara.

Me sorprendí muy gratamente al ver el plato. Y más aún al darle el primer bocado. Sabor muy rico. Lleno de matices. La masa de lentejas, había sido macerada con hierbas aromáticas y con tofu. Todo el conjunto tenía una textura suave y compacta al mismo tiempo, como si lo hubieran preparado con carne picada.  

Los pimientos asados y los pimientos de Padrón, junto con las patatas fritas, terminaron por convencerme de que mi elección fue la correcta. Ya, ya… Es cierto. La elección fue inducida por el camarero.
  

Mi preciosa acompañante eligió calabaza. Bien pensado porque así podíamos compartir sabores diferentes. Como no somos vegetarianos, pedimos este plato acompañado de huevos. Los restaurantes vegetarianos puros son para puristas… Y yo… Soy todo menos puro o purista.
  

Este plato está más rico según se va comiendo.

No se ve la calabaza hasta que le fuimos desnudando. Primero se le quita el velo blanco. Después la lencería de verduras y champiñones. Cuando, sutilmente todo ese halo de ternura ha sido apartado o degustado… Aparece el erótico color de la calabaza. A mi me lo parece al menos. Claro que también lo son los tomates y las peras, y las manzanas y los melones, y los higos y las papayas. No diré nada de las zanahorias y los calabacines…

 

Estragón junto con Yerbabuena, son los dos restaurantes vegetarianos que más me han gustado de Madrid. En Placeroral, no quiero hablar de los que simplemente han servido para comer, sin reportar ningún placer, pero he visitado unos cuantos más. Ninguno por ahora puede ser considerado un Gatillazo. Menos mal. 

Estragón es un sitio donde, si gustas de comida vegetariana, podrás disfrutar de un orgasmo con suspiro final. Gastronómicamente hablando, claro. Lo que hagas antes o después ya no depende de los platos. 

Web de Estragón click aquí 

Estragón en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique. Foto de portada instagram 

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Le Peita

Nada más verte una corriente eléctrica me recorre. 

.
Hasta noto como se me eriza el bello de todo el cuerpo y el calor en mi sexo. Tengo canciones en mi interior que suenan cuando hacemos el amor. A veces hay violines y otras veces… Guitarras eléctricas. 

.
Nunca pensé que te conocería. Alguien tan distinto y tan igual. No creí que existieses. Y aquí estas… Déjame disfrutarte mientras te quedes… Hasta que partas.
No eres humana, ya lo se.
Este mundo no es para ti,… llévame contigo.

Dime donde y voy a buscarte… en mi coche.

No hará falta que la luz sea tenue, no podré esperar a la puesta de sol. No es necesario que el cielo sea gris y amarillo. Tan solo quiero gozarte… en mi coche.

.
Recrearemos la noche en un subterráneo de un centro comercial. Un hotel sobre cuatro ruedas. Una cama con respaldo. Un techo abuhardillado. Ventanillas ligeramente abiertas y un volante como perchero. Te voy a amar en mi coche. Ámame… en mi coche.

.
Bajando por la rampa buscare en el dial, la música de tus suspiros.
Parking público. Ticket en mi mano. Barrera levantada… Te voy a amar… en mi coche.

.
Me gusta como miras la forma en que manejo el volante. Observas mis dedos dirigiendo tal y como deseas que dirija tu piel. Busco un sitio donde no seamos molestados mientras me llevas a tu paraíso. Mientras exhalamos amor por nuestras bocas. Tu aliento en mi boca. Tu sudor en mi pecho.

.
No se aun como lo consigues… Hacemos el amor… en mi coche… y parece que sea una nave espacial. Hacemos el amor… en mi coche y todo huele a mar.
No se como lo consigues… Hacemos el amor… en mi coche y parece una suite nupcial. 

 
Tus orgasmos me enloquecen…no hay mucho sitio para moverse… Tan solo nuestras caderas parecen ser ajenas a la falta de espacio. Tan solo nuestras caderas no deben haberse dado cuenta que el asiento de atrás de mi coche no es un hotel de 5 estrellas. 

Tu preciosa cabeza se golpea contra el reposabrazos lateral. Tus pies contra el cristal. Tus gritos se hacen cada vez más potentes y me nombras en cada embestida. Mis besos no consiguen silenciarte, ni quieren. Mis besos buscan tu aliento, el ritmo de tu respiración. El ritmo que quiero alcanzar para darte lo que ya me suplicas…

Y justo cuando te daba lo que tu llamas… “mi miel”,… … … Aparece el vigilante de seguridad.

.
Si…si… No se preocupe… Ya nos vestimos!!

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando 

Una vez vestidos, arrancamos el coche y pusimos rumbo a Saint Jean de Luz. Tan solo había 504 kilómetros desde Madrid. Un suspiro en mi coche. 

Llegamos justo para comer. Dos milésimas de segundo para llegar y 20 min para aparcar. Pero allí estábamos sentados en una coqueta mesa del restaurante “Le Peita”.
Saint Jean de Luz es realmente bonito… Y caro. 

Su casco histórico esta plagado de restaurantes que anuncian cocina vasca. Vasca pero afrancesada claro. No en balde a la zona le llaman el País vasco francés.

Entre todos los restaurantes, elegimos Le Peita porque es pequeño y aún así observamos que había dos personas en la cocina y otras dos atendiendo las mesas. 

Cuando digo pequeño, me refiero a pequeño. Conté 20 comensales y no quedaba una sola silla libre.
  

De primer plato quisimos probar los mejillones, “Moules l La Peita”. Muy ricos. Los prefiero al estilo gallego o incluso belga. Uhmmmm que ganas de ir a Bruselas… Pero con mantequilla también están deliciosos.

Para beber una simple cerveza muy comercial y barata. Viajar a la velocidad que lo hago gasta mucho combustible y agota mi presupuesto. Esta vez pagaba yo. A cambio, mi compañera venusiana había pagado el parking del centro comercial.
  

De segundo plato nos decidimos por bacalao “Morue grillée à l espagnol”. También muy bueno.

Y además con tanta guarnición que me fue imposible comerlo entero. Tuve que hacer espacio en mi estomago de la misma manera que se borran archivos en un teléfono móvil si quieres continuar haciendo fotos. (Subiéndolas a la nube).

Había que decidir si tomábamos postre o café, y nos decidimos por el postre porque ya habíamos visto una Terracita típica francesa donde queríamos tomar un café antes de volver a Madrid.

 

Queso con mermelada de frambuesa. Fue la elección. No se que variedad de queso era pero no estaba mal y la otra opción era helado. Llovía bastante y el helado se me antojo menos apropiado.

Una vez degustados todos y cada uno de los platos, apuntamos a Madrid. GPS posicionado. Palanca de caja de cambio en posición “D”.(supongo que significa “D” camino a casa) y música de Prince para amenizar los milisegundos del viaje.

Estábamos deseando llegar a Madrid para pintarnos sobre las sabanas.
Le Peita… Un lugar muy recomendable en una ciudad muy, muy recomendable. 

Le Peita en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Mr. Frank

Nuestras noches en vela…

Caminando por la senda del placer. 

Muy larga ha sido la espera. 

Sin saber lo que quieres hacer. 


Suena música de los ochenta. 

Abres la puerta y me recibes con un beso.

Excitante la noche se presenta. 

Creo que hoy disfrutare de tu sexo. 

Te rozo una mano, te rozo el cabello

Te rozo los labios y ya quiero más.

Y ya quiero más y tu quieres más

Y tu quieres más… 

No podemos esperar y ahí en el suelo queda tu vestido.

y yo aun vestido ya no puedo más…Ya no puedo más…

Y te como a besos y me arranco la camisa.

Lo hago a toda prisa y la mente se me eclipsa

y suenan las campanas 

Es domingo y hoy hay misa. 

Ave María purísima. Que el pecado sea contigo

Santificado sea tu nombre. 

Y que tu vientre goce conmigo. ….

Atrás quedó el vestido, atrás el pantalón.

En el suelo tus zapatos junto a mi cinturón. 

Quiero morder tu cuello pero ya estas en el suelo

Quiero cogerte en brazos, y hacerlo yo primero. 


Ven aquí mi amor, ven aquí mi amor….

Que el suelo, ya lo sabes,

quemara tu piel con toda esa fricción. 

Ven aquí mi amor… 

Esto es mas blandito y solo arderás con mi adición. 

Que sofá más rico…

Que sofá más rico…

Tu ropa y mi ropa, nos mira desde el suelo

Tu boca y mi boca, juegan en el cielo. 


Ya se lo que quieres y te lo voy a dar

Aun quedan ocho horas antes de trabajar

Usaremos sólo siete. Luego a desayunar 

No quiero que tu jefe te note naaaa!!!!


Me gusta verte ansiosa, notar tu excitación.

Te mueves suavemente, como una gata en celo

Y me siento deseado, a punto de caramelo

Con el olor de tu sexo, comienza la función. 


Quiero recorrerte… Muerdo tu cuello

Gritas mi nombre y beso tu piel. 

Gimes de placer, te acaricio el cabello 

Quiero recorrerte, llegar hasta tus pies. 


Beso tus axilas, vuelves a gemir. 

Mi lengua dibuja el contorno de tus pechos

Beso tus pezones,… Vuelves a gemir. 

Subo tus montañas. Escalo tus repechos. 

Solo mis dientes y mi lengua entran en acción

El resto de mi cuerpo, espera la ocasión 

Desciendo por tu vientre que se hincha de excitacion. 

Mi boca es un manantial que riega todo a su paso

No puedo reprimirme, no disimulo mi ereccion. 

Jugando con tu ombligo, el tiempo se hace escaso. 
Suena “Radio Futura”… 

🎵Dicen que tienes veneno en la piel…🎵

🎵Y es que estas hecha de plástico fino….🎵

🎵Dicen que tienes un tacto divino…🎵

🎵Y quien te toca, se queda con el…🎵

En busca de ese veneno voy

Si preciosa… No será necesario que me empujes.

Uhmm preciosa… Ya puedo olerlo… Se donde lo tienes…

En busca de ese veneno voy. 

Oh My God!!! Mi jugosa boca parece seca comparada con la humedad de tu frasquito envenenado.

Oh Dios mío!!!! He dado con la tecla, te abres para mi.

Que licor tan delicioso. No pararé de beber hasta provocar en ti cascadas envenenadas.

Emborracharme de ti, bañarme en ti, bucear en tus profundidades. Todas para mi. 

Quiero tu sabor. Tus sabores. Tus olores. Quiero tu jardín.

.
Te veo morder tus dedos…tus brazos…tus cojines… 

Te veo ahogando tus gemidos…veo como te retuerces de placer…

Maldita sea…!!! Libera tus labios..

Quiero oírte.!! Quiero gozarte…

Sujeto tus brazos por las muñecas junto a tus caderas…

Siiii ahora te tengo…

Te tengo. Eres mía…

Te voy a hacer gritar…

Dibujo círculos…juego con tu botón. 

Dibujo subiendo y bajando…juego con tu ignición. 

Dibujando ochos…quiero encenderte. 

Presionando, succionando, liberando, acelerando…

Mi lengua baila funky al ritmo de tu respiración. 

No aun no…no te dejes ir aun. 

Quiero que acumules energía. 

Quiero una explosión que te deje después a mi merced. 

Dibujo círculos. Uhmmmm que sabor!!!!

Golpecitos… Con mi lengua. 

Contracciones…en tu espalda

Mis manos en tus glúteos. 

Las tuyas apretándo mi cara contra ti.

Y gritas…. Y Gritas….

Oh siiiiii que bueno…. Que se entere todo el mundo de lo que somos capaces de hacer…

Intentas separarme,…no te dejare…intentas arráncarme…no te dejare…intentas despegarme…no lo permitiré… Ahora eres mía…

Y yo quiero más…y yo quiero más…

Tus manos se relajan…te vas a desmayar….

Mi boca, mi cara, mis ojos, mis manos… Inundadas de veneno. 

Me relamo… Te dejas caer sobre el sofá. 

Estas dispuesta a relajarte….

Pero tengo algo para ti….

Esto no ha hecho más que empezar…

“Divina estas…preparada para el baile”

Ven… Vamos a tu cama… Tu sofá esta muy mojado. 

Aun quedan 5 horas. Y ya sabes… 

El desayuno puede esperar.  

 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo este inventando

“Te invito a cenar” Eso me había dicho Marmayan.

“Quiero darte una sorpresa, y tal vez puedas escribir en el blog sobre el sitio” Eso me había dicho.

Quedamos en “Las Cortes” al pie de los Leones. (Congreso donde se reúnen los gobernantes Españoles).

No sabia donde me llevaría pero me presenté con ilusión. 

Era todo un detalle que quisiera celebrar su cumpleaños conmigo invitándome a cenar.
La sorpresa fue mayúscula cuando me dijo el nombre del restaurante. Mr. Frank estaba en la lista de “Gatillazos”. Uno de los restaurantes que había tachado de impresentable por no cumplir mínimamente con las expectativas que vendían en su web.

Pensé en callar, pero la risa me pudo. 

Y allí cogiendola de las manos, le dije… ¿De verdad lees Placeroral? 

Claro, ¿porque lo dices? ¿Ya has estado?

Es uno de mis Gatillazos.

  

Su cara era un poema. Sus mejillas se sonrosaron y me recordó a un Bello atún rojo. 

Ya, ya…. Lo se… Debo estar enfermo. Pero el atún me pierde.

Nos encaminamos a Mr. Frank y pasamos de largo.
“He reservado pidiendo una mesa intima.” Me susurró.
No me quedó más remedio que dar la vuelta… y entramos.
Todo estaba igual que lo recordaba, solo que esta vez, el mismo camarero que me había desatendido la vez anterior, se mostró súper amable.

  

La mesa era ciertamente la más íntima del restaurante. Y más intima la hicimos nosotros al cambiar los cubiertos de sitio. Los habían situado uno frente al otro, pero eso todo el mundo sabe que solo sirve para ver la campanilla del otro y para hacer piecitos bajo la mesa.

Poca cosa para las placenteras ideas que llevábamos los dos, aunque fueran ciertamente intenciones veladas. No confirmadas.

.
  

Y así, sentados uno al lado del otro recibimos la carta del restaurante de manos de un sorprendido y estupefacto camarero.

Para beber… vino blanco… Un Verdejo aromático, con cuerpo pero suave. Ideal por su acidez que contrastaría seguramente con el dulzor de quien me acompañaba.
El aperitivo que nos colocaron en la mesa cuando elegimos los platos que degustariamos, junto con el pan de semillas, nos sirvió para ir rompiendo el hielo.
Llego el “Risoto de Boletus con Queso Idiazabal a la Trufa.”
Habría sido perfecto porque su sabor era exquisito. Habría sido perfecto para mi, pero resulto que quien me miraba con sus preciosos ojos azules, casi violetas,… es una gran entendida en setas. Y sorpresa… No eran boletus. Era otro tipo de setas y aunque estaba buenísimo, el hecho de saber que no eran la variedad que decía la carta, le quitada puntos al restaurante.

(Positivo por camarero amable contrarrestado por la falsa de los boletus) 

.
  

Llego el segundo plato mientras brindábamos por su cumpleaños… Brindábamos y algo más… Por lo cual el camarero se excusó al interrumpirnos mientras posaba el “Tataki de Atún Rojo con sésamo y salsa de wasabi”

Ninguna pega a este plato. Delicioso. Presentación decente, y calidad del Atún suprema. Enseguida me olvide de los no-boletus y empece a sentir pánico al ver como desaparecía tan rica carne roja de la pizarra que hacia las veces de plato. 
Se ha puesto de moda la pizarra. Estoy seguro que en más de una cantera están haciendo el agosto. 

El restaurante se iba llenando de gente y aún así nuestra mesa seguía siendo intima. Lo que aproveche para hacer una pausa con el atún rojo y degustar sus labios también rojos. Sabían a Verdejo y olían a atún mezclado con su aroma natural. 

La noche prometía. Mi sangre,…,creo que es roja,… comenzaba a fluir con mayor velocidad. 

“Se nos va a enfriar el atún, como no sigamos con el” dije.

“Pero si el atún es un plato frío” me dijo.

“Bueno, da igual, el que tiene que enfriarse soy yo” le dije sonriendo, y me besó otra vez..!!

“Uhmmm….” Sentenció.

.
  

Habíamos dado cuenta del atún entre los dos y ella además ya había apurado su copa de vino, mientras yo solo le había dado un par de sorbos, cuando llego el “Magret de Pato Lasqueado con Cebolletas Glaseadas y salsa de Naranja Amarga”

“¿Pido otra copa?” Dije.

“Mejor agua, la noche es larga”

Lo habíamos pedido poco hecho y así lo presentaron. Casi nos lo comimos templado por culpa de nuevos y continuos juegos amatorios, casi sexuales que pasaban desapercibidos a los demás comensales, pero que a nosotros nos abrían el apetito aún más.

Este plato lo recomiendo a todo aquel que pase por Mr. Frank.

Impresionante el contraste de sabores y tierna y sabrosa la carne “roja” De pato.

.
  

Finalmente he de sacar a Mr. Frank de la lista de Gatillazos y colocarlo en recomendable. 

Tal vez si no hubiésemos elegido el risoto, habría sido muy recomendable, pero oye, creo que de un Gatillazo a un orgasmos con suspiro final hay demasiada diferencia.

.
 

Decidimos no tomar postre y convertirnos a nosotros mismos en ese plato final. Pero eso,… no lo comeríamos en Mr. Frank

Pagó ella tras desestimar los chupitos de licor que nos ofrecieron y nos fuimos en busca de ese suspiro final…

Mr. Frank en Tripadvisor click aquí

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados