Calle 30

“Te diría que lo vi venir, que sabía lo que traería ese mensajero cuando llamó a mi puerta…pero te mentiría. Nada me hacía esperar ese “envío”.

Esa tarde llovía, como cada una de las tarde de esa semana. La melancolía envolvía el ambiente. Melancolía y algo más….mmmm. Sóla en casa las horas pasaban, llevaba días sin salir de casa. Era un continuo ciclo de casa al trabajo, del trabajo a casa…solo los breves momentos que él me dedicaba me sacaban del tedio…y de qué manera! Esa tarde le necesitaba, necesitaba sus palabras, sus caricias, su cuerpo, sus besos.

🌷-Hola, chiquillo
✨-Hola, preciosa. Qué tal tu día?
🌷- Un poco de todo, un poco de nada. Te echo de menos. Qué tal tu jornada?
✨-Cansado, pero preparándome para salir. Voy a darme una ducha…me acompañas? 😉
🌷-Mmmmmm….Me dejarás frotarte?
✨-Te dejaré hacer conmigo lo que quieras. Te deseo, chiquilla
🌷-Después tendré que frotarme yo contra tu cuerpo.
✨-Uhmmmmm, me estás excitando mi niña.
🌷-Mis labios serán la esponja que recorra tu cuerpo y mis manos el agua que te bañe.
✨-Como te deseo. Quiero que tu olor me perfume.
🌷-Mi lengua recorrerá tu sexo para que mis labios lo abriguen después….fuerte y lento.
✨-Wow, mi niña, me excitas con solo dos palabras…
🌷-Estoy en ti…y quiero que estés en mi.
✨-Estás siempre en mi, cielo.
🌷-De rodillas, frente a ti, mientras el agua cae. Déjame libar tu miel.
✨-Me gusta verte a mis pies, mientras me abrazan tus labios. No hay mayor placer.
🌷-Te quiero completamente dentro, todo tu, todo en mi.
✨-Mis caderas se balancean para dártelo todo, mi amor. Pero para, no quiero que esto termine aún. No quiero darte mi miel hasta no haber estado dentro de ti. Sube, mírame a los ojos, bésame….y déjame hacer.
🌷-Mmmmmmmm….soy tuya, niño.
✨-Te cojo en volandas mientras me besas. Mi pájaro encuentra su nido dentro de ti con facilidad. Uhmmmmmm….como me abrazas.
🌷-Me aprieto contra ti, me aferro a tu cuello mientras tú marcas el ritmo…..oohhhhh. El placer me inunda.
✨-Primero quiero hacerte el amor. Deseo sentirte lenta y profundamente. Deseo amarte como nadie antes lo hizo.
🌷-Mmmmmmmm……succiona mis pechos, mi niño…..me excita tanto cuando lo haces.
✨-Qué placer, mi niña. Mi pájaro ya no es tal….ahora es un toro que quiere embestirte con furia.
🌷-Hazlo, por favor. Sé mi ariete si lo deseas. Derríbame
✨-Sí, sí, síiiiiii. Siénteme como yo te siento. Azótame, espoléame.
🌷-Lo hago y te aceleras. Cada vez más fuerte, cada vez más rápido….no aguantaré mucho más, mi amor.
✨-No lo hagas, ya estoy a punto para ti….Despeguemos juntos, mi vida!!!
🌷-Siiiiiiiiiii….tu piel golpea mi perla escondida mientras me embistes…..mmmmm….no puedo contener el placer que hay en mi….mi manantial quiere desbordarse.
✨-AAAArrrrrgggg, mi amor, déjame inundarte no aguanto ni un segundo más.
🌷-Hazlo, por favor, hazlo yaaaa!!!
✨-Ooooohhhhhhhh!!!
🌷-Uuuuuuhhhhhhh!!!
✨-…………
🌷-…………
🌷-Gracias, mi vida. Te necesitaba hoy y no sabía cómo decírtelo.
✨-Gracias a ti. Siempre a ti.
🌷-Corre o llegarás tarde a tu cita.
✨-Uuuiisssss, sí, mi cita. Tengo que dejarte cielo. Hablaremos luego.
 
Allí me quedé, exhausta y húmeda en mi cama, con el móvil en mi mano…y feliz. En verdad ese chico me hacía feliz. Me hacía volar y sentir que todo era posible…aun sin estar junto a mi. Claro que cuando estábamos juntos era aún mejor. Pero nunca antes una ausencia me llenó tanto, unas palabras me hicieron sentir tanto….. Los minutos pasaban y yo no cambiaba de posición…realmente estaba agotada de placer.
Hasta que el telefonillo me sacó del trance.
🌷-Sí?
✉️-Mensajeeerooo!!! Tengo un paquete para usted.
🌷-Suba. – Presioné el botón dándole entrada y preguntándome de qué se trataría.
Sóno el segundo timbre, el de la puerta. Abrí y……Siiiiii, allí estaba él….era real y estaba frente a mi ahora.
Dio un paso hacia a mi empujándome hacia dentro, mientras sus labios me besaban y cerraba la puerta tras de sí. Mis atónitos labios solo pudieron recibirle y sonreír mientras él soltaba un “Sorpreeeesaaa….Al final no he tenido tiempo de ducharme” – Me dijo con una sonrisa picarona.
🌷-Ven, mi vida, acompáñame arriba. El agua está caliente. – Respondí sonriéndole.
Y entonces toda nuestra conversación anterior cobró vida y …el agua corrió de nuevo

Texto escrito por “Mía” en desinteresada colaboración con Placeroral.  

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando

Tras una tarde de placeres con Mía, nos entró un hambre atroz. Y es que el sexo es muy divertido pero también consume mucha energía. Decidimos salir a la calle para cenar. A Calle 30, para ser exactos. (Recomendado en el blog de Laura. https://portodoloalto.wordpress.com No dejéis de visitarlo.)

En el barrio de Malasaña, en el centro de Madrid, a escasos 200 metros de la Gran Vía madrileña. En la calle del Pez. Una calle que comienza a estar llena de buenos restaurantes y locales donde tomar un cóctel tranquilamente o de manera más bulliciosa, dependiendo del local elegido. 
    
Como aperitivo junto a las cervezas, nos pusieron las ya célebres tristes aceitunas. Uno de los aperitivos menos elaborados que existen. Pero una vez más, me importó poco ya que necesitaba espacio en mi tripita para lo que pensaba cenar esa noche. 

 
Mientras dábamos los primeros sorbos a la cerveza, me dediqué a observar los materiales con los que habían fabricado los asientos del restaurante. Materiales procedentes de reciclado pero no por eso menos cómodos que si los hubieran sacado de un palacio renacentista 

   

Estábamos riéndonos recordando los placeres disfrutados apenas unos minutos antes cuando ante nuestros ojos aparecieron las “Sardinas Ahumadas con Tartar de Tomate y Carpaccio de Aguacate”. A la vista era un plato muy bonito. En el paladar exquisito. Suave y potente. Olor increíblemente atractivo y sabor excitante. Ideal para empezar a sentir cómo se revolucionan los jugos en la boca y en el estomago. 
  

Tras el primer orgasmo, que nos dejó con buen sabor de boca, llegaron los platos principales…”Atún Rojo Salvaje con Verduritas al Wok y Salsa Teriyaki”. Atún rojo… Como no. Mi adición comienza a ser preocupante… Claro que esta vez, no era yo el que se lo iba a comer. 

  
Noooo…. Esta vez quería carnaza!!!! Carne a la brasa. Carne, carne, carne…. Uhmmmm 

Se me hacia la boca agua al verlo posarse sobre la mesa. Estaba haciendo la foto y tenía que contenerme para no babear. 

Observaba su belleza exterior…su color bronceado, su salitre superficial, sus jugos que chorreaban por todas partes….

No pude esperar. Tenía que hincarle el diente. Tenía que jugar con ella… Jugar con mi lengua… Jugar con ella en mi boca… Devorarla. 
 
Pero lo mejor llegó cuando la abrí. Cuando separe sus carnes y pude ver su color…sus pliegues… Su brillo… Sus humores… 

En ese momento supe que era Mia… Solo Mía. Solo yo me la comería. 

Y así hice… Me la comí enterita… Hasta que no quedó nada de ella. 

  
De postre no había chocolate. Y menos mal porque nos habíamos saciado con creces. 

Apetecía algo ligero. Y allí estaba en la carta… “Sorbete de Limón al Cava con hierbabuena”

Un remate genial para un orgasmo con suspiro final.  

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma.

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Anuncios

La Orza

Egoísta,… egoísta…. Soy un egoísta.

Quiero hacer mías,… tus sabanas. 

Quiero que tus suspiros y jadeos me pertenezcan.

Que tu mirada solo me busque a mi. 

Que yo,… sea el único que te desnude.

Quiero que al ducharte… Mientras recorres tu cuerpo con tus dedos,… pienses que son los míos.

Quiero ser tu cena,…que me veas en tu copa. 

Quiero ser quien te abriga en la cama. 

Quiero ser tu somnífero… Darte buenas dosis del mejor somnífero que existe. 

Quiero ser quien te abrace,… Mientras sueñas… Mientras sueñas conmigo. Si…. Claro que si…Quiero también tus sueños. 

Seré tu despertador. Quiero ser quien te saque de la inconsciencia y darte el mejor despertar.

Quiero ser tu desayuno,… antes de desayunar…

.

Mío, mío, yo, yo,… Soy un egoísta.

.
He repasado todas las fotos… 

Todas las que aún no hemos hecho. 

Todas las que quiero que hagamos juntos…

Las quiero,… todas en mi carrete. 

Tu, Mia, yo, mío… Presumir de carrete. Presumir de ti. ¿Quién es esa chica tan guapa con la que vas?… ¿No la reconoces?… Eres tu. 

Tu, que eres Mía… Mia… 

Gracias,… por haber estado conmigo.

Gracias,…por cada día desde que te conocí.

Gracias,… incluso por los días que no nos vemos.

Eres Mía… Mia…

.

(Yo)…Quiero tu ropa interior enredada entre mis dedos.

(Yo)…Quiero tu pelo suelto para poder agarrarlo como un troglodita.

(Yo)…Quiero arquear tu espalda.

(Yo)…Quiero entrar en ti…

(Yo)…soy un egoísta.

.
Disfrutar comiendo contigo, cenando contigo…

Hacer el amor cada noche…con cada amanecer…con cada atardecer…

Disfrutar acariciando tu piel… Tu corazón. 

.
Soy un egoísta lo se!!!!

.
Por querer todo tu placer. 

Por ansiar tus fantasías. 

Por comerte los ojos al leerme. 

Por querer tus comentarios. 

.
Soy un egoísta sin remisión. 

.
A ti, que me lees…

A ti, que te gusta el placer de complacer…

A ti, que sin conocerte, me ilusionas…

A ti, que te ilusiona conocerme…

Si… Si… A ti… Que tienes ángel desde que llegaste a este mundo.

A ti te amo.

Y te quiero para mi.

“… Escasa luz del incipiente amanecer…” Y con esa media frase en mi cabeza comienzo a amarte una vez más 

.
Soy un egoísta. Te quiero para mi… Aunque tenga que compartirte!!

.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando 

Toledo. Ciudad monumental.

Voy poco a poco descubriendo restaurantes con encanto en esta preciosa ciudad.

Furychan quería invitarme a comer y encontró este rinconcito donde sabia que íbamos a disfrutar de una maravillosa carta.

  
Decoración manchega y camareros profesionales y simpáticos junto con su cuidada cocina son sus señas de identidad.

Como aperitivo mientras preparaban los platos que habíamos elegido, nos dieron una salsa de tomate, comino, ajo y algún ingrediente escondido que junto con el pan y la cerveza, hicieron deliciosa la espera.
  
Quien haya leído semanalmente “placeroral” estará más que acostumbrado a ver platos de atún rojo. Mi plato preferido.

Habrá incluso, quien piense que ya canso con este plato… No les culpo. Se que me repito mucho.

Para mi, comer atún rojo es como hacer el amor con alguien que te colma de placeres… Siempre se quiere repetir, sabiendo que siempre te satisfará de la misma forma y de una manera diferente. El atún rojo es como ese amante que siempre te sorprende. Ese, que siempre introduce algo nuevo en su forma de amarte y llena de diferentes matices cada beso, cada caricia, cada orgasmo.

Este plato de atún es sin duda el mejor que he probado nunca… Perfectamente creado. Deliciosamente decorado y lo mas importante de todo. El mejor sabor. El mejor olor y la mejor textura.

Entre el atún, había finísimas capas de hojaldre que en la boca creaban una sensación crujiente que contrastaba armoniosamente con la suavidad del pescado. Estaba, como siempre, macerado con zumo de Lima y soja, pero esta vez, en su justa medida. Sabía a lima, sabía a soja, pero sobretodo… Sabía a atún rojo de almadraba. ” Tartar de Atún Rojo, Aguacate, Salsa de Mostaza y Soja”

Empezábamos nuestra andadura en ” La Orza ” y ya estaba sintiendo el primer orgasmo con suspiro final.

Todo indicaba que esta vez, en Toledo, la degustación seria multiorgásmica.
  
Sin haberme repuesto aun del placer del atún, llego mi segundo orgasmo. ” Solomillo de Buey, salsa de Foie, Pedro Ximenez y Milhojas de Verduras”

Cuando la carne es de calidad, me gusta comerla simplemente bronceada. Una carne tan exquisita me gusta más si tan solo la han dejado tumbarse unos instantes sobre la parrilla.

Y en este caso el cocinero parecía compartir mi gusto.

Cuando vi la milhojas de verduras, pensé que era tortilla de patatas. Solo cuando lo tuve en mi boca y presione la lengua contra el paladar, salí de mi error de apreciación. 

La carne con el Foie hizo que mis hormonas se revolucionarán. Y la milhoja termino por hacerme suspirar de nuevo. Otro orgasmo culinario. Otro orgasmo con suspiro final.
  

  
Furychan, no quiso ser menos y tras sus innumerables suspiros con el atún, y cuando parecía relajarse, descubrió antes sus ojos su plato principal. “Cordero Relleno de Almendras, Pasas y Foie con Salsa de Setas”

Para mi, fue un verdadero placer observar como cerraba los ojos mientras saboreaba el primer bocado. Como se mordía el labio inferior mientras lentamente volvía a parpadear y a inspirar aire por la nariz.

No pude resistirme cuando me ofreció probarlo. Bebí un poco de agua para limpiar mi paladar y poder saborear mejor lo que me ofrecía con su tenedor. 

Estaba delicioso… Me sentí como cuando se hace el amor en una orgía a tres. Ahí estaba yo, disfrutando de las dos delicias que tenía el placer de catar. Primero una. Después la otra y las dos a la vez.
  

Excitadísimo como estaba con tales platos, llego el momento de elegir el postre. Y esta vez el trio fue a costa de un solo postre compartido entre Furychan y yo mismo.

“Chocolate, chocolate, chocolate….” ¿Hay algún postre mejor?

Y con esa pinta…¿quién podía resistirse?

Brillaba con luz propia. Y tras esa capa de chocolate brillante, se escondía un mouse, también de chocolate tan suave y rugoso que me recordó… Bueno, mejor no lo digo.

Tercer orgasmo con suspiro final…
  

Estaba exhausto. Una comida tan multiorgásmica me había dejado sin fuerzas y sin aire.

Menos mal que el restaurante “La Orza” tiene una bonita terraza en la que decidimos tomar el café al aire libre.

Con el café conseguí reponerme. Mi cabeza volvió a mandar sobre mi cuerpo. Mis hormonas comenzaron a relajarse. 
  

  

Parecía que ya podía coger aire con toda mi capacidad pulmonar y decir “Uffffff….”

Pero sorpresa…

La camera apareció con dos vasitos de licor de orujo. Fue el remate final. Difícil de superar.

” La Orza “… Imperdonable visitar Toledo y no disfrutar de sus placeres orales.

  

La Orza en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Estragón 

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Esta atardeciendo ya…

Tu cuerpo es como una esponja…

El mío como un pincel…

Tu piel y la mía un lienzo para pintar…

Juntos sobre tu cama nos llenaremos de color.

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Que placer recorrer cada rincón de tu anatomía…
No estamos locos… O si?

Desnudos sobre tus sabanas.

Maquillaje de colores… Voy a pintarte.

Maquillaje de colores… Vas a pintarme.

Me gusta que me mires mientras escondo tus botoncitos bajo el negro del betún.

Me gusta que me mires mientras ilumino tu ombligo bajo el rojo de la amapola.

Sábanas blancas…blancas por ahora.

Esta vez mi lengua no podrá recorrerte. 

Esta vez lo haremos de forma muy diferente.

He tenido suerte al llegarte a conocer.

Uhmmm si… Niña…Te voy a decorar para inmortalizarte en mi corazón.

Uhmmm si… Niña… Me vas a mejorar para ser digno de tu corazón.

Pincel, esponja, maquillaje….

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Manchare tus clavículas en blanco. 

Tus caderas las pondré en rosa.

Mírate…mírate…

Uffff…no soy un gran pintor. 

Es difícil concentrarse intentando decorarte, si es a tus ojos a los que no dejo de mirar.

Mírate…mírate…

Uffff…no podría haber quedado peor…

Borracho de tu mirada. Colocado por el aroma de tu piel.

Goya, Picasso, Dalí… ¿Cómo lo conseguirían?

No tenían frente a si, la preciosidad que tengo ante mi.

No tenían tu sensualidad en sus manos.

 Uffff… Creo que va a ser mejor que nos entreguemos a nuestros deseos.

Si… Es mejor que nos abracemos sobre tus sabanas blancas… Blancas por ahora.

Siiiii… Así… Manchando toda tu habitación con el maquillaje.

  

Siiiii… Así… Manchando la almohada con los colores de nuestro sexo.

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Wow…pintas mucho mejor que yo. 

Me gusta el calor de tu esponja sobre mi piel.

Tu esponja… Dios mío!!… Con que suavidad la deslizas sobre mi cuerpo, sobre mis labios…

Tu esponja… Wow…!!!… Tan húmeda y llena de colores…

Precioso… Te ha quedado precioso.

Pero nuestro arte es efímero.

Arte de una sola noche.

Una noche basta para hacer juntos lo que la mayoría no llegara a hacer nunca.

Una noche es suficiente para amarte con mi propia piel.

Una noche es suficiente para gozarte,… llenandote con mi amor.

Una noche… Solo una noche, en la que dará tiempo incluso a dormir.

Solo unos minutos… 

Y después…

Pintar, pintar… Pinta sin parar. Mojar, extender y vuelta a empezar.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando 

 

Tras una mañana de duchas sucesivas, tocaba experimentar nuevos placeres.

Así que nos encaminamos hacia la Plaza de la Paja, en Madrid.

Allí entre muchos restaurantes, se encuentra “Estragón”. Un bonito restaurante vegetariano.

Ir a un vegetariano era una buena forma de seguir disfrutando de tan colorida noche.

Además nos sorprendimos de la excelente atención de los camareros y de sus explicaciones en cuanto a los platos.

El ladrillo de sus muros sirve de decoración. El ladrillo es algo muy típico en el Madrid más “castizo”… En el denominado “Madrid de los Austrias” 
Elegimos comer el menú del día. Siempre he pensado que se come mucho mejor en los restaurantes en los que los platos del menú del día, están en la colección de platos de la carta. 

De poco sirve que la carta sea estupenda si luego en el menú solo tienen macarrones con tomate y arroz a la cubana (estilo español… Arroz blanco con tomate frito por encima)

 

De primero tomamos una crema de verduras. En realidad era de una verdura en concreto, pero no recuerdo bien si era de espárragos o de otra igual de suculenta. La tomamos fría y estaba deliciosa. Durante la degustación, cucharada a cucharada, no pudimos evitar comentar la noche pictórica que habíamos tenido unas horas antes. Las risas eran interminables. Lástima que la crema de verduras llego a su fin en un santiamén
  

De segundo plato me atreví con la hamburguesa de lentejas rojas. El nombre me asusto un poco porque no soy un gran aficionado a las lentejas. En realidad no soy muy aficionado a las legumbres. Pero el camarero me convenció cuando me dijo que para comerme las lentejas de la hamburguesa, no necesitaría una cuchara.

Me sorprendí muy gratamente al ver el plato. Y más aún al darle el primer bocado. Sabor muy rico. Lleno de matices. La masa de lentejas, había sido macerada con hierbas aromáticas y con tofu. Todo el conjunto tenía una textura suave y compacta al mismo tiempo, como si lo hubieran preparado con carne picada.  

Los pimientos asados y los pimientos de Padrón, junto con las patatas fritas, terminaron por convencerme de que mi elección fue la correcta. Ya, ya… Es cierto. La elección fue inducida por el camarero.
  

Mi preciosa acompañante eligió calabaza. Bien pensado porque así podíamos compartir sabores diferentes. Como no somos vegetarianos, pedimos este plato acompañado de huevos. Los restaurantes vegetarianos puros son para puristas… Y yo… Soy todo menos puro o purista.
  

Este plato está más rico según se va comiendo.

No se ve la calabaza hasta que le fuimos desnudando. Primero se le quita el velo blanco. Después la lencería de verduras y champiñones. Cuando, sutilmente todo ese halo de ternura ha sido apartado o degustado… Aparece el erótico color de la calabaza. A mi me lo parece al menos. Claro que también lo son los tomates y las peras, y las manzanas y los melones, y los higos y las papayas. No diré nada de las zanahorias y los calabacines…

 

Estragón junto con Yerbabuena, son los dos restaurantes vegetarianos que más me han gustado de Madrid. En Placeroral, no quiero hablar de los que simplemente han servido para comer, sin reportar ningún placer, pero he visitado unos cuantos más. Ninguno por ahora puede ser considerado un Gatillazo. Menos mal. 

Estragón es un sitio donde, si gustas de comida vegetariana, podrás disfrutar de un orgasmo con suspiro final. Gastronómicamente hablando, claro. Lo que hagas antes o después ya no depende de los platos. 

Web de Estragón click aquí 

Estragón en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique. Foto de portada instagram 

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Racó de Paco

Oh niña… ¿Quieres jugar conmigo?
Voy a usar la cámara… ¿Quieres jugar conmigo?

Tomaré fotos de nuestra lucha… 

¿Que?…. ¿prefieres un vídeo? 

Oh niña… Veo que quieres jugar conmigo

En medio de la noche… Si, niña…

Inmortalicemos el momento…

Tus vecinos ya lo han hecho…

Aburridos en su triste relación nos grabaron cuando nos comíamos en el balcón. 

Ahora lo haremos para nosotros….

¿Quieres jugar a este sucio juego?

Tan sucio como un beso. 

Tan sucio como el amor. 

Se que quieres jugar conmigo

Tan sucio como un orgasmo…

Desbloquearemos el siguiente nivel. 

Hagamos un magazine…
El ojo de cristal de la cámara nos mirará y brillará de excitación. 

¿Quieres jugar conmigo?

Si niña…ajustemos el balance y la Exposición . 

Hazlo como tu sabes…

Un trio… La cámara, tu y yo!!

Tal vez deberíamos desnudarnos…

Uhmmm…. ¿De dónde sacas tanta belleza?

No te salgas del plano… Muévete como tu sabes. 

Después lo editaremos y buscaremos el aura de tu sexo. 

La energía de tu amor. 

Oh niña… Estamos a contraluz. 

Nadie nos reconocerá. Tan solo tu y yo. 

No… No estoy loco… 

No… No estoy excitado…

Simplemente me tienes locamente recalentado. 

Bésame mientras crezco para ti.  

Bésame mientras te abres para mi.  

¿Quieres jugar conmigo?

Horas de grabación sin un instante borroso. 

Horas de pasión sin otra luz que la de tus ojos. 

Tu lengua me ha recorrido por completo. 

Y yo he corrido por y para ti. 

Hemos corrido juntos y estamos empapados. 

Tu de mi y yo de ti. 

Luego nos veremos en 5 pulgadas. 

Luego nos veremos en formato de video. 

Luego nos comeremos entre risas. 

Uhmmmm… Te estas soltando… 

Miras a cámara… La sonríes con la boca llena. 

Miras a cámara… Y de tus labios rojos asoma un hilo con mi sabor. 

 


Me miras… Subes y me besas… Compartiendo lo que tanto te gusta. 

Uhmmm niña… Me gusta como juegas. 

Uhmmmm niña…. Se te da bien jugar sin reglas. 

Ahora siéntate. Siiiii… Aquí… Frente al objetivo…

Ahora siéntate… Siiiii… Ahora vuelvo…

Quiero explorar tu volcán 

Ahora siéntate y abrásame los labios. 

Quémame la lengua. 

Déjame gozar con tus erupciones. 

Uhmmm… Siiii… Una, dos, tres, cuatro…

Uhmmm me encantas…. Quiero más. 

Uhmmm…. Siete, ocho, nueve…
Noooo…. No pienso parar. Se que ya no puedes más 

Pero insaciable es mi lengua e inagotable tu manantial de fuego. 

… Vaya…!!!
¿Te digo un secreto?
Olvidé pulsar el botón de REC….
Tendremos que empezar de nuevo. 
Oh niña… ¿Quieres volver a jugar conmigo?

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando

Quiero agradecer a sexticle su precioso dibujo que además de haberme cedido desinteresadamente, me ha permitido censurarlo. 

En “Colaboraciones Especiales. Click aquí” podéis ver el dibujo original. 

Aquí dejo también el enlace a su blog que seguro os parecerá erótico y sensual. 

https://sexticles.wordpress.com

Oropesa del Mar es conocida en España por su “Ciudad anexa…Ciudad de vacaciones… Marina D’or” que con su Balneario de agua salada y sus jardines y hoteles, hace las delicias de turistas rusos, ingleses, alemanes y como no, españoles. 

Pero no es conocida por su gran gastronomía. Y no es conocida por que la gastronomía de la provincia de Castellón, en la Comunidad Valenciana aun siendo tan variada como la que más, es maltratada por sus hosteleros.

Durante muchos años atrás y también en el presente, han explotado el turismo del “veraneante” y no el turismo del “turista”.

Han basado las cartas de sus restaurantes en platos de comida rápida… Calamares, Chopitos, Patatas con diversas salsas, paellas prefabricadas… Y un largo etcétera de fritangas. 

Recorriendo sus restaurantes se pueden encontrar paellas que ni ellos mismos se comerían… Saben que muchos turistas, sobretodo ingleses, no las han probado nunca Bien Hechas y piensan que no sabrán diferenciar si tiene calidad o no.

Menos mal que siempre es posible encontrar a alguien como Paco. Un restaurador que lleva muchos años arriesgando por una cocina de calidad y creativa incluso en su decoración y trato al cliente. Bueno… Más o menos.

Y para ello hace casi 20 años creó  el rincón de Paco… “Racó de Paco” dicho en su lengua. 

   

Llama la atención al entrar el recibimiento por parte de los camareros. Formal y cercano al mismo tiempo. Y como no, llama la atención la separación entre mesas.

Unas vaporosas cortinas sirven para crear intimidad a la vez que confieren al espacio una estética nocturna incluso en horario en el que el sol aun domina el cielo Mediterráneo. 
  

  

Normalmente me llevan a los restaurantes de los que hablo en placeroral… y después busco el enlace de Tripadvisor para poder insertarlo aquí. Pero en esta ocasión fue al revés. 

No queríamos ni Fury-chan, ni yo, comer fritangas. (Muerte a las freidoras) y buscamos en Tripadvisor el mejor restaurante de Oropesa del Mar, según su catálogo.

Y así fue como apareció “Racó de Paco”

No dudé en reservar para cenar cuando leímos que tenían sashimi de Atún rojo.

Solo hay que ver la foto para entender lo bien que lo pasamos degustando el atún. Las algas y cebolla caramelizada, el aguacate haciendo equilibrios y la salsa de mango decorada con flores…comestibles, por supuesto.

Pero… Increíble… No había wasabi…!!! 

Preguntamos a Paco, y nos respondió que ya le costaba muchísimo que sus clientes, casi todos habitantes del pueblo y no tanto turistas, comieran atún “crudo” como para además ponerles wasabi. Nos contó que la gente se dejaba el wasabi sin tocar y que aunque trato de suavizarlo convirtiéndolo en mahonesa de wasabi, no lo probaban e iba de vuelta a las cocinas.

En mi caso lo que envíe a la cocina sin prácticamente tocar fue el mango. Atún y mango no parecen llevarse muy bien, al menos en mi paladar. 

Aun así, delicioso el atún aunque para poner otro pero… Tuvimos que comerlo con tenedor. Efectivamente, no había palillos.

Si doy un diez a este plato es porque en realidad es un doce menos dos negativos por la falta de wasabi y palillos. 

Joooo el atún con tenedor es como el café en vaso de plástico. Como hacer el amor viendo la televisión. Joooo… No sabe igual.
  

Luego habíamos pedido Pulpo de roca a la brasa. Yo esperaba un tentáculo a la brasa y me sorprendía la presentación del plato.

Aprovechando que Paco pasaba por allí, le dije que si el proceso era cocción, corte y brasa y me respondió que si dándome una larga explicación alegando que el pulpo de roca no es igual que el que pueda comer por ejemplo en las costas gallegas.

Estaba muy bueno. Pero yo habría preferido cocción, brasa y ya me lo corto yo. 

Confieso que soy un pésimo cocinero, pero creo que el pulpo habría estado más jugoso si no se corta antes de brasearlo.

Claro que siguiendo mis directrices, ningún cocinero innovaría. Así que no me hagáis mucho caso cocineros del mundo.
  

Para terminar, pedimos quesos calientes de la zona. No era nuestra elección, queríamos carrilleras de cerdo en salsa. Sin quererlo, convertimos este plato en el postre. Deliciosos quesos, eso si. 

Fue Paco el que de una forma tal vez un poco arrogante nos sugirió primero, y nos cuasiobligó después a elegir este plato. 

Tras la charla acerca del pulpo, no quise decirle que el queso presentado, era un plato más de un menú degustación que de un plato principal. Sobretodo por el pequeño tamaño de las porciones. Pero bueno…además…. No quiero que me salga tripita, así que tan contento guarde silencio esta vez.
 

Convertido el queso en postre, lo mejor era tomar un café. Sobretodo porque la noche anterior casi no había dormido gracias a otros placeres y ahora me tocaba hacer 475km nocturnos en coche de vuelta a casa.

Ciertamente…que vida más dura llevo. Ainssss!!

.
Racó de Paco en Tripadvisor click aquí 

.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

El Marinero

Déjame decirte una cosa.
Quiero ser la estrella que alumbra tu sexo.

Antes de que hagamos nada…

Déjame decirte una cosa…

… Cuando me enamoro…

Mi estomago susurra secretos…

Cada vez que me rozas, siento gotas de lluvia cayendo a cámara lenta.

… Cuando me enamoro…

Siento tus caderas moviéndose mas rápido que un tren fuera de control.

… Y llueve… Diossss…Como llueve…!!!

Gota y gota tras gota, agua, agua, agua…

Ven a bañarte conmigo…

Ahoguémonos mutuamente en cada una de estas sensaciones.

Báñate conmigo…

Cubramos al mundo con tu perfume y mi loción 

Déjame tocar tu cuerpo … Hasta convertir el río en océano…

Vestidos solo con nuestros besos… Besos sinónimo de que nada esta prohibido…

No existen los tabúes…

… Cuando me enamoro…

Mi cuerpo tiembla con tu mera contemplación…

…ven…

Te mostrare el significado de la compenetración…

Ven… Pero antes…deja a mi lengua jugar con la “V” de tu amor…

…Cuando me enamoro…

…ven… Abrázame… No te muevas…

Antes de empezar…

¿Estamos solos?

Porque yo estoy a punto de abrir mi corazón.

Es el momento de enviar a la gente a casa y de encender las velas…

Quiero que me entiendas…

Solo busco llevarte hasta… más allá de la satisfacción.

Al sol aun le queda tiempo y la noche va a ser muy…

…muy larga…

Hagamos esta fantasía real…

… Uhmm… Traspasemos lo físico…

Porque… Cuando me enamoro…

Si, lo se…

Seguro que has tenido otros amantes…

Pero déjame decirte una cosa niña…

En mis besos tengo magia.

Y te puedo sacar de tu cuerpo.

Todo esta en tu mente…

Siénteme…

¿Has deseado alguna vez morir de placer traspasando la satisfacción? 

No… No contestes ahora… Mejor cuando estemos solos.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.


Pretencioso como un marinero.

Atrevido y sin dinero.

Hambriento de sed….. 

Me embarque en un barco fantasma. Casi tan fantasma como yo. Tan solo era uno más de los polizones que queríamos aventuras nuevas en las costas del Cantábrico.

Viajaba escondido en el camarote de la Capitana del galeón y fui testigo al principio y coprotagonista después de sus placeres más íntimos…pero no es de eso de lo que escribiré ahora, sino del restaurante donde comí gastándome las pocas monedas que me pago por mis servicios de alcoba.

“El Marinero”. Así se lama el bonito restaurante.

Esta ubicado en el paseo marítimo de Suances. Una localidad no muy vistosa de la costa Cantabra. Santander, España.

Digo, no muy vistosa, porque no tiene una esbelta catedral. Tampoco un casco histórico con castillos y mazmorras donde disfrutar del amor furtivo. Pero tiene unas playas preciosa y unas gentes encantadoras.

Me decidí por “El Marinero” porque tiene una decoración diferente a la de los restaurantes que lo acompañan.

Paredes blancas y columnas negras, sillas coloridas y mesas con una distribución más o menos intima. Sin sobrecargar el aforo.
  

Nada más entrar pregunte a una camarera si tenían mesas disponibles para las 14h y no muy simpáticamente me indicó que esperara. Cuando volvió con la noticia de que si tenía hueco para mi, le pregunte por una mesa en concreto… De una forma menos amigable si cabe, me dijo que no, por lo que tuve que elegir otra. 

También era buena ubicación, cerca de la cristalera que daba al paseo y lejos del tránsito de camareros y demás posibles comensales.

Tras una caminata bajo un cielo encapotado y una temperatura ambiente agradable, volví al restaurante.
  

De primero elegí ” Mejillones en Salsa, como los de mi madre”. Titulo literal. No quise preguntar como los hacia su madre. Temía una respuesta agria.

Cuando la camarera posó el plato sobre la mesa, me sonrió y mirándome a los ojos, me dijo “espero que sean de su gusto. A mi me resultan deliciosos”.

Estuve a punto de preguntarle por su hermana gemela, pero opte por auto convencerme de que durante mi paseo, alguien o incluso ella misma, habían pulsado en su botón de reset o bien se había puesto en “modo” amable.

Efectivamente, los mejillones estaban deliciosos y me dio pena comerme el ultimo.

  

Claro que sabiendo que el segundo plato era “Atún Rojo de Almadraba con Champiñones Kimuchi-Nomoto y Salsa Ponzu”, enseguida mi paladar se preparó para mi pescado preferido.

La presentación era diferente a como me lo han mostrado en otras ocasiones. 

Ya había avisado que el atún rojo a la plancha me gusta sin plancha. Con que en la cocina le digan al atún… Atún, esta es la plancha. Plancha, este es el atún… Es más que suficiente. No necesito que intimen demasiado. Basta con un pequeño saludo vuelta y vuelta.

Afortunadamente la pseudo borde camarera, había trasmitido mis deseos a la eficiente cocina de “El Marinero”

Espectacular el atún.
 

Y para terminar… La gran sorpresa. La traca final. El orgasmo con suspiro final, tan difícil de encontrar. 

Me deshice en la silla cuando lo pusieron ante mi. “Tarta de tres chocolates texturizados apoyada en helado de mango”

Pensé que tal vez la tarta ya sabia que era yo quien iba a disfrutarlo con mis labios, con mi lengua. Era yo quien iba a acariciarlo contra mi paladar. Yo…quien iba a excitarse al saborear sus matices, sus sabores, sus jugos.

Debía ser así. Debía saberlo y por eso se maquilló y se puso guapa. Y ahí estaba…vestida con su blusa blanca a rayas y sobre unos zapatos de cristal. Normal que debiera apoyarse sobre el mango. Helado de mango, tan naranja como el sol de un romántico atardecer. 

No pude evitar acordarme de “Mía” y quise enviarla un poco por uno de los más conocidos agujeros de gusano. Pero soy débil. Decidí comérmelo y después contárselo.

Exquisita, sensacional, impresionantemente apetitosa tarta de chocolate.

Web de El Marinero click aquí 
El Marinero en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Doña Tecla

Atasco. 20:20. Hice bien en quedar a menos cuarto. Vamos, vamos…. Venga, tranquila, no sea que encima tengamos un problema…

Ninguna realidad va a estropearme esto. No voy a permitir que sea como otras veces. Quiero que mis ojos sonrían más que mi boca, que mi corazón se mueva más rápido que mis rodillas, que mi mirada busque la tuya y la tuya la mía y rompamos a reír en medio de un remolino nervioso de ángeles que pasan. Cerraré los ojos si hace falta, bloquearé mi mente si es preciso… pero quiero que me gustes.

Llevo el vestido naranja… deja mis hombros descubiertos…quiero que sientas mi olor cuando me des dos besos. Tú lo querías… saber si soy el olor que buscas. Estoy lista para que te acerques a mi y sentir que tu instinto cálido se activa, recorriendo discretamente mi piel, desde el cuello hasta los hombros, mi cuerpo hablándole al tuyo a través de la fina película de aire y humedad que los separa. Y buscar en tus ojos ese pequeño cambio en la mirada, algo indescriptible pero inconfundible que me confirme que la química ha traspasado la barrera y te va inundando… igual que a mi…

Yo ya más no puedo hacer. No, no, ninguna realidad va estropearme esto…

Te pedí que cuando me vieras no me dijeras el típico hola!. Dime cualquier otra cosa, pero por favor, no me saludes como al resto. Pase lo que pase,  que nuestras primeras palabras estén a la altura de nuestros últimos mensajes…

…Éste es el lugar… Aquí hemos quedado. Supongo que lo encontrarás… Solo hay un parque con columpios en la zona.

Los nervios me comen. No sé qué hacer con las manos. Bendito móvil… Música, noticias, lo que sea…

Te veo a diez metros. Me has visto tú también.

Siete metros. Sonrío. Sin querer bajo un poco la cabeza… no quiero que lo interpretes como gesto de rechazo… La vuelvo a subir y te miro de nuevo.

Tres metros. Te ríes, echando ligeramente la cabeza hacia atrás, mostrando tus dientes blancos…

Un metro. Alargo la mano y te cojo por tu camiseta. No te voy a dar ocasión de decirme hola… no te voy a dar ocasión de decirme nada.

Milímetros…

Bienvenida, realidad.

Podía haber sido verdad, y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando


Texto original de Aker H. En desinteresada colaboración con Placeroral.

Segunda cita. Estaba aún más nervioso que en la primera. Ella ya estaba allí. Sentada en un taburete tomando una copa de vino. 

La vi por una de las ventanas de restaurante. Leía algo. No podía ver que era y además no quería ser descubierto. Me decidí y entre.

Me vio y de repente la sala de Doña Tecla se iluminó. Todo brillaba. Sus ojos proyectaban luz por todas partes. No pude evitar parpadear, pero cada vez que abría mis ojos veía los suyos cada vez más brillantes…azules, cada vez mas azules,… Verdes, cada vez más verdes,…uno más verde que el otro. Uno mas azul que el otro. Luego parecían color chocolate y al final eran del color del arco iris. Su mirada me hizo perder la cabeza. 
Su vestido también era de colores. De los colores del postre que pedimos. Ella no se daba cuenta pero ese postre parecía inspirado en la ropa que me impedía ver parte de sus encantos. Su vestido desordenó mi mente, del mismo modo en que desordenó mis recuerdos de la cena. No se que fue primero…¿fue el postre?…Le había pedido que vistiera con unos vaqueros y una cómoda camiseta, pero tal y como iba vestida también estaba preciosa.  

El “Carpaccio de frutas con azúcar de Caña y Sorbete de Mojito” no sólo estaba muy rico, sino que además iba a servir de preámbulo a las copas que vendrían después. Copas, que se reservaban para casi el final. 

Antes, habíamos estado compartiendo también un “Solomillo A la plancha al punto, Fileteado” y que estaba, delicioso. Fue el único momento en que me distraje y la hablaba y escuchaba manteniendo la mirada fija en el plato. 

Me distraje porque no podía comer la carne roja y jugosa… Templada y sazonada… Suave en la lengua y sabrosa al paladar, sin pensar en su sexo desnudo. No quería que viera el deseo en mis ojos. No… Se lo había prometido.  

Me incliné  sobre el plato y comí el solomillo como si no lo hubiera comido nunca. Como un gañán .
Unos minutos antes, pese a que el camarero nos había puesto platos nuevos, habíamos estado comiendo del mismo plato el “Tartar de Atún Rojo con Aguacate, helado de Wasabi y Galleta de Parmesano” 

Increíble su sabor, sobretodo si no se mezclaba con el helado. Éste , era mejor saborearlo por separado. La baja temperatura del helado, robaba sabor al atún. El wasabi será protagonista en otra historia. 

Hablábamos de Prince. De sus sinfonías, de como sonaban los instrumentos en perfecta conjunción. Del tempo, del ritmo, de las partituras y de como había podido escribir tanta y tan buena música en su tiempo. Allá por la segunda mitad del siglo XVIII.

¿Era de Prince o de Mozart de quien hablábamos? No lo se con seguridad. 

(Prince, click aquí)

(Mozart, click aquí)

El atún y el movimiento de su cuerpo mientras hablaba, me tenían flotando en una nebulosa de placeres tanto orales como visuales. Verla emocionada hablando de música, hacia que yo también me emocionara.

Antes la había cogido  las manos. La conversación lo requería y el camarero había colaborado retirando los platos. La mesa había quedado desierta y solo las dos copas de vino como dos soles rojos resplandecían en ella. Sus manos jugueteaban una con la otra sobre el mantel mientras la conversación iba haciéndose más  profunda. Acabábamos de comernos las “Alcachofas Salteadas con Tallarines de Sepia al jerez”. 

No me enteré  de si comió mucho o poco porque aún seguía deslumbrado por el brillo de sus ojos y porque el plato estaba tan rico, que mis sentidos estaban ensimismados en las alcachofas. 

  
Recuerdo que tardamos en decidirnos sobre qué pedir primero. Los precios eran elevados incluso para mi tarjeta de crédito. Y aunque me invitaba ella, o tal vez porque me invitaba ella,…yo… Miraba más los precios que los platos, que con una bonita caligrafía, presentaba la carta.

Finalmente ella dio las opciones y yo asentí. No podía poner pegas. Todo en Doña Tecla es delicioso. 

  

Nos dirigimos a la terraza que tiene Doña Tecla. En ese momento vi la preciosa Boucarnea que hay a la entrada y que no había visto al entrar. 

Una vez en la terraza, nos acomodamos en uno de sus cómodos puffs.

Pedimos las copas y hablamos y hablamos hasta casi el amanecer. 

De lo que hablamos no me acuerdo. Y lo que sentí, lo he olvidado. Podría inventármelo como todo lo demás. Pero hoy me apetece realidad. 
   

 Doña Tecla es caro para mi bolsillo. Pero merece muy mucho la pena.

Web de Doña Tecla, click aquí

Doña Tecla en Tripadvisor, click aquí

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados