LA JAIMA

-“Me gusta que me miren…”

-“Mmmmm, a mí también. ”

Sentados sobre las toallas en una pequeña cala en la costa gaditana, mirábamos los cuerpos desnudos de la gente que como nosotros gustaba de quitarse esa incómoda prenda. El bañador.

Sus pechos relucían devolviendo la sonrisa al sol.

Su pubis depilado por completo también sonría, solo que parecía hacerlo mirándo hacia mi.

.
-“La verdad es que me da un morbo increíble sentirme observada mientras me colmas de placer. ”

-“Vas a conseguir que me excite. Sabes que contigo, eso es muy fácil. ”

No me dio tiempo a decir nada más. Sus labios mordieron los míos al tiempo que sus manos me acariciaban.

Con ella todo es especial. Todo. Hasta lo más insignificante. Con Mia, incluso yo parezco especial. Tiene ese poder.

Y allí estábamos. En una playa con apenas gente. Con gente, con apenas ropa. Con ropa, que apenas escondía unos centímetros de piel. Con la piel desnuda ante nuestros ojos.
El sol era el protagonista de la playa. Estaba a punto de irse a descansar. Pronto estaría buceando en el Atlántico.


.

A eso habíamos ido hasta allí. A ver la puesta de sol. A verla desnudos….  Para qué el sol nos viera haciendo el amor al tiempo que se dejaba mojar por el mar. Aunque si éramos los tres los que acabábamos empapados, tampoco pasaría nada.

-“Me da morbo que me miren, o tal vez el morbo me lo proporciona más la idea de ser “sorprendido” amandote en un lugar público.” Le dije.
-“Pues tal vez haya llegado el momento de despejar esa duda. Aquí no serás sorprendido. Los sorprendidos serán ellos. ”


.

Volvió a besarme, solo que esta vez con mucha más intensidad.

No sabría decir que me excitó más en ese primer instante. Tal vez, estar en la playa con gente que había ido a ver la puesta de sol, gente a la que le resultaría imposible no vernos. O tal vez el hecho de notar como su excitación iba por delante de la Mía.

Si. El morbo y sus besos hicieron efecto.

El cielo se iba tiñendo de rojo. Las pocas nubes que adornaban el cielo, parecían desfilar presumidas ante el Sol, mientras este, iba mojándose al entrar en el océano.

-“Ven. Corre. Vayamos al agua. Quiero que me llenes en el mar. Que me llenéis los dos. Corre. El sol no nos espera. ”

En pie, tiró de mi mano y me arrastró hasta la orilla.

Primero los pies, luego las rodillas, después los muslos…. después…Mmmm. No hubo después. Cuando las acariciantes y minúsculas olas estaban a punto de esconder lo que no se podía ya esconder, me sujetó con un brazo y con su otra mano tomó el timón y con un pequeño salto hizo que desapareciera en su interior.

-“Sisisisisi. Quiero que me llenes. Quiero que me hagas el amor. Que te vacíes en mi al desaparecer el Sol.”

Las olas apenas tapaban de vez en cuando sus nalgas que se movían arriba y abajo. Sus brazos abrazaban mi cuello al tiempo que su lengua se hundía en mi mientras yo me hundía en ella. El Sol, hacia lo propio.

Éramos cuatro en comunión. Bailando juntos la danza del amor.

-“Follame. Me susurraba. ”

-“Follame. Lo quiero ya. ”

El mar me ayudaba a sostenerla casi sin esfuerzo. Mis manos en sus nalgas la ayudaban a subir. No necesitaba ayuda para bajar. Sabía bailar como bailan las sirenas.

Era delicioso sentir el frescor del agua y el calor de su interior. Delicioso….delicioso….

Su mirada se perdía en el horizonte. Y en sus ojos podía ver cómo el Sol me ganaba por momentos. Casi se había consumido en el mar mientras yo aún no había hecho sino empezar.

Quise ver también ese momento quise ser testigo de cómo el océano devoraba el día para convertirlo en noche.

Una ola mas fuerte que un titán nos alcanzó en ese instante e hizo que me tambaleara, soltándola y dejándola caer.

La abrace por detrás y juntos vimos desaparecer el último hilo de luz.
De repente, la gente comenzó a aplaudir….

-“Dios mío!!! Espero que aplaudan la puesta de sol y no a nosotros. Susurre medio avergonzado. ”
-“Salgamos del agua. Vamos a la arena. Allí no tendrás dudas si vuelven a aplaudir….”

Podia haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando


.

Todo el mundo va allí al ponerse el sol.
La Jaima es el lugar donde confluyen pasos, risas, miradas….

Nuestros pasos nos llevaban también allí.

Al fin y al cabo, nos gusta que nos miren…
Apenas unos instantes antes nos habíamos despedido del sol mientras nuestros cuerpos lo festejaban en la arena envueltos en deseo, respiración entrecortada y miradas lascivas de quienes allí se hallaban.
Ahora Rosaluma me envolvía de nuevo en sus brazos, mientras caminábamos sin apenas separar nuestras miradas ni dejar de sonreír recordando nuestro sol.
Mmmmm…siiii…nos gusta que nos miren…

.
Ya nos estaban esperando… al llegar pudimos sentir sus miradas recorriéndonos y nuestra piel erizándose mientras nos acercábamos a la barra. Sus miradas nos seguían aún cuando nos acomodamos en unos puff con sendos mojitos y besos.

-“Los amantes ya están aquí,  ya podemos empezar”

.
Cómo me excita que nos miren!!
De pronto, como si de una danza, perfectamente coordinada, se tratase los asientos centrales se vaciaron y fueron recogidos por el sexy staff dejando el espacio libre para bailar.
La música elevó la voz para tomar protagonismo y todos los cuerpos se levantaron al tiempo.

La hora había llegado.

Party time….wowww!

.
Mi principe me sacó a bailar con un largo beso y su mano bajo mi vestido ibicenco. Nuestros cuerpos se entrelazaron ahora en posición vertical repitiendo lo que antes hicieron en horizontal…

.

mmmmm… amo que nos miren.
Podía sentir su erección contra mi muslo y sus ojos penetrando en los míos.

-“Déjate llevar, me dijo.” Y lo hice.

Me perdí en sus fuertes brazos de nuevo y danzamos, danzamos, danzamos……

Todos nos miraban…nos encantaba!!
Bailamos y bebimos. Reímos y nos emborrachamos de besos, mientras seguíamos contoneándonos…

Dos parejas de chicos jóvenes que seguramente habían intoxicado su cuerpo de algo más que mojitos, comenzaron a bailar con nosotros.
Las manos de ellos no paraban quietas manoseando a placer los cuerpos de las chicas que escasas de ropa mostraban el gusto por las miradas ajenas tanto como nosotros. La música se volvió lenta por un momento para animar a la gente a visitar la barra para reponer fluidos, momento que los dos chicos recién conocidos aprovecharon para hablar al oído a Rosaluma. Poco después desaparecieron en busca de polvos mágicos. Pero Rosaluma se quedó con nosotras.

Hubo intercambio de miradas al principio e intercambio de besos poco después. La orgia estaba asegurada.

Rosaluma, nos beso a las tres en un beso imposible. El juego de las cuatro lenguas era realmente excitante.

Verle jugando con sus cuerpos y sentirlas a ellas jugando con el mío me excitó hasta umbrales insospechados.

Sus pechos eran firmes. Sus culitos duros y jugosos.

Sentir seis manos en mi cuerpo acariciandome, luchando por cada centímetro de mi piel, peleando en mi entrepierna… Mmmm cerré los ojos y deje que hicieran. Que hicieran lo que quisieran. Me besaron, me lamieron, me mordieron.

Me sobraba el vestido. Sentía la necesidad de arrancarlo y dejar mi bikini como único abrigo.

Abrí los ojos extasiada y me sorprendí viendo como ellas ya habían hecho con sus ropas lo que yo deseaba hacer con la mía.

Mucha gente se animó a hacer lo mismo y comenzaron a rodearnos bailando al ritmo de la música que había vuelto a ser la del principio.

La noche ya era cerrada. Las luces de la Jaima eran tenues e incitadoras. Apetecía llegar al extasis. Apetecían dosis de orgasmo.

No quería más mojitos. Quería el sexo de Rosaluma.

Le miré y me entendió.

.
Rosaluma dijo “Ven” y yo le seguí.

Salimos de aquel lugar hacia la noche oscura con la luna llena como cómplice.

Una cala olvidada nos esperaba.

Sería testigo ideal de nuestro deseo libre de nuevo…

Nos encanta que nos miren!!

La Jaima-. Avd de Trafalgar s/n. Caños de Meca, Cádiz 

Premio Bitácora. Agradezco tu Voto aquí 

Texto escrito a dúo entre Mía y Rosaluma. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)


Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  Gif de la Jaima capturado de Google STREET view.


© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

Mr. Frank (reloaded)

Nuestras noches en vela…
Caminando por la senda del placer. 
Muy larga ha sido la espera. 
Sin saber lo que quieres hacer. 

Suena música de los ochenta. 
Abres la puerta y me recibes con un beso.
Excitante la noche se presenta. 
Creo que hoy disfrutare de tu sexo. 

Te rozo una mano, te rozo el cabello
Te rozo los labios y ya quiero más.
Y ya quiero más y tu quieres más
Y tu quieres más… 

No podemos esperar y ahí en el suelo queda tu vestido.
y yo aun vestido ya no puedo más…Ya no puedo más…
Y te como a besos y me arranco la camisa.
Lo hago a toda prisa y la mente se me eclipsa

y suenan las campanas 
Es domingo y hoy hay misa. 
Ave María purísima. Que el pecado sea contigo
Santificado sea tu nombre. 
Y que tu vientre goce conmigo. ….

Atrás quedó el vestido, atrás el pantalón.
En el suelo tus zapatos junto a mi cinturón. 
Quiero morder tu cuello pero ya estas en el suelo
Quiero cogerte en brazos, y hacerlo yo primero. 

Ven aquí mi amor, ven aquí mi amor….
Que el suelo, ya lo sabes,
quemara tu piel con toda esa fricción. 
Ven aquí mi amor… 
Esto es mas blandito y solo arderás con mi adición. 

Que sofá más rico…
Que sofá más rico…
Tu ropa y mi ropa, nos mira desde el suelo
Tu boca y mi boca, juegan en el cielo. 

Ya se lo que quieres y te lo voy a dar
Aun quedan ocho horas antes de trabajar
Usaremos sólo siete. Luego a desayunar 
No quiero que tu jefe te note naaaa!!!!

Me gusta verte ansiosa, notar tu excitación.
Te mueves suavemente, como una gata en celo
Y me siento deseado, a punto de caramelo
Con el olor de tu sexo, comienza la función. 

Quiero recorrerte… Muerdo tu cuello
Gritas mi nombre y beso tu piel. 
Gimes de placer, te acaricio el cabello 
Quiero recorrerte, llegar hasta tus pies. 

Beso tus axilas, vuelves a gemir. 
Mi lengua dibuja el contorno de tus pechos
Beso tus pezones,… Vuelves a gemir. 
Subo tus montañas. Escalo tus repechos. 
Solo mis dientes y mi lengua entran en acción
El resto de mi cuerpo, espera la ocasión 
Desciendo por tu vientre que se hincha de excitacion. 
Mi boca es un manantial que riega todo a su paso
No puedo reprimirme, no disimulo mi ereccion. 
Jugando con tu ombligo, el tiempo se hace escaso. 

Suena “Radio Futura”… 
🎵Dicen que tienes veneno en la piel…🎵
🎵Y es que estas hecha de plástico fino….🎵
🎵Dicen que tienes un tacto divino…🎵
🎵Y quien te toca, se queda con el…🎵
En busca de ese veneno voy
Si preciosa… No será necesario que me empujes.
Uhmm preciosa… Ya puedo olerlo… Se donde lo tienes…
En busca de ese veneno voy. 
Oh My God!!! Mi jugosa boca parece seca comparada con la humedad de tu frasquito envenenado.
Oh Dios mío!!!! He dado con la tecla, te abres para mi.
Que licor tan delicioso. No pararé de beber hasta provocar en ti cascadas envenenadas.
Emborracharme de ti, bañarme en ti, bucear en tus profundidades. Todas para mi. 
Quiero tu sabor. Tus sabores. Tus olores. Quiero tu jardín.
.

Te veo morder tus dedos…tus brazos…tus cojines… 
Te veo ahogando tus gemidos…veo como te retuerces de placer…
Maldita sea…!!! Libera tus labios..
Quiero oírte.!! Quiero gozarte…
Sujeto tus brazos por las muñecas junto a tus caderas…
Siiii ahora te tengo…
Te tengo. Eres mía…
Te voy a hacer gritar…
Dibujo círculos…juego con tu botón. 
Dibujo subiendo y bajando…juego con tu ignición. 
Dibujando ochos…quiero encenderte. 
Presionando, succionando, liberando, acelerando…
Mi lengua baila funky al ritmo de tu respiración. 
No aun no…no te dejes ir aun. 
Quiero que acumules energía. 
Quiero una explosión que te deje después a mi merced. 
Dibujo círculos. Uhmmmm que sabor!!!!
Golpecitos… Con mi lengua. 
Contracciones…en tu espalda
Mis manos en tus glúteos. 
Las tuyas apretándo mi cara contra ti.
Y gritas…. Y Gritas….
Oh siiiiii que bueno…. Que se entere todo el mundo de lo que somos capaces de hacer…
Intentas separarme,…no te dejare…intentas arráncarme…no te dejare…intentas despegarme…no lo permitiré… Ahora eres mía…
Y yo quiero más…y yo quiero más…
Tus manos se relajan…te vas a desmayar….
Mi boca, mi cara, mis ojos, mis manos… Inundadas de veneno. 
Me relamo… Te dejas caer sobre el sofá. 
Estas dispuesta a relajarte….
Pero tengo algo para ti….
Esto no ha hecho más que empezar…
“Divina estas…preparada para el baile”
Ven… Vamos a tu cama… Tu sofá esta muy mojado. 
Aun quedan 5 horas. Y ya sabes… 
El desayuno puede esperar.  

.
 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo este inventando


“Te invito a cenar” Eso me había dicho Marmayan.
“Quiero darte una sorpresa, y tal vez puedas escribir en el blog sobre el sitio” Eso me había dicho.
Quedamos en “Las Cortes” al pie de los Leones. (Congreso donde se reúnen los gobernantes Españoles).
No sabia donde me llevaría pero me presenté con ilusión. 
Era todo un detalle que quisiera celebrar su cumpleaños conmigo invitándome a cenar.

La sorpresa fue mayúscula cuando me dijo el nombre del restaurante. Mr. Frank estaba en la lista de “Gatillazos”. Uno de los restaurantes que había tachado de impresentable por no cumplir mínimamente con las expectativas que vendían en su web.
Pensé en callar, pero la risa me pudo. 
Y allí cogiendola de las manos, le dije… ¿De verdad lees Placeroral? 
Claro, ¿porque lo dices? ¿Ya has estado?
Es uno de mis Gatillazos.

.
  
Su cara era un poema. Sus mejillas se sonrosaron y me recordó a un Bello atún rojo. 
Ya, ya…. Lo se… Debo estar enfermo. Pero el atún me pierde.
Nos encaminamos a Mr. Frank y pasamos de largo.

“He reservado pidiendo una mesa intima.” Me susurró.

No me quedó más remedio que dar la vuelta… y entramos.

Todo estaba igual que lo recordaba, solo que esta vez, el mismo camarero que me había desatendido la vez anterior, se mostró súper amable.

.
  
La mesa era ciertamente la más íntima del restaurante. Y más intima la hicimos nosotros al cambiar los cubiertos de sitio. Los habían situado uno frente al otro, pero eso todo el mundo sabe que solo sirve para ver la campanilla del otro y para hacer piecitos bajo la mesa.
Poca cosa para las placenteras ideas que llevábamos los dos, aunque fueran ciertamente intenciones veladas. No confirmadas.
.

  
Y así, sentados uno al lado del otro recibimos la carta del restaurante de manos de un sorprendido y estupefacto camarero.
Para beber… vino blanco… Un Verdejo aromático, con cuerpo pero suave. Ideal por su acidez que contrastaría seguramente con el dulzor de quien me acompañaba.

.

El aperitivo que nos colocaron en la mesa cuando elegimos los platos que degustariamos, junto con el pan de semillas, nos sirvió para ir rompiendo el hielo.

Llego el “Risoto de Boletus con Queso Idiazabal a la Trufa.”

.

Habría sido perfecto porque su sabor era exquisito. Habría sido perfecto para mi, pero resulto que quien me miraba con sus preciosos ojos azules, casi violetas,… es una gran entendida en setas. Y sorpresa… No eran boletus. Era otro tipo de setas y aunque estaba buenísimo, el hecho de saber que no eran la variedad que decía la carta, le quitada puntos al restaurante.
(Positivo por camarero amable contrarrestado por la falsa de los boletus) 
.

  

Llego el segundo plato mientras brindábamos por su cumpleaños… Brindábamos y algo más… Por lo cual el camarero se excusó al interrumpirnos mientras posaba el “Tataki de Atún Rojo con sésamo y salsa de wasabi”
Ninguna pega a este plato. Delicioso. Presentación decente, y calidad del Atún suprema. Enseguida me olvide de los no-boletus y empece a sentir pánico al ver como desaparecía tan rica carne roja de la pizarra que hacia las veces de plato. 

Se ha puesto de moda la pizarra. Estoy seguro que en más de una cantera están haciendo el agosto. 
El restaurante se iba llenando de gente y aún así nuestra mesa seguía siendo intima. Lo que aproveche para hacer una pausa con el atún rojo y degustar sus labios también rojos. Sabían a Verdejo y olían a atún mezclado con su aroma natural. 
La noche prometía. Mi sangre,…,creo que es roja,… comenzaba a fluir con mayor velocidad. 
“Se nos va a enfriar el atún, como no sigamos con el” dije.
“Pero si el atún es un plato frío” me dijo.
“Bueno, da igual, el que tiene que enfriarse soy yo” le dije sonriendo, y me besó otra vez..!!
“Uhmmm….” Sentenció.
.

  
Habíamos dado cuenta del atún entre los dos y ella además ya había apurado su copa de vino, mientras yo solo le había dado un par de sorbos, cuando llego el “Magret de Pato Lasqueado con Cebolletas Glaseadas y salsa de Naranja Amarga”

.

“¿Pido otra copa?” Dije.
“Mejor agua, la noche es larga”
Lo habíamos pedido poco hecho y así lo presentaron. Casi nos lo comimos templado por culpa de nuevos y continuos juegos amatorios, casi sexuales que pasaban desapercibidos a los demás comensales, pero que a nosotros nos abrían el apetito aún más.
Este plato lo recomiendo a todo aquel que pase por Mr. Frank.
Impresionante el contraste de sabores y tierna y sabrosa la carne “roja” De pato.
.

  

Finalmente he de sacar a Mr. Frank de la lista de Gatillazos y colocarlo en recomendable. 
Tal vez si no hubiésemos elegido el risoto, habría sido muy recomendable, pero oye, creo que de un Gatillazo a un orgasmos con suspiro final hay demasiada diferencia.
.

 
Decidimos no tomar postre y convertirnos a nosotros mismos en ese plato final. Pero eso,… no lo comeríamos en Mr. Frank
Pagó ella tras desestimar los chupitos de licor que nos ofrecieron y nos fuimos en busca de ese orgasmo con suspiro final. 

.
Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

La Darsena

Cuando ella se va…!

Nunca cierra los ojos.

Cuando ella se va…!

No deja lugar a dudas.


Justo antes de irse…!

Llega el silencio previo a la explosión.

Justo antes de irse…!

No… No deja lugar a dudas.

En el momento en que se viene…!

El calor es abrasador.

En el momento en que se viene…!

Me quemo en su placer.

 
Me gusta sentirme el único que la hace correr.

Ven…Ven…Ven…

Si, Niña…hazlo ahora…ven…quiero verte correr.

Mírame… Mírate…
 
Cuando ella vuela hacia mi…!

Cuando ella se va…!

Cuando ella se viene…!

Y corre hacia mi…!

Haciéndo el amor, alguna lágrima se le escapa

Me hipnotiza…

Haciéndo el amor, sus ojos se humedecen.

Uhmmm… Que sexy…

Haciéndo el amor, me abraza.

Y como una revelación…

Me veo…haciéndola el amor,… Y somos…una obra de arte….

Y es que hacerla correr, me deja…

Exhausto, pero con fuerzas para mover montañas…

 Cuando ella se va… 

Y sus labios se encharcan…

Cuando ella se va… Y sus mejillas se inundan de calor… 

Le diría cosas tan bonitas… Le diría que la amo con poesías…

¿Pero como estar a la altura de las suyas?…cuando me dice…

“Cada día contigo parece ser el mejor…hasta que llega el siguiente día y lo supera”

“Mi niño loco…. Loco te conocí, loco me enamoraste… Loca me volviste”


“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.”


Quiero agradecer afectuosamente a Silvia Sala Franca por haber accedido a colaborar con Placeroral. Suyas son las fotografías que encabezan esta entrada, incluida la portada. Os invito a visitar su blog (click aqui), que ademas de fotografías increibles, contiene poesias fruto de su sensual y enorme creatividad.

 

La Darsena es tal vez el mejor restaurante de Suances. Por alguna extraña razón, las fotos que hice durante la cena, se quedaron en el fondo del carrete de mi smartphone. Estuve en esa localidad Cantabra hace ya seis meses y aunque recuerdo perfectamente cada instante que pase en el restaurante, he decidido inventarme una historia para ir explicando lo que allí comí. Esta aclaración la hago porque hay gente que se lo cree todo (Entre los que me incluyo) y quiero dejar claro que los platos son reales pero la historia no. Por increíble que parezca, no fue eso lo que ocurrió.

 

Entre en la App de contactos decidido a darme de baja. Eran demasiadas citas ya. Todo se estaba empezando a frivolizar. Yo empezaba a ser un tempano de hielo y ya todo me valía. Daba igual como fuesen. Lo que me importaba en ese momento era no repetir nombre. Ya tenía Montse, Carmen, Ana, Diana, Conchi, Patricia, Virginia, Monica, Sara, Azucena, Rosa, Maite,  Natasha, Vanessa, Zoe, y un largo etcétera…. Se me había antojado una Cristina. No se la razón tal vez porque había quedado con dos y no me habían gustado. Había que solucionarlo.

Mire la App y enseguida fueron apareciendo Cristinas y entre ellas una que no se llamaba así pero que aparecía en la foto de perfil con un pájaro de vivos colores en su hombro.

¿Quién podía aparecer así en una foto de una app de contactos? Solo una loca. Y me encantan las locas.

Así que ni corto ni perezoso evoque su cuerpo y lo extraje de la pantalla del teléfono materializandolo ante mi… La besé y la pregunté si quería comer antes de ser comida.

Su sonrisa fue tan viva y natural que no pude evitar cogerla de la mano y llevarla a La Darsena.

Allí sin dejar de besarla en ningún momento, decidimos,  que aunque estábamos en un buen restaurante, mejor pedir tapas al estilo taberna. No nos apetecía una paella al estilo santanderino, ni marisco del Cantábrico. Mejor algo ligero para poder después continuar recorriendo la noche, livianos y ágiles.

De primero, “Croquetas de Bacalao con Almejas a la Marinera”. Un buen bocado para comenzar.

 Las croquetas eran realmente de bacalao. Mucho bacalao. Exquisitas. Además el sabor de la salsa y el hecho de comer las almejas con las manos, hacia del plato un acto de degustación muy sensual.

La preciosa mujer que tenía ante mi conseguía además excitar mi cuerpo, al verla como se mojaba los labios con la cerveza. Su pelo ondulado parecía recién peinado por una profesional. Sus ojos azules como el cielo y su escote ligero y sugerente acompañaban muy bien a su sonrisa.

Sus uñas pintadas de color turquesa añadían un efecto de joyería a sus manos. Uhmmmm… Estaba deseando ser acariciado por ellas!!

Mientras hablábamos y comíamos, mi imaginación voló….

Hacíamos el amor en el umbral de la puerta de una casa llena de colores. Con el piar de su pajarito de colores como hilo musical. Un encuentro fugaz. Tan solo un momento lleno de pasión y lujuria en el que los dos disfrutamos al máximo. De pie contra la pared del pasillo. A medio desnudar. Tan solo con la ropa que no estorbaba para gozarnos a tope.


Seguimos degustándolo las almejas una a una. Las croquetas una a una. Y sus besos… Los deseaba uno a uno.
Otra vez mi imaginación retomó el vuelo. Ahora era en una cama grande con un cabecero de forja y un baúl a los pies… Las sabanas parecían de nube y el colchón el paraíso. Sus besos se materializaron en la mesa del restaurante al tiempo que sus manos acariciaban mi pierna.

“Cuéntame… A que te dedicas?” Me preguntó

“Soy un viva la virgen” le dije. “Un simple vividor” continúe.

“Llévame contigo” me dijo sonriendo.

 Y tras pedir unos “Calamares” que estaban en su punto de sal, y que recomendaría a cualquiera que visite La Darsena, la abracé y por arte de magia, la lleve hasta mi dormitorio, en Madrid, donde le presenté a mi gato y desenfrenadamente gozamos el uno del otro. Su sabor salado como el mar y su olor fresco como el de un jardín de un palacio real, consiguieron que mi placer se equiparará al suyo. Lo di todo mientras pensaba que ojalá nunca más volviera a meterse en la pantalla de mi teléfono a través de esa app de contactos. La quería solo para mí.

Y en ello estoy. Intentando amarla como nunca he amado. Consiguiendo sin esfuerzo, amarla como nunca he amado.
La Darsena. 

Calle El Muelle, 23

Suances, Cantabria. España
Un lugar donde enamorarse si vas con una persona superextraenamorizable!!! Aunque solo la lleves en tu cabeza.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías excepto restaurante, por Silvia Sala Franca, incluida portada.

I EDICIÓN “PREMIO PLACERORAL”

Tal vez sea por arrogancia o por efecto de un posible narcisismo, Timido, espero.

El caso es que he decidido crear el premio “Placeroral“.

Quiero premiar a los blog que más me hacen disfrutar sea cual sea su temática, si bien es cierto que deben tener algún componente que conjugue el placer y la lengua. El placer entendido de manera amplia. Estaréis de acuerdo conmigo que un relato erotico puede ser tan placentero como una poesía melancólica o una reflexión sobre la cotidianidad que nos envuelve. También observar un dibujo o una fotografía puede ser muy placentero.

En cuanto a la lengua… Hay algun blog que además de poner ante nosotros una preciosa e íntima poesía, también nos la recita con verdadero arte. Hay algún blog de cocina, e incluso algún blog de microcuentos que usan la lengua, el lenguaje, el idioma español con verdadera exquisitez.

Todos estos blog podrán ser susceptibles de resultar premiados.


La mecánica del premio será la siguiente.

  1.  Creare un apartado en Placeroral donde haré una enumeración y enlazaré los blog premiados.
  2. El premio será mensual. Cada mes premiaré un blog.
  3. El blog premiado podrá si lo desea exponer el premio en su blog. Sin obligación de ello para recogerlo.
  4. No habrá necesidad de realizar un agradecimiento en un post en el blog premiado.
  5. No habrá que nominar blog. Solo yo puedo conceder el premio “Placeroral”
  6. La notificación del premio la realizaré en un post en Placeroral y además, dicho blog premiado recibirá un mail anunciándoselo.
  7. Aceptaré propuestas para mejorar estas bases. Me reservo la decisión de llevarlas a cabo.

El blog premiado en la “PRIMERA EDICIÓN PLACERORAL” es “Los Labios de Valeria” 

Visítalo haciendo Click aquí


El jurado compuesto por mí, la Mía inspiración y yo mismo ha decidido por unanimidad conceder el premio a Valeria por su blog, que conjuga perfectamente todos los ingredientes suficientes y necesarios para resultar deliciosamente placentera su lectura. Además sus dibujos, que realiza a diario, con el consiguiente esfuerzo tanto en tiempo como en creatividad, hacen de su blog una verdadera delicia.
Espero y deseo que visitéis su blog y disfrutéis con el. Si además le hacéis llegar vuestra opinión sobre su trabajo, seguro que la animareis a seguir mejorando.
Podéis, si así lo deseáis, opinar aquí sobre la idoneidad de conceder el premio a este blog (LOSLABIOSDEVALERIA) o realizar cualquier otro comentario. Los comentarios también me animarán a mi.
Mil besitos de agradecimiento a todas/os los que me leéis. Sin vuestro apoyo no tendría sentido Placeroral.
Rosaluma.

El Sol Sale Para Todos

…Cuando me arrancó la ropa entre suspiros y jadeos….
…Insistió tanto que tuve que quedar con ella y nos fuimos a San Lorenzo del Escorial…. Quería invitarme a comer para que escribiera sobre el restaurante en el blog….Sobre el restaurante y sobre ella… Quería inspirarme. Quería mis besos y mis palabras. Quería y quería…y al ver su sonrisa al mirarme no pude resistirme… Y yo también la quise.

.
(Días antes…)

.
….No soy amigo de las videoconferencias… Creo que ya lo dije en una ocasión. Ni siquiera me gusta hablar por teléfono. Pero no se porque esta vez, fui yo quien lo sugirió… Milán está lejos y el chat se me antojaba muy impersonal y la sensación de distancia se acrecentaba sabiéndola allí. 

“Line es una App mucho mejor que otra que usa la mayoría, pero menos conocida en Occidente. En Japón la usan más que ningún otro país. Tal vez porque son más amigos de la intimidad. “

En fin… Estábamos charlando por Line y no pude resistir sugerir usar el vídeo para vernos. 

Pulse sobre el botón y al instante apareció en la pantalla de mi smartphone…allí tumbada en la cama… Recién salida de la ducha con tan solo una toalla recogiendo sus dorados cabellos. 

No conseguía ver nada más que su cara y sus hombros desnudos. Es verdad que también en algún momento pude ver algo más que me hizo dar veracidad a la sensación inicial. Estaba desnuda…

Sus ojos azules casi violetas. Sus labios carnosos y gesticulantes. Sus manos ágiles y femeninas y sus claviculas bien marcadas me excitaban lo suficiente. No necesitaba ver más. Me bastaba con imaginarlo…

Prácticamente no hablamos. Pero su voz y sus gestos denotaban deseo. Y no hay nada que me excite más que sentirme deseado… Mi sexo palpitaba y a voces pedía chupar cámara. Aparecer en pantalla. Mis manos sin teclas que pulsar, estaban libres y querían acudir a su auxilio. No sé si para consolarlo o para reducirlo al estilo dominatrix… 

La conexión wifi de su hotel no era muy buena pero nos dio tiempo para concretar una cita en la monumental ciudad de San Lorenzo del Escorial. Ya usaríamos el vídeo  más adelante…Nos lo prometimos. 
Y es allí, en El Escorial, donde transcurrieron los hechos….
Ya estábamos en su casa. Podía ver una escalera de caracol al fondo que, resultaba muy atractiva. Nos llevó mucho tiempo llegar hasta ella… Mi abrigo descansaba junto al suyo en el suelo. Ya habían sido arrancados entre besos nada más cruzar el umbral de su puerta. Sus labios carnosos prometían otros más carnosos aún. Su legua suave y húmeda, evocaba orgasmos intensos y felinos… En el pasillo, mi jersey y su pañuelo. Sus manos… Siiiii… Sus manos eran ágiles y atrevidas. Sabían dónde ser rápidas y donde lentas. Sabían acariciar y apretar. Masajear y fustigar… En el salón mis pantalones y su vestido… Su lencería no iba a juego. Mejor así… Siempre me ha parecido más sexy… La parte superior no presionaba sobre sus pechos. Señal de que solo escondía y no levantaba. Por detrás, el cierre no quedaba muy elevado. Señal de que sabía elegir la talla… ¿Daría yo la talla? Claro que si… Siempre lo doy todo! 
Los besos nos mantenían conectados sin que pudiéramos evitar chocar con las paredes y con el mobiliario. Ya pensaríamos en los daños colaterales después. En ese momento éramos fuego… Calor en su sexo y calor en el mío. Teníamos la temperatura ideal…para fundirnos en uno.

Su sabor era intenso y dulce. Su olor suave y primaveral. Sus manos pedían a mi cuerpo enlazarse con el suyo. 

Solo a la hora de subir por la escalera tuvimos que separarnos los centímetros necesarios para poder subir sin tropezarnos. Ella iba delante y mis ojos detrás. Cada peldaño que ella avanzaba, podía ver cómo su culito se movía prieto y sexy, dejando ver de vez en cuando el hilo de su tanga. Mi bóxer ya hacía tiempo que se había quedado pequeño, y sabía que irremediablemente acabaría sobre la lámpara de su dormitorio. O tal vez simplemente en el suelo perdiéndose la escena, desde esa pobre situación.

Su cama era inmensa a simple vista. Una cama que no cabría en mi habitación. Pronto descubrí que ni una hectárea habría sido suficiente para contenernos. 

Y fue en ella donde me arranco la ropa que me quedaba entre suspiros y jadeos. 

Allí, los dos desnudos nos prometimos amarnos hasta el amanecer. No más allá. Pero si esa noche, en su totalidad. Toda la noche me la pase diciéndole como la amaba sin darme cuenta de que en realidad la amaba. Toda la noche la pasó gritando mi nombre sin saber que en realidad se quedaría con él, grabado en su corazón. 
Y allí entre suspiros y jadeos, el amor y el placer luchaban por ganar una batalla que terminaría en tablas. Una batalla que terminó esa noche, pero que aún… continuará…

“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.” 

Sobre ella no escribiré. No me creeríais. … Pero si sobre el restaurante.  Pero antes…

Agradecer a Marcos Ortega. Un artista Venezolano, de Caracas para más señas por su dibujo que ha realizado a petición mía y de forma totalmente desinteresada. No dejéis de visitar su blog y su instagram. 

https://www.instagram.com/magailustra

https://diariodeundibujante.wordpress.com

 



 El Escorial es un monumento por sí solo. Pero si además le aderezamos con su historia, entonces lo es mucho más. Pero yo no iba para ver el complejo arquitectónico ni sus múltiples museos y tumbas reales. Yo iba a algo más mío. Iba a conocer a la Mía ragazza!!! Iba a comer con ella y el restaurante que nos pillaba más a mano tenía un nombre apetecible. “El Sol Sale Para Todos”. 
No podíamos dejar de besarnos mientras esperábamos mesa. No habíamos reservado y no quedó más remedio que esperar. La terraza está abarrotada de gente y tampoco éramos los primeros en la lista de espera. 

De aperitivo, besos… No estaba mal. 

A la pareja que esperaba delante de nosotros no debieron ponerle besos de aperitivo, porque solo gruñían por la larga espera. 

Pensé en darles un poco de lo nuestro, pero hay gente que es muy escrupulosa y asquerosita ¿y si eran de esos….?

No… Mejor yo a lo mío y ellos a lo de nadie. 

Por fin conseguimos sentarnos. Ahora lo difícil iba a ser que alguno de los camareros nos trajera la carta y tomará nota de lo que queríamos tomar. 

Nos entretuvimos con juegos malabares. Mi lengua intentaba guardar el equilibrio en sus labios. Mis manos hacían acrobacias con las suyas. 

Ella ejerció de domadora de leones en un par de ocasiones para que mis rígidos y mis garras no resultaran indecorosas. 

Mis….

Y llegó el camarero…con un sonido de corneta que nos hizo cambiar de tercio. 

   

Nos pusimos en modo “comensales” y pedimos las setas. Un plato de setas variadas para compartir, que por su textura gelatinosa, me recordaban a cierta cosita. 
 

No habíamos terminado aún con las setas cuando llegó el chuleton para dos. Para dos dijo en camarero, pero bien podían haber comido tres o cuatro. Era inmenso. Se suponía que era de buey, aunque yo creo que en realidad lo habían sacado de “Parque Jurásico”

Tengo que decir que estaba un poco nervioso. Yo no…. Él chuleton. Y que el cuchillo parecía incapaz de cortar en alguna ocasión. De sabor muy bueno. Pero acabamos con dolor en las manos. 

Dudamos si pedir postre o no. Pero era más por gula que otra cosa porque estábamos llenos y luego había que ir a su casa a vivir una bonita historia…Pero eso creo que ya lo he contado. 

“El Sol Sale Para Todos”

Normalito

Plaza Constitución 9, San Lorenzo de El Escorial, 

Madrid, España.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Casa González 

Si pasáramos cinco días juntos, solo podría escribir parte de la verdad“.

Diría que fueron cinco días de sexo en los que solo paramos para comer y dormir lo justo y necesario. 

  
De contarlo, tendría que escribir que lo hicimos en el sofá varías veces hasta quedarnos dormidos rezumando sexo…Que fue súper divertido hacerlo en la cocina… Sobre la encimera… En el suelo. Contra la lavadora… Fue increíble en tu cama con el cabecero a los pies, con las sabanas por encima, y encima de las sabanas… Escribiría que no olvidare nunca tu baño, la espuma, las velas,…, tu coche, acariciandote mientras conduces,… tu balcón lleno de miradas furtivas, tu salón, tu ducha…

Tendría que escribir que hicimos el amor tantas y de tantas formas diferentes que el kamasutra se quedó pequeño… Que tu lengua es fabulosa. Que tus manos son las de una geisha. Que tu calor interior es increíblemente acogedor independientemente de por dónde se acceda a el. 

Si lo tecleara… , tendría que escribir lo maravilloso que fue perder la cuenta de tus órgasmos. Perder la cuenta cada día de esos cinco días. Tendría que escribir que perdí la cuenta de los míos. 

Escribiría lo placentero que es comer contigo. Comer vestidos y comer desnudos. Y,… ¿como dejar de escribir sobre lo bien que sabe una copa de gintonic bebida a sorbos entre besos?…¿Como dejar de escribir sobre el aceite de masaje, escribir sobre tu ropa por el suelo…?

“Si pasáramos cinco días juntos, solo podría escribir parte de la verdad”.

¿Pero sabes? Hay algo que guardare solo para nosotros….

Y es que ya lo dije en una ocasión. Se me da mejor amarte que escribir para describir cómo te amo. Allá donde estés. Existas o no!! 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.

 
Agradezco a Hermes su generosa colaboración, haciéndome llegar tres de sus obras. Solo he usado una. La que he pensado más acorde a este post. Pero podéis ver su blog y veréis que hace cosas realmente preciosas. https://tintascreativas.wordpress.com

Casa González es una taberna. No es un restaurante. Pero te aseguro que se sale cenado y bien cenado de allí. Aunque nosotros por razones laborales, fuimos a merendar. 

Incluso habrá quien diga que tampoco es una taberna. 

Al entrar, a la derecha queda el mostrador donde uno de los habitantes de Casa González, te venderá quesos y fiambres al peso. 

  
   

  

 

A la izquierda y un poco más al fondo hay una barra donde poder tomar un aperitivo. Y ya al fondo, está la zona de mesas. Es aquí donde decidimos sentarnos para degustar alguno de los muchos quesos de los que dispone el establecimiento. 

  

Pedimos una media ración de quesos españoles, una copa de Ribera de Duero y otra de Albariño. 

Fuimos degustando los quesos de uno en uno. Normalmente, se comienza por el más suave y se termina por el más fuerte de sabor. Pero soy un transgresor de normas y un impulsivo incorregible, así que, me lancé en picado hacia el queso de Cabrales. Para quien no lo conozca, es un queso asturiano, de un olor fuerte e incluso apestoso y de sabor tirando a picante. A mí me encanta. 

   
Después fueron cayendo los demás. Fulminados en nuestros paladares. El último en caer, el que se creía ya a salvo, fue el más fresco, que fue devorado junto con el membrillo que le ocultaba. 

Sabíamos que nos iba a apetecer algo más, así que preguntamos al camarero para que nos recomendara con que seguir,  y sugirió los pimientos del Piquillo rellenos de bacalao. 

  

  

No lo preparan en Casa González. Son en conserva. Pero conservas Gourmet. Tal vez el emplatado no sea el más visual. Daba igual… Que ricos!!!

 Cuando ya nos íbamos, descubrí que también tenían unas estanterías muy atractivas con botellas de vino y conservas para la venta.  

 
Casa González. Muy recomendable.
Calle León 12, Madrid

Consumición descrita 26€
Nos atendió Juan Carmona. Buen profesional. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.
Ilustraciones por Hermes. 

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados