LA JAIMA

-“Me gusta que me miren…”

-“Mmmmm, a mí también. ”

Sentados sobre las toallas en una pequeña cala en la costa gaditana, mirábamos los cuerpos desnudos de la gente que como nosotros gustaba de quitarse esa incómoda prenda. El bañador.

Sus pechos relucían devolviendo la sonrisa al sol.

Su pubis depilado por completo también sonría, solo que parecía hacerlo mirándo hacia mi.

.
-“La verdad es que me da un morbo increíble sentirme observada mientras me colmas de placer. ”

-“Vas a conseguir que me excite. Sabes que contigo, eso es muy fácil. ”

No me dio tiempo a decir nada más. Sus labios mordieron los míos al tiempo que sus manos me acariciaban.

Con ella todo es especial. Todo. Hasta lo más insignificante. Con Mia, incluso yo parezco especial. Tiene ese poder.

Y allí estábamos. En una playa con apenas gente. Con gente, con apenas ropa. Con ropa, que apenas escondía unos centímetros de piel. Con la piel desnuda ante nuestros ojos.
El sol era el protagonista de la playa. Estaba a punto de irse a descansar. Pronto estaría buceando en el Atlántico.


.

A eso habíamos ido hasta allí. A ver la puesta de sol. A verla desnudos….  Para qué el sol nos viera haciendo el amor al tiempo que se dejaba mojar por el mar. Aunque si éramos los tres los que acabábamos empapados, tampoco pasaría nada.

-“Me da morbo que me miren, o tal vez el morbo me lo proporciona más la idea de ser “sorprendido” amandote en un lugar público.” Le dije.
-“Pues tal vez haya llegado el momento de despejar esa duda. Aquí no serás sorprendido. Los sorprendidos serán ellos. ”


.

Volvió a besarme, solo que esta vez con mucha más intensidad.

No sabría decir que me excitó más en ese primer instante. Tal vez, estar en la playa con gente que había ido a ver la puesta de sol, gente a la que le resultaría imposible no vernos. O tal vez el hecho de notar como su excitación iba por delante de la Mía.

Si. El morbo y sus besos hicieron efecto.

El cielo se iba tiñendo de rojo. Las pocas nubes que adornaban el cielo, parecían desfilar presumidas ante el Sol, mientras este, iba mojándose al entrar en el océano.

-“Ven. Corre. Vayamos al agua. Quiero que me llenes en el mar. Que me llenéis los dos. Corre. El sol no nos espera. ”

En pie, tiró de mi mano y me arrastró hasta la orilla.

Primero los pies, luego las rodillas, después los muslos…. después…Mmmm. No hubo después. Cuando las acariciantes y minúsculas olas estaban a punto de esconder lo que no se podía ya esconder, me sujetó con un brazo y con su otra mano tomó el timón y con un pequeño salto hizo que desapareciera en su interior.

-“Sisisisisi. Quiero que me llenes. Quiero que me hagas el amor. Que te vacíes en mi al desaparecer el Sol.”

Las olas apenas tapaban de vez en cuando sus nalgas que se movían arriba y abajo. Sus brazos abrazaban mi cuello al tiempo que su lengua se hundía en mi mientras yo me hundía en ella. El Sol, hacia lo propio.

Éramos cuatro en comunión. Bailando juntos la danza del amor.

-“Follame. Me susurraba. ”

-“Follame. Lo quiero ya. ”

El mar me ayudaba a sostenerla casi sin esfuerzo. Mis manos en sus nalgas la ayudaban a subir. No necesitaba ayuda para bajar. Sabía bailar como bailan las sirenas.

Era delicioso sentir el frescor del agua y el calor de su interior. Delicioso….delicioso….

Su mirada se perdía en el horizonte. Y en sus ojos podía ver cómo el Sol me ganaba por momentos. Casi se había consumido en el mar mientras yo aún no había hecho sino empezar.

Quise ver también ese momento quise ser testigo de cómo el océano devoraba el día para convertirlo en noche.

Una ola mas fuerte que un titán nos alcanzó en ese instante e hizo que me tambaleara, soltándola y dejándola caer.

La abrace por detrás y juntos vimos desaparecer el último hilo de luz.
De repente, la gente comenzó a aplaudir….

-“Dios mío!!! Espero que aplaudan la puesta de sol y no a nosotros. Susurre medio avergonzado. ”
-“Salgamos del agua. Vamos a la arena. Allí no tendrás dudas si vuelven a aplaudir….”

Podia haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando


.

Todo el mundo va allí al ponerse el sol.
La Jaima es el lugar donde confluyen pasos, risas, miradas….

Nuestros pasos nos llevaban también allí.

Al fin y al cabo, nos gusta que nos miren…
Apenas unos instantes antes nos habíamos despedido del sol mientras nuestros cuerpos lo festejaban en la arena envueltos en deseo, respiración entrecortada y miradas lascivas de quienes allí se hallaban.
Ahora Rosaluma me envolvía de nuevo en sus brazos, mientras caminábamos sin apenas separar nuestras miradas ni dejar de sonreír recordando nuestro sol.
Mmmmm…siiii…nos gusta que nos miren…

.
Ya nos estaban esperando… al llegar pudimos sentir sus miradas recorriéndonos y nuestra piel erizándose mientras nos acercábamos a la barra. Sus miradas nos seguían aún cuando nos acomodamos en unos puff con sendos mojitos y besos.

-“Los amantes ya están aquí,  ya podemos empezar”

.
Cómo me excita que nos miren!!
De pronto, como si de una danza, perfectamente coordinada, se tratase los asientos centrales se vaciaron y fueron recogidos por el sexy staff dejando el espacio libre para bailar.
La música elevó la voz para tomar protagonismo y todos los cuerpos se levantaron al tiempo.

La hora había llegado.

Party time….wowww!

.
Mi principe me sacó a bailar con un largo beso y su mano bajo mi vestido ibicenco. Nuestros cuerpos se entrelazaron ahora en posición vertical repitiendo lo que antes hicieron en horizontal…

.

mmmmm… amo que nos miren.
Podía sentir su erección contra mi muslo y sus ojos penetrando en los míos.

-“Déjate llevar, me dijo.” Y lo hice.

Me perdí en sus fuertes brazos de nuevo y danzamos, danzamos, danzamos……

Todos nos miraban…nos encantaba!!
Bailamos y bebimos. Reímos y nos emborrachamos de besos, mientras seguíamos contoneándonos…

Dos parejas de chicos jóvenes que seguramente habían intoxicado su cuerpo de algo más que mojitos, comenzaron a bailar con nosotros.
Las manos de ellos no paraban quietas manoseando a placer los cuerpos de las chicas que escasas de ropa mostraban el gusto por las miradas ajenas tanto como nosotros. La música se volvió lenta por un momento para animar a la gente a visitar la barra para reponer fluidos, momento que los dos chicos recién conocidos aprovecharon para hablar al oído a Rosaluma. Poco después desaparecieron en busca de polvos mágicos. Pero Rosaluma se quedó con nosotras.

Hubo intercambio de miradas al principio e intercambio de besos poco después. La orgia estaba asegurada.

Rosaluma, nos beso a las tres en un beso imposible. El juego de las cuatro lenguas era realmente excitante.

Verle jugando con sus cuerpos y sentirlas a ellas jugando con el mío me excitó hasta umbrales insospechados.

Sus pechos eran firmes. Sus culitos duros y jugosos.

Sentir seis manos en mi cuerpo acariciandome, luchando por cada centímetro de mi piel, peleando en mi entrepierna… Mmmm cerré los ojos y deje que hicieran. Que hicieran lo que quisieran. Me besaron, me lamieron, me mordieron.

Me sobraba el vestido. Sentía la necesidad de arrancarlo y dejar mi bikini como único abrigo.

Abrí los ojos extasiada y me sorprendí viendo como ellas ya habían hecho con sus ropas lo que yo deseaba hacer con la mía.

Mucha gente se animó a hacer lo mismo y comenzaron a rodearnos bailando al ritmo de la música que había vuelto a ser la del principio.

La noche ya era cerrada. Las luces de la Jaima eran tenues e incitadoras. Apetecía llegar al extasis. Apetecían dosis de orgasmo.

No quería más mojitos. Quería el sexo de Rosaluma.

Le miré y me entendió.

.
Rosaluma dijo “Ven” y yo le seguí.

Salimos de aquel lugar hacia la noche oscura con la luna llena como cómplice.

Una cala olvidada nos esperaba.

Sería testigo ideal de nuestro deseo libre de nuevo…

Nos encanta que nos miren!!

La Jaima-. Avd de Trafalgar s/n. Caños de Meca, Cádiz 

Premio Bitácora. Agradezco tu Voto aquí 

Texto escrito a dúo entre Mía y Rosaluma. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)


Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  Gif de la Jaima capturado de Google STREET view.


© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

La Darsena

Cuando ella se va…!

Nunca cierra los ojos.

Cuando ella se va…!

No deja lugar a dudas.


Justo antes de irse…!

Llega el silencio previo a la explosión.

Justo antes de irse…!

No… No deja lugar a dudas.

En el momento en que se viene…!

El calor es abrasador.

En el momento en que se viene…!

Me quemo en su placer.

 
Me gusta sentirme el único que la hace correr.

Ven…Ven…Ven…

Si, Niña…hazlo ahora…ven…quiero verte correr.

Mírame… Mírate…
 
Cuando ella vuela hacia mi…!

Cuando ella se va…!

Cuando ella se viene…!

Y corre hacia mi…!

Haciéndo el amor, alguna lágrima se le escapa

Me hipnotiza…

Haciéndo el amor, sus ojos se humedecen.

Uhmmm… Que sexy…

Haciéndo el amor, me abraza.

Y como una revelación…

Me veo…haciéndola el amor,… Y somos…una obra de arte….

Y es que hacerla correr, me deja…

Exhausto, pero con fuerzas para mover montañas…

 Cuando ella se va… 

Y sus labios se encharcan…

Cuando ella se va… Y sus mejillas se inundan de calor… 

Le diría cosas tan bonitas… Le diría que la amo con poesías…

¿Pero como estar a la altura de las suyas?…cuando me dice…

“Cada día contigo parece ser el mejor…hasta que llega el siguiente día y lo supera”

“Mi niño loco…. Loco te conocí, loco me enamoraste… Loca me volviste”


“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.”


Quiero agradecer afectuosamente a Silvia Sala Franca por haber accedido a colaborar con Placeroral. Suyas son las fotografías que encabezan esta entrada, incluida la portada. Os invito a visitar su blog (click aqui), que ademas de fotografías increibles, contiene poesias fruto de su sensual y enorme creatividad.

 

La Darsena es tal vez el mejor restaurante de Suances. Por alguna extraña razón, las fotos que hice durante la cena, se quedaron en el fondo del carrete de mi smartphone. Estuve en esa localidad Cantabra hace ya seis meses y aunque recuerdo perfectamente cada instante que pase en el restaurante, he decidido inventarme una historia para ir explicando lo que allí comí. Esta aclaración la hago porque hay gente que se lo cree todo (Entre los que me incluyo) y quiero dejar claro que los platos son reales pero la historia no. Por increíble que parezca, no fue eso lo que ocurrió.

 

Entre en la App de contactos decidido a darme de baja. Eran demasiadas citas ya. Todo se estaba empezando a frivolizar. Yo empezaba a ser un tempano de hielo y ya todo me valía. Daba igual como fuesen. Lo que me importaba en ese momento era no repetir nombre. Ya tenía Montse, Carmen, Ana, Diana, Conchi, Patricia, Virginia, Monica, Sara, Azucena, Rosa, Maite,  Natasha, Vanessa, Zoe, y un largo etcétera…. Se me había antojado una Cristina. No se la razón tal vez porque había quedado con dos y no me habían gustado. Había que solucionarlo.

Mire la App y enseguida fueron apareciendo Cristinas y entre ellas una que no se llamaba así pero que aparecía en la foto de perfil con un pájaro de vivos colores en su hombro.

¿Quién podía aparecer así en una foto de una app de contactos? Solo una loca. Y me encantan las locas.

Así que ni corto ni perezoso evoque su cuerpo y lo extraje de la pantalla del teléfono materializandolo ante mi… La besé y la pregunté si quería comer antes de ser comida.

Su sonrisa fue tan viva y natural que no pude evitar cogerla de la mano y llevarla a La Darsena.

Allí sin dejar de besarla en ningún momento, decidimos,  que aunque estábamos en un buen restaurante, mejor pedir tapas al estilo taberna. No nos apetecía una paella al estilo santanderino, ni marisco del Cantábrico. Mejor algo ligero para poder después continuar recorriendo la noche, livianos y ágiles.

De primero, “Croquetas de Bacalao con Almejas a la Marinera”. Un buen bocado para comenzar.

 Las croquetas eran realmente de bacalao. Mucho bacalao. Exquisitas. Además el sabor de la salsa y el hecho de comer las almejas con las manos, hacia del plato un acto de degustación muy sensual.

La preciosa mujer que tenía ante mi conseguía además excitar mi cuerpo, al verla como se mojaba los labios con la cerveza. Su pelo ondulado parecía recién peinado por una profesional. Sus ojos azules como el cielo y su escote ligero y sugerente acompañaban muy bien a su sonrisa.

Sus uñas pintadas de color turquesa añadían un efecto de joyería a sus manos. Uhmmmm… Estaba deseando ser acariciado por ellas!!

Mientras hablábamos y comíamos, mi imaginación voló….

Hacíamos el amor en el umbral de la puerta de una casa llena de colores. Con el piar de su pajarito de colores como hilo musical. Un encuentro fugaz. Tan solo un momento lleno de pasión y lujuria en el que los dos disfrutamos al máximo. De pie contra la pared del pasillo. A medio desnudar. Tan solo con la ropa que no estorbaba para gozarnos a tope.


Seguimos degustándolo las almejas una a una. Las croquetas una a una. Y sus besos… Los deseaba uno a uno.
Otra vez mi imaginación retomó el vuelo. Ahora era en una cama grande con un cabecero de forja y un baúl a los pies… Las sabanas parecían de nube y el colchón el paraíso. Sus besos se materializaron en la mesa del restaurante al tiempo que sus manos acariciaban mi pierna.

“Cuéntame… A que te dedicas?” Me preguntó

“Soy un viva la virgen” le dije. “Un simple vividor” continúe.

“Llévame contigo” me dijo sonriendo.

 Y tras pedir unos “Calamares” que estaban en su punto de sal, y que recomendaría a cualquiera que visite La Darsena, la abracé y por arte de magia, la lleve hasta mi dormitorio, en Madrid, donde le presenté a mi gato y desenfrenadamente gozamos el uno del otro. Su sabor salado como el mar y su olor fresco como el de un jardín de un palacio real, consiguieron que mi placer se equiparará al suyo. Lo di todo mientras pensaba que ojalá nunca más volviera a meterse en la pantalla de mi teléfono a través de esa app de contactos. La quería solo para mí.

Y en ello estoy. Intentando amarla como nunca he amado. Consiguiendo sin esfuerzo, amarla como nunca he amado.
La Darsena. 

Calle El Muelle, 23

Suances, Cantabria. España
Un lugar donde enamorarse si vas con una persona superextraenamorizable!!! Aunque solo la lleves en tu cabeza.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías excepto restaurante, por Silvia Sala Franca, incluida portada.

La Orza

Egoísta,… egoísta…. Soy un egoísta.

Quiero hacer mías,… tus sabanas. 

Quiero que tus suspiros y jadeos me pertenezcan.

Que tu mirada solo me busque a mi. 

Que yo,… sea el único que te desnude.

Quiero que al ducharte… Mientras recorres tu cuerpo con tus dedos,… pienses que son los míos.

Quiero ser tu cena,…que me veas en tu copa. 

Quiero ser quien te abriga en la cama. 

Quiero ser tu somnífero… Darte buenas dosis del mejor somnífero que existe. 

Quiero ser quien te abrace,… Mientras sueñas… Mientras sueñas conmigo. Si…. Claro que si…Quiero también tus sueños. 

Seré tu despertador. Quiero ser quien te saque de la inconsciencia y darte el mejor despertar.

Quiero ser tu desayuno,… antes de desayunar…

.

Mío, mío, yo, yo,… Soy un egoísta.

.
He repasado todas las fotos… 

Todas las que aún no hemos hecho. 

Todas las que quiero que hagamos juntos…

Las quiero,… todas en mi carrete. 

Tu, Mia, yo, mío… Presumir de carrete. Presumir de ti. ¿Quién es esa chica tan guapa con la que vas?… ¿No la reconoces?… Eres tu. 

Tu, que eres Mía… Mia… 

Gracias,… por haber estado conmigo.

Gracias,…por cada día desde que te conocí.

Gracias,… incluso por los días que no nos vemos.

Eres Mía… Mia…

.

(Yo)…Quiero tu ropa interior enredada entre mis dedos.

(Yo)…Quiero tu pelo suelto para poder agarrarlo como un troglodita.

(Yo)…Quiero arquear tu espalda.

(Yo)…Quiero entrar en ti…

(Yo)…soy un egoísta.

.
Disfrutar comiendo contigo, cenando contigo…

Hacer el amor cada noche…con cada amanecer…con cada atardecer…

Disfrutar acariciando tu piel… Tu corazón. 

.
Soy un egoísta lo se!!!!

.
Por querer todo tu placer. 

Por ansiar tus fantasías. 

Por comerte los ojos al leerme. 

Por querer tus comentarios. 

.
Soy un egoísta sin remisión. 

.
A ti, que me lees…

A ti, que te gusta el placer de complacer…

A ti, que sin conocerte, me ilusionas…

A ti, que te ilusiona conocerme…

Si… Si… A ti… Que tienes ángel desde que llegaste a este mundo.

A ti te amo.

Y te quiero para mi.

“… Escasa luz del incipiente amanecer…” Y con esa media frase en mi cabeza comienzo a amarte una vez más 

.
Soy un egoísta. Te quiero para mi… Aunque tenga que compartirte!!

.

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando 

Toledo. Ciudad monumental.

Voy poco a poco descubriendo restaurantes con encanto en esta preciosa ciudad.

Furychan quería invitarme a comer y encontró este rinconcito donde sabia que íbamos a disfrutar de una maravillosa carta.

  
Decoración manchega y camareros profesionales y simpáticos junto con su cuidada cocina son sus señas de identidad.

Como aperitivo mientras preparaban los platos que habíamos elegido, nos dieron una salsa de tomate, comino, ajo y algún ingrediente escondido que junto con el pan y la cerveza, hicieron deliciosa la espera.
  
Quien haya leído semanalmente “placeroral” estará más que acostumbrado a ver platos de atún rojo. Mi plato preferido.

Habrá incluso, quien piense que ya canso con este plato… No les culpo. Se que me repito mucho.

Para mi, comer atún rojo es como hacer el amor con alguien que te colma de placeres… Siempre se quiere repetir, sabiendo que siempre te satisfará de la misma forma y de una manera diferente. El atún rojo es como ese amante que siempre te sorprende. Ese, que siempre introduce algo nuevo en su forma de amarte y llena de diferentes matices cada beso, cada caricia, cada orgasmo.

Este plato de atún es sin duda el mejor que he probado nunca… Perfectamente creado. Deliciosamente decorado y lo mas importante de todo. El mejor sabor. El mejor olor y la mejor textura.

Entre el atún, había finísimas capas de hojaldre que en la boca creaban una sensación crujiente que contrastaba armoniosamente con la suavidad del pescado. Estaba, como siempre, macerado con zumo de Lima y soja, pero esta vez, en su justa medida. Sabía a lima, sabía a soja, pero sobretodo… Sabía a atún rojo de almadraba. ” Tartar de Atún Rojo, Aguacate, Salsa de Mostaza y Soja”

Empezábamos nuestra andadura en ” La Orza ” y ya estaba sintiendo el primer orgasmo con suspiro final.

Todo indicaba que esta vez, en Toledo, la degustación seria multiorgásmica.
  
Sin haberme repuesto aun del placer del atún, llego mi segundo orgasmo. ” Solomillo de Buey, salsa de Foie, Pedro Ximenez y Milhojas de Verduras”

Cuando la carne es de calidad, me gusta comerla simplemente bronceada. Una carne tan exquisita me gusta más si tan solo la han dejado tumbarse unos instantes sobre la parrilla.

Y en este caso el cocinero parecía compartir mi gusto.

Cuando vi la milhojas de verduras, pensé que era tortilla de patatas. Solo cuando lo tuve en mi boca y presione la lengua contra el paladar, salí de mi error de apreciación. 

La carne con el Foie hizo que mis hormonas se revolucionarán. Y la milhoja termino por hacerme suspirar de nuevo. Otro orgasmo culinario. Otro orgasmo con suspiro final.
  

  
Furychan, no quiso ser menos y tras sus innumerables suspiros con el atún, y cuando parecía relajarse, descubrió antes sus ojos su plato principal. “Cordero Relleno de Almendras, Pasas y Foie con Salsa de Setas”

Para mi, fue un verdadero placer observar como cerraba los ojos mientras saboreaba el primer bocado. Como se mordía el labio inferior mientras lentamente volvía a parpadear y a inspirar aire por la nariz.

No pude resistirme cuando me ofreció probarlo. Bebí un poco de agua para limpiar mi paladar y poder saborear mejor lo que me ofrecía con su tenedor. 

Estaba delicioso… Me sentí como cuando se hace el amor en una orgía a tres. Ahí estaba yo, disfrutando de las dos delicias que tenía el placer de catar. Primero una. Después la otra y las dos a la vez.
  

Excitadísimo como estaba con tales platos, llego el momento de elegir el postre. Y esta vez el trio fue a costa de un solo postre compartido entre Furychan y yo mismo.

“Chocolate, chocolate, chocolate….” ¿Hay algún postre mejor?

Y con esa pinta…¿quién podía resistirse?

Brillaba con luz propia. Y tras esa capa de chocolate brillante, se escondía un mouse, también de chocolate tan suave y rugoso que me recordó… Bueno, mejor no lo digo.

Tercer orgasmo con suspiro final…
  

Estaba exhausto. Una comida tan multiorgásmica me había dejado sin fuerzas y sin aire.

Menos mal que el restaurante “La Orza” tiene una bonita terraza en la que decidimos tomar el café al aire libre.

Con el café conseguí reponerme. Mi cabeza volvió a mandar sobre mi cuerpo. Mis hormonas comenzaron a relajarse. 
  

  

Parecía que ya podía coger aire con toda mi capacidad pulmonar y decir “Uffffff….”

Pero sorpresa…

La camera apareció con dos vasitos de licor de orujo. Fue el remate final. Difícil de superar.

” La Orza “… Imperdonable visitar Toledo y no disfrutar de sus placeres orales.

  

La Orza en Tripadvisor click aquí 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados 

Saporem 

Tengo ganas de irme a mi planeta. Ver mis montañas.

Correr por ellas. Sentir su aroma, oír el río y en la noche…el silencio.

Sentarme a la luz de mis estrellas y aporrear mi guitarra con lo único que se.

Pero que allí parece que suenan mas notas de las que aprendo.

Y oír y sentir mi vida, densa, triste, a veces alegre, buena, otras no tanto, romántica pero muy, muy salvaje, sin normas, sin limites, sin nada que me pueda detener ni nada que yo, no quiera hacer.

Sentir que soy del viento, que no hay renglones que aprender, que no hay nada como sentir con el alma henchida de emoción, que estoy ahí… Ahí para que todos se nutran de mi, para reír, llorar, cantar, bailar, gritar, correr y cabalgar como lo hace mi corazón cuando en algún momento, se desboca por amor..

Soy lo que hablo, lo que siento, lo que rabio, lo que beso y abrazo. Soy todo eso de lo que estoy hecho.

Así soy, así me expreso.

Cuando mis palabras salen de mi, ya dejan de ser mías para formar parte de los oídos y bocas de quien quiera oírlas y pronunciarlas.

Si. Tengo magia pero de la de verdad. La que transforma un alma rota, en alma con esperanza. La que vuelve las lagrimas de dolor, en lagrimas de dulzura. La que solo con mirar…acaricia.

No soy presa de la palabra libertad. Soy libertad.

Como me gusta el olor del campo cuando llueve. 

La paja mojada.

El olor de las noches frescas Del verano.

Ideal para hacer el amor hasta no poder más.

Con las estrellas mirando y la luna alumbrando, besando tu piel con su reflejo.¿ Lo notas?

Es tu imaginación, tu forma de ser, cálida y cariñosa. Es, lo sensible que eres.

Amazona del viento… Llévame a tu paraíso. Transpórtame con un beso…

… Y allí, entre los sonidos del silencio. La Paz, esa confabulación entre los astros… Los besos, las caricias, me dejaran enamorado para siempre de esos momentos que nunca querré abandonar.

Sonidos… Silencio…

Palabras, solo palabras que de la boca no salieron, que del corazón fueron…

Pulsaciones…

Mis pulsaciones cabalgan tan veloces como el viento. ¿Las notas?

No solo me late el corazón. Es todo mi cuerpo.

Y tu voz. ¿Estaría agitada también?

Te siento…Puedo verte… Puedo hasta tocarte.

Son tus sentidos sin control, tu latido intenso. Tu mente, tu piel erizada. En ese placer que tu imaginación canaliza interiormente.

Y sin poder articular palabra en esa voz agitada.

En esa expiración de deseo, la provocación te seduce. Gimes.

¿Cómo sientes ese gemido?

… ¿Se te oirá ahora?

… …¿Tendrías la voz entrecortada?

… … …¿Te gusta esa sensación? 

Es la pasión desbordada.

Quisiera tenerte tan cerca, que pueda creer que te toco.

… En esa tentación que tienes,..ahora igual que yo…

¿Tus latidos aumentan?

También los míos.

Te acariciaría despacio para que sientas y disfrutes de cada roce en tu piel.

Buscaría tus manos, tu conexión, tu mirada, tu calor.

Para hacerte sentir esa pasión, lenta que te haría gemir,.. lenta y excitante. Y arder.

Desearía fundirme en tus pechos. Querría saborear tu deseo. 

Quisiera poder amarte con esa fuerza, que a una mujer arranca un “te quiero”.

Notarias mi latido fuerte, que tu aumentas.

Notarias como me envuelven tus labios al besarme.

Y como mis manos…Uhmmmm…es como…Ay..!! … Si…si… Es como si se fundiesen en tu piel…Que el roce de tu ropa eriza…

Bésame Lady.

Podía haber sido verdad, y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando

 

manager.fiestafacil.com

 
Esta vez y solo esta vez voy a hablar de un restaurante por boca de otra persona. Un accidente, un atropello me ha impedido ir personalmente a descubrirlo. Prometo comprobar personalmente si lo que voy a escribir es del todo cierto. Pero eso será cuando me recupere de las lesiones. Momento en que tal vez reeditaré esta entrada o creare una nueva. Eso el tiempo lo dirá… 

 
Saporem es un lugar que invita a la conversación. A las risas y a compartir inquietudes sentimentales. 

 Ideal para ir con amigos o amigas. No en grupos de 15. Nunca he entendido esas reuniones en las que hay personas con las que no cruzas más palabras que el ” hola como te va? y el “uffff la próxima vez, a ver si podemos hablar más” 

 

No… No me refiero a ir con 15 amigos. Creo que es mejor de tres en tres. Así, como mucho uno o una podrá evadirse de la conversación de los otros dos. Pero nunca habrá conversaciones cruzadas como cuando son cuatro o más, los comensales. 

 

En este caso Éramos tres o cuatro. Yo iba dentro de Aker H. Sus tres amigas tienen conversaciones divertidas e inteligentes y lo pasamos genial degustando las tartas y bebiendo gintonic. 

 
La tarta de chocolate es la reina de las tartas. Sin adornos, sin nada que estorbe ni a la vista ni al paladar. Chocolate. Solo chocolate. Delicioso chocolate…

  
En la foto puede verse la tarta de pera. También la tarta de zanahoria esta muy buena y junto con la de chocolate, son las que entran en una promoción económica. En esa misma promoción se podía elegir la copa con ginebra, vodka o bourbon. 

 Celebrábamos un cumpleaños. Fue emotivo y divertido. 

Saporem esta en una zona muy concurrida pero nada más entrar en su patio, todo es sosiego y tranquilidad. 

En el patio se puede estar merendando hasta las 20h que comienzan las cenas. Los camareros, que son un poco setas, se encargarán de desalojarte con modales de seta. No son lo mejor del restaurante.  

 

En fin un bonito lugar donde se puede merendar tranquilamente y tomar algo. Si quieres quedarte a cenar… Cuéntame qué tal. 

Saporem en Tripadvisor 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Aker H. excepto donde lo indique.

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Cafelito

….Chocolate….❗️

Eres mi chocolate….⛔️

…Entrar en ti… Es una locura,.., ¿mojarme en ti?… Después…se que seré devorado

Tan solo tu vestido ya es chocolate…. Negro chocolate deslizándose por tu piel,  hasta llegar a besar el suelo. 

 

foto de mariposafit.com

 
Llegar a ti…

Callejear tu piel… Conducir por tus curvas…semáforos en verde… Aparcar en tus zonas erógenas… Renovar el ticket hasta terminar ciclo….Y volver a empezar en otra posición.  NewPosition…!!🎵

 Y es que….

 Insaciable es mi nombre cuando estoy junto a ti.

 

foto de blog.fashionandyou.com

Chocolate derretido en tus manos con la llama en tus dedos. 

Hebras de chocolate dispuestas sobre blanco. Enrolladas con tus manos de izquierda a derecha…. Justo al revés. 

Chocolate de tu boca a la mía….Chocolate en tu sofá…Chocolate en mis pulmones, en mi sangre, en mi cabeza…

La distancia no importa si la magia es infinita…

Tu cuerpo desnudo… Mi chocolate. 

Y es que…

Insaciable es mi nombre estando junto a ti. 

 

foto de tripadvisor.com


Bésame,…, bésame fuerte…. Hunde tu lengua en mi boca… Luego yo…hundiré la mía en tus placeres. 

Quiero emborracharme en tus licores…empaparme en ellos….si, lo haré. 

Bésame…., bésame fuerte💋

Dame tu chocolate. 

Disfrutémoslo juntos… Tu primero,…yo después y luego los dos a la vez

Con tus medias y tacones me desarmas.  Tu lengua me desnuda, me calienta y me humedece…El chocolate me hace efecto… Es tu chocolate… Quiero consumir tu chocolate… Invítame…Tu pon el negro. Yo te daré blanco. 

Y es que….Estando contigo…..

Insaciable es mi nombre….

Insaciable es mi nombre cuando estoy junto a ti. 

Insatiable’s my name when it comes 2U. Oh my God!!!

 

No sabría decir si al entrar en Cafelito, sentí que entraba en una cafetería…Era como si entrara en la casa del pueblo de mis padres, donde mi abuela tenía la cocina llena de cacharros de porcelana.

  Enseguida me di cuenta de que no era así. Nada mas entrar, uno de los dos camareros que llevan el negocio, nos hablo como si nos conociera de toda la vida y nos invito a ver el local y nos sugirió,…,la mejor mesa. 

 Pedimos su colaboración para elegir el café y nos hablo de todos y cada uno de los que preparan, como si hablara de sus hijos. Emocionado fue describiéndolos uno a uno y nos hablo de las tartas que hace una señora de forma artesanal para ellos. 

 Yo, indeciso por naturaleza, no sabia por cual decidirme. Tan solo tenía clara la elección de la tarta…quería más chocolate.

  Para mi sorpresa, mientras decidía que cafe tomar mirando la carta, nos sirvieron unos vasos de agua emulsionada, que además de limpiar el paladar de sabores que pudieran sesgar el deleite del gusto por el café, también suaviza la garganta y la deja lista y fresca para conversar.. 

 Finalmente me decidí por un cafe Barraquito. Modalidad de preparación, que no probaba en años. No decepcionó, ni la presentación ni el sabor. 

 Mientras disfrutaba del café y de la conversación, no pude dejar de mirar la decoración de Cafelito. Es ideal para sentarse a leer. Hay libros por todas partes,.., y sofás… Con lo que me gustan los sofás. ¿O es un sillon? Es igual… También les saco partido. 

 Compartíamos la tarta de chocolate y no podía evitar mirar las cookies, las magdalenas y las barritas de pan. Todo preparado sin aditivos. Todo muy natural… Lo miraba y me excitaba…Tenía que tener cuidado para no salivar mas de la cuenta… Saboreando la tarta de chocolate, me brillaban los ojos y se me erizaba el bello de los brazos. Que lugar tan sensual.

Un lugar de orgasmo con suspiro final 

 

Situado en la calle sombrerete en Lavapies, Madrid. Puede ser a día de hoy el mejor antro donde tomar café y relajarse. 

Facebook de Cafelito

Los “me gusta” motivan, “compartir” ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías hechos por Rosalumal excepto donde se indique.

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados