LA JAIMA

-“Me gusta que me miren…”

-“Mmmmm, a mí también. ”

Sentados sobre las toallas en una pequeña cala en la costa gaditana, mirábamos los cuerpos desnudos de la gente que como nosotros gustaba de quitarse esa incómoda prenda. El bañador.

Sus pechos relucían devolviendo la sonrisa al sol.

Su pubis depilado por completo también sonría, solo que parecía hacerlo mirándo hacia mi.

.
-“La verdad es que me da un morbo increíble sentirme observada mientras me colmas de placer. ”

-“Vas a conseguir que me excite. Sabes que contigo, eso es muy fácil. ”

No me dio tiempo a decir nada más. Sus labios mordieron los míos al tiempo que sus manos me acariciaban.

Con ella todo es especial. Todo. Hasta lo más insignificante. Con Mia, incluso yo parezco especial. Tiene ese poder.

Y allí estábamos. En una playa con apenas gente. Con gente, con apenas ropa. Con ropa, que apenas escondía unos centímetros de piel. Con la piel desnuda ante nuestros ojos.
El sol era el protagonista de la playa. Estaba a punto de irse a descansar. Pronto estaría buceando en el Atlántico.


.

A eso habíamos ido hasta allí. A ver la puesta de sol. A verla desnudos….  Para qué el sol nos viera haciendo el amor al tiempo que se dejaba mojar por el mar. Aunque si éramos los tres los que acabábamos empapados, tampoco pasaría nada.

-“Me da morbo que me miren, o tal vez el morbo me lo proporciona más la idea de ser “sorprendido” amandote en un lugar público.” Le dije.
-“Pues tal vez haya llegado el momento de despejar esa duda. Aquí no serás sorprendido. Los sorprendidos serán ellos. ”


.

Volvió a besarme, solo que esta vez con mucha más intensidad.

No sabría decir que me excitó más en ese primer instante. Tal vez, estar en la playa con gente que había ido a ver la puesta de sol, gente a la que le resultaría imposible no vernos. O tal vez el hecho de notar como su excitación iba por delante de la Mía.

Si. El morbo y sus besos hicieron efecto.

El cielo se iba tiñendo de rojo. Las pocas nubes que adornaban el cielo, parecían desfilar presumidas ante el Sol, mientras este, iba mojándose al entrar en el océano.

-“Ven. Corre. Vayamos al agua. Quiero que me llenes en el mar. Que me llenéis los dos. Corre. El sol no nos espera. ”

En pie, tiró de mi mano y me arrastró hasta la orilla.

Primero los pies, luego las rodillas, después los muslos…. después…Mmmm. No hubo después. Cuando las acariciantes y minúsculas olas estaban a punto de esconder lo que no se podía ya esconder, me sujetó con un brazo y con su otra mano tomó el timón y con un pequeño salto hizo que desapareciera en su interior.

-“Sisisisisi. Quiero que me llenes. Quiero que me hagas el amor. Que te vacíes en mi al desaparecer el Sol.”

Las olas apenas tapaban de vez en cuando sus nalgas que se movían arriba y abajo. Sus brazos abrazaban mi cuello al tiempo que su lengua se hundía en mi mientras yo me hundía en ella. El Sol, hacia lo propio.

Éramos cuatro en comunión. Bailando juntos la danza del amor.

-“Follame. Me susurraba. ”

-“Follame. Lo quiero ya. ”

El mar me ayudaba a sostenerla casi sin esfuerzo. Mis manos en sus nalgas la ayudaban a subir. No necesitaba ayuda para bajar. Sabía bailar como bailan las sirenas.

Era delicioso sentir el frescor del agua y el calor de su interior. Delicioso….delicioso….

Su mirada se perdía en el horizonte. Y en sus ojos podía ver cómo el Sol me ganaba por momentos. Casi se había consumido en el mar mientras yo aún no había hecho sino empezar.

Quise ver también ese momento quise ser testigo de cómo el océano devoraba el día para convertirlo en noche.

Una ola mas fuerte que un titán nos alcanzó en ese instante e hizo que me tambaleara, soltándola y dejándola caer.

La abrace por detrás y juntos vimos desaparecer el último hilo de luz.
De repente, la gente comenzó a aplaudir….

-“Dios mío!!! Espero que aplaudan la puesta de sol y no a nosotros. Susurre medio avergonzado. ”
-“Salgamos del agua. Vamos a la arena. Allí no tendrás dudas si vuelven a aplaudir….”

Podia haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando


.

Todo el mundo va allí al ponerse el sol.
La Jaima es el lugar donde confluyen pasos, risas, miradas….

Nuestros pasos nos llevaban también allí.

Al fin y al cabo, nos gusta que nos miren…
Apenas unos instantes antes nos habíamos despedido del sol mientras nuestros cuerpos lo festejaban en la arena envueltos en deseo, respiración entrecortada y miradas lascivas de quienes allí se hallaban.
Ahora Rosaluma me envolvía de nuevo en sus brazos, mientras caminábamos sin apenas separar nuestras miradas ni dejar de sonreír recordando nuestro sol.
Mmmmm…siiii…nos gusta que nos miren…

.
Ya nos estaban esperando… al llegar pudimos sentir sus miradas recorriéndonos y nuestra piel erizándose mientras nos acercábamos a la barra. Sus miradas nos seguían aún cuando nos acomodamos en unos puff con sendos mojitos y besos.

-“Los amantes ya están aquí,  ya podemos empezar”

.
Cómo me excita que nos miren!!
De pronto, como si de una danza, perfectamente coordinada, se tratase los asientos centrales se vaciaron y fueron recogidos por el sexy staff dejando el espacio libre para bailar.
La música elevó la voz para tomar protagonismo y todos los cuerpos se levantaron al tiempo.

La hora había llegado.

Party time….wowww!

.
Mi principe me sacó a bailar con un largo beso y su mano bajo mi vestido ibicenco. Nuestros cuerpos se entrelazaron ahora en posición vertical repitiendo lo que antes hicieron en horizontal…

.

mmmmm… amo que nos miren.
Podía sentir su erección contra mi muslo y sus ojos penetrando en los míos.

-“Déjate llevar, me dijo.” Y lo hice.

Me perdí en sus fuertes brazos de nuevo y danzamos, danzamos, danzamos……

Todos nos miraban…nos encantaba!!
Bailamos y bebimos. Reímos y nos emborrachamos de besos, mientras seguíamos contoneándonos…

Dos parejas de chicos jóvenes que seguramente habían intoxicado su cuerpo de algo más que mojitos, comenzaron a bailar con nosotros.
Las manos de ellos no paraban quietas manoseando a placer los cuerpos de las chicas que escasas de ropa mostraban el gusto por las miradas ajenas tanto como nosotros. La música se volvió lenta por un momento para animar a la gente a visitar la barra para reponer fluidos, momento que los dos chicos recién conocidos aprovecharon para hablar al oído a Rosaluma. Poco después desaparecieron en busca de polvos mágicos. Pero Rosaluma se quedó con nosotras.

Hubo intercambio de miradas al principio e intercambio de besos poco después. La orgia estaba asegurada.

Rosaluma, nos beso a las tres en un beso imposible. El juego de las cuatro lenguas era realmente excitante.

Verle jugando con sus cuerpos y sentirlas a ellas jugando con el mío me excitó hasta umbrales insospechados.

Sus pechos eran firmes. Sus culitos duros y jugosos.

Sentir seis manos en mi cuerpo acariciandome, luchando por cada centímetro de mi piel, peleando en mi entrepierna… Mmmm cerré los ojos y deje que hicieran. Que hicieran lo que quisieran. Me besaron, me lamieron, me mordieron.

Me sobraba el vestido. Sentía la necesidad de arrancarlo y dejar mi bikini como único abrigo.

Abrí los ojos extasiada y me sorprendí viendo como ellas ya habían hecho con sus ropas lo que yo deseaba hacer con la mía.

Mucha gente se animó a hacer lo mismo y comenzaron a rodearnos bailando al ritmo de la música que había vuelto a ser la del principio.

La noche ya era cerrada. Las luces de la Jaima eran tenues e incitadoras. Apetecía llegar al extasis. Apetecían dosis de orgasmo.

No quería más mojitos. Quería el sexo de Rosaluma.

Le miré y me entendió.

.
Rosaluma dijo “Ven” y yo le seguí.

Salimos de aquel lugar hacia la noche oscura con la luna llena como cómplice.

Una cala olvidada nos esperaba.

Sería testigo ideal de nuestro deseo libre de nuevo…

Nos encanta que nos miren!!

La Jaima-. Avd de Trafalgar s/n. Caños de Meca, Cádiz 

Premio Bitácora. Agradezco tu Voto aquí 

Texto escrito a dúo entre Mía y Rosaluma. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)


Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  Gif de la Jaima capturado de Google STREET view.


© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

Anuncios

El Imparcial

Mmmmm….verbena de orgasmos… Orgía de caricias… Fiesta de besos…
Así es cada día contigo. 
Me excitas con tan solo una mirada. ¿Que digo con una mirada? Me excitas con tan solo pensar en ti.
Ahora, aquí, apunto de dormirme… Y no dejo de pensar en ti…

Ahora, aquí, desnudo en mi cama… La mente me transporta hasta ti…
Te veo en tu habitación, saliendo de la cama. Mirando la hora que muestra el despertador… Hay alguien más en tu cama, pero esta noche no soy yo. Sus ojos son azules. Y los míos no. Su pelo rubio. Y el mío… Bueno… El mío, no!! 

Veo cómo le besas y como te diriges hasta el baño.

Mientras esperas a que el vapor aparezca en el agua de la ducha, te miras en el espejo. Yo desde atrás veo tu espalda, tu culo, tus piernas. En el espejo veo tus ojos, tus labios, tus pechos.

.

Me invento ser un ente invisible. Me lo invento, porque es mi sueño. Me lo invento, porque quiero.

.

Quiero acariciar tu piel mientras te tocas tu despeinado pelo. Acariciar tus hombros y morder tu cuello. Quiero que notes mi erección buscando tu humedad.

.
El sonido del agua de la ducha te hace mirar hacia ella y observas el vapor subiendo hacia el cielo. 
Pero continúas frente al lavabo. Mirándote en el espejo. Con las manos apoyadas en la loza te inclinas hacia delante. Uhmmmm que hermosa visión desde mi posición. Que irresistible visión con esta, mi erección.
Me agarro con fuerza a tus caderas mientras te penetro de un solo empujón. 

.

Mientras,… el espejo se llena de vaho y te inclinas más y más sobre el lavabo. 

.

Noooo… No estoy tan solo, haciendote el amor…. Noooooo… Mi furia representa mucho más que eso. Te estoy dando todas mis energías. Te estoy dando todo mi empuje. Te estoy dando… Si. Si… Te lo voy a dar. Pero aún tendrás que esperar…

.
Te metes en la ducha… El agua caliente recorre tu piel…¿Lo notas? Soy yo, mi niña. Soy el agua que acaricia tu piel. El agua que juega con tu placer… Siiii… Oriéntame bien, dirígeme hacia el punto exacto. La presión exacta. La temperatura exacta… 

.
Uhmmmm… dejaré que pienses que eres tú quien te disfruta. Pero yo… Yo, soy el agua que te excita. Uhmmmm siiii…. Mantenme ahí… Solo un poco más. Siiii. 

.

Quiero ver tu cabeza cayendo hacia atrás. Tu mano, tirando de tu piel hacia tu ombligo. La otra… La otra… Con la otra sujétame… Soy tu ducha. Soy tu agua y quiero tu orgasmo. Si… Si… Lo quiero ver aparecer.

.
Ahora… Si, ahora. Noto cómo te tensas, noto como tú culito se endurece. Siiii. Dámelo, mientras yo, calentito, no dejo de lamer tu botoncito.

.
Me gusta mirarte a la cara mientras corres de placer. Mientras el placer te alcanza y te sobrepasa. Me gusta mirarte cuando suspiras y te relajas.
Cierra los ojos, mi niña. Te voy a enjabonar. Ahora soy tu esponja. Ahora soy yo, quien te dará mi gel.

.

Recorriendo tus pechos, tus axilas, tu cuello. Espuma. Soy espuma

.

Recorriendo tu vientre, tus muslos, tu sexo. Espuma. Soy espuma.

.

Recorriendo tu espalda, tu culo, tus piernas… Espuma. Me hago espuma para cubrir tu belleza y capturar tu sabor.

.
Sal… Sal de la ducha. Mírate… Mira tus curvas… Mira tus formas de mujer… No… No eres una top model… Y aún así…eres perfecta. 

.

Quiero hacerte fotos. Que las guardes solo para nuestros ojos.

.

Quiero inmortalizarte…para siempre, en mi corazón.
No. No vayas a tu cama. En ella no estoy yo. 

.
Vente a la mía. Ven. Aquí…Te esperaré.  

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando

El Imparcial 

Restaurante de moda en Madrid. Para poder cenar en el, hay que reservar con varias semanas de antelación.     
  Está ubicado en el centro. En la calle Duque de Alba. Muy cerca del teatro de la Latina y de otros muchos lugares de ocio donde disfrutar antes o después de un buen espectáculo. 
 
Cualquier cosa de su carta es un manjar. Y la atención de sus camareras y camareros es muy simpática y profesional. 
El Sashimi de Salmón con Helado de Wasabi es espectacular. Tanto en presentación como en sabor. El helado, no deja indiferente. 

 
El Tartar de Atún, está muy rico. Presentación diferente y panecillo sugerente. Eso sí… Nada como el tartar que disfrute en La Orza, Toledo. Visita el plato pulsando aquí.

 El restaurante en sí es muy bonito y las mesas, aunque no muy separadas, tienen la distancia justa para poder sentir intimidad al conversar. En esta ocasión, como casi siempre, la conversación fue muy fluida y variada en cuanto a los temas que se hablaron. Calentándose hacia el final… Dando paso a promesas veladas de placeres en camino. 
Pero antes, no podíamos perdonar el postre. Tarta de Zanahoria. Esponjosa y exquisita. 

   
Un lugar donde ir acompañado de alguien adorable. 

El Imparcial. 

C/ Duque de Alba 4

Madrid, España. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.


Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  

© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

“III Edición Premio PLACERORAL”

Sin que sirva de precedente…esa noche, las invitaba a cenar en mi casa. Estaban a punto de llegar y aún no tenía listo lo que iba a presentar en a mesa.

Me había dedicado a acondicionar el sofá y la cama. En el sofá había colocado muchos cojines que esperaba terminaran en el suelo. Tenía pensado sentarlas a las tres frente a mí. No sabía en qué orden se colocarían. Quien quedaría en el medio. Quien a la derecha. Quien a la izquierda.

Imaginaba sus vestidos de noche. No esperaba nada sofisticado. Tampoco lo deseaba. Los vestidos de princesa luego implican demasiados cuidados. “Ay no, que se me arruga”… ” Uissss no, que me lo manchas”… Quería poder jugar con ellas sin prisa. Poder besarlas y brindar por ellas sin pensar en su alta costura.

Sus peinados tampoco esperaba que fueran de peluquería por los mismos motivos.

Me gustan las princesas. Pero las que lo son sobretodo en su interior.

Que brillen con luz propia. Que sepan lo que quieren y lo que no. Que no tengan miedo a probar todo aquello que les despierta curiosidad. Que sepan disfrutar de las pequeñas cosas.

No las había visto nunca. No sabía ni el color de su piel. Tan solo sabía que viven en España. Tampoco eso era importante. De haber vivido en otro planeta, habría ido a por ellas usando mi agujero de gusano. Con el puedo unir universos…Cruzarlos…Ni el “Halcón Milenario” me ganaría cuando me teletransporto con mi imaginación.

Tenía las velas encendidas. El Champange enfriándose en la cubitera. La luz tenue… pero que permitiera ver los platos.

Pensé en poner incienso pero eso enmascararía el olor de mi casa. Y mi casa huele a mi. Esa noche debía ser inolvidable para ellas y no quería que el olor en otros lugares les evocará la velada que íbamos a vivir. Mi cuerpo huele a mi. Sin perfumes, sin engaños… Solo volver a estar conmigo podría hacerles revivir estar conmigo.

Bueno…, contra el olor de la comida no podía luchar. Pero como las recetas eran inventadas por mi, sería difícil que con otro chico y en un restaurante, encontrarán un olor igual.

Todo estaba preparado…La cama también. Nunca se sabe.
Estaba terminando de emplatar cuando sonó el timbre de la puerta. Había dado el día libre a Desislava y tuve que ir yo a abrir.

Y allí, ante mí, aparecieron las tres. Mucho más bonitas de lo que podía imaginar. Tres sonrisas que me emocionaron tanto como sus blog.

Inma, con su blog Entre3fogones bajo el brazo. La que más tiempo llevaba siguiendo.

Ana, con Entreobleasyaloloco, casi con la misma antigüedad que Inma.

Y Cooky, que con Cook Edere, había conseguido que leer sobre cocina me resultará fascinante. A ella le pasaba como a mí. La comida en la mesa….
Las besé, me besaron y nos sentamos a la mesa para hablar sobre el viaje hasta mi casa, sin darme cuenta de que en esa cena no había camareros….

Fui a la cocina y ayudado por un carrito, acerque los platos hasta ellas.

Pareció gustarles la cena, al menos se lo comieron todo. Tal vez por educación. Nunca se sabe!!!

Junto con el postre, les entregue el premio Placeroral para que hicieran con él lo que quisieran.

IMG_9651-0

Lo que pasó después de la cena…

… Soy un caballero, si ellas no lo cuentan, yo tampoco.

Solo diré que esa noche, era la noche de SAN “CALENTIN”. La noche de los enamorados.
Y si… Sin que sirva de precedente en esta ocasión el premio es compartido. No he sabido cómo hacer para premiar por separado, tres blog que enamoran.

Una vez más se confirma que soy capaz de amar a varias a la vez. Aunque en este caso hablemos de sus blog.

Chicas… Espero que os guste recibir mi modesto reconocimiento por vuestro trabajo. Sé que hacer un blog de cocina es muy laborioso. Conlleva horas y horas de preparativos e investigación, no es solo hacer fotos y escribir. Puede parecer que es así. Pero no lo es. Gracias por vuestro esfuerzo y dedicación. Gracias por transportarnos hasta vuestros paladares!!!
PREMIO “PLACERORAL” en su III EDICIÓN para:

image
La mecánica del premio es la siguiente.

  1.  He creado un apartado en Placeroral donde hago una enumeración y enlazo los blog premiados.
  2. El premio es mensual. Cada mes premiaré un blog.
  3. El blog premiado podrá si lo desea exponer el premio en su blog. Sin obligación de ello para recogerlo.
  4. No habrá necesidad de realizar un agradecimiento en un post en el blog premiado.
  5. No habrá que nominar blog. Solo yo puedo conceder el premio “Placeroral”
  6. La notificación del premio la realizaré en un post en Placeroral y además, dicho blog premiado recibirá un mail anunciándoselo.
  7. Aceptaré propuestas para mejorar estas bases. Me reservo la decisión de llevarlas a cabo.

Para los que no los conocéis…Espero que visitéis estos maravillosos blog y disfrutéis de ellos al menos la mitad que yo.

El jurado estuvo compuesto por Rosaluma, la Mía imaginación y Yo mismo, que una vez más, decidierón por unanimidad.

 

Café Miró

Sisisisisii. Siiiiii. Sisisisisii


Me encanta mover tus muebles!!!


Arrancar de la pared el cabecero de tu cama, fue un divertido accidente…

Tu cara de asombro en el primer instante y tus risas acto seguido, me hicieron detenerme, también solo por un instante.


Sisisisisisi. Siiiiii sisisissisi


Convertirme en una bestia en celo y llevar tu cama hasta el centro de la habitación…enganchado a ti, fue…un acto de inconsciencia sublime.
La forja se tambaleaba mientras la pared se desconchaba…El colchón de “dos por dos” no tenía ni pies ni cabeza. Flotaba como en una balsa de aceite. Recorriendo tu habitación…
La furia nos hacía mostrar los dientes…

El deseo…convertido en furia…instinto animal!!!

Los ojos saliéndose de sus órbitas…furia animal..!

Besos rompiendo lenguas…furia animal…!
Dos cuerpos sudorosos, mordisqueados y arañados se debatían entre placeres incontrolables y locuras posturales.
Yo,…Mordiéndote como un león, lamiéndote como un lobo. Tu,… Acariciandome como una gata, moviéndote como una serpiente.


Sisisissisi…. Siiiii …. Sisisisisi


♥…Ven… Sigamos….!!!


Quiero arrancarte otro… Quiero matarte de placer. Quiero notar tus contracciones y atravesarte mientras tus maullidos se convierten en alaridos con inconfundibles timbres orgásmicos.


Siiiii…. Asi…. Así… Asiiiiiiii….


Me gusta ver tu cara desencajada mirando la mía. Dejar mis energías dentro de ti. Desfallecer dándote mi furia. La que tú provocas.


Siiiii…. Sisisissisi…. Siiiii


Desgárrame la espalda mientras me aferro a tus hombros para que no puedas escapar y que mi sexo choque con el tuyo…. Siniestro total… Quiero ser tu ariete…. Embestirte…Machacarme en ti…
Hoy me siento fálico… Todo yo… Un falo… Todo yo… Dentro de ti…Quiero conquistar la entrada a tu castillo. Hacerlo mío… Devastarlo….Uhmmmm
Cuanto más fuerte te penetro más me pides… Cuanto más me pides más fuerte lo hago… Cuanto más me clavo en ti más cierras la puerta… Más me aprietas, más me gustas, más… Más… Siiii… Más y más…!


Uhmmm….Otra vez te he derribado….


Siiiii… Siiii sisisissisi… Siiiii


Ahora dejemos que nuestros ombligos se besen mientras muevo mis caderas y me froto en tu interruptor… Quiero ser tu vibrador…

Bailando la danza del amor.

Bailando sobre ti. La danza del amor.


Te abrazo y te volteo. Te abrazo y te clavo sobre mi… Ahora quiero ver cómo te mueves…
Uhmmm me encanta como me cabalgas. Como te apoyas en mi pecho clavándome las uñas, mientras sigues bailando la danza del Rito de primavera de Igor Stravinsky…


Uhmmm el contoneo de tus pechos me excita. Moviéndose sin que dejen de apuntar al cielo… Tu ombligo, en el centro de tu vientre plano, sigue el ritmo de tus caderas mientras tu pubis, me come con ansias… Me engulle con apetito desmedido… Me traga de un solo bocado.


Siiiiiii…. Sisisissisi…. Siiiii

Sigue así y llénate de mi.

Sigue así y goza de mi.

Sigue así… Si… Así… SSSSSIIIIIIIII…..


Chapoteemos en nuestros placeres.

Salpiquemosló todo de sexo.

Manchemos estas letras para que huelan a deseo…

…que al leerlas no puedas evitar jugar con la punta de tus dedos…
Siiiii…sisisissisi…. Aauuuuuu!!!!!

Aauuuuuuuuuuuuuuu!!!!


Uffffff !!!!
Uhmmmmm abrázame… Reposa sobre mi…

Qué bonito es el amor, cuando hay sexo de por medio!!!

Podia haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando

Era tarde. Muy tarde pero había que hidratarse y pocos lugares estarían abiertos a esas horas.
Pero el Cafe de Miró si estaba abierto y funcionado a pleno rendimiento.

Su decoración recargada daba inexplicablemente la sensación de relax que necesitábamos tras el combate vivido unos minutos antes.

 El tinto de verano en el mes de febrero y con una temperatura que a duras penas conseguía llegar a los 5ºC, se me antojaba un poco arriesgado, pero quería como siempre hago, tener el mismo sabor que ella.

Tinto de verano con limón y vermut” le indicó a la camarera.

Y tu?” Me preguntó. “Lo mismo” respondí.

 Ya sentados, le dije que no se preocupara por el cabecero.
“Si me vuelves a invitar a tu casa, traeré tacos de 10 y tirafondos
¿Crees que aguantara?
Si no aguanta… Para la siguiente los traigo del 12…

 

Cafe de Miró

Calle del Cerro del Aire, 18

Galapagar, Madrid

España

Ver Post de MARA BLIXEN para acceder a la danza “Rite of Spring” y de paso, disfrutar de sus eróticos textos y sesuales fotografias.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.


Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

 

Malatesta

Me la comía con la mirada…!

Habíamos quedado para cenar y fue a buscarme a la oficina en su flamante coche japonés!!
Al verla con su sombrero azul y sus labios rojos, ya la deseé.

Su camisa verde y sus pantalones ajustados de cuero negro, tampoco pasaron desapercibidos.

Me sonrió y me besó tímidamente, como si le pusiera nerviosa lo que tal vez pasara esa noche.

Subimos a su coche y siguiendo mis indicaciones, llegamos a la plaza Mayor de Madrid.

Mientras maniobraba para aparcar,…

Me la comía con la mirada…!

Llegámos a Malatesta y uno de los camareros nos dijo que le acompañáramos.

Mi enamorada, había reservado en la planta baja del restaurante y bajamos por la escalera.

 Delante,… iba el camarero, después,… el pantalón de ella y yo… detrás…

Me la comía con la mirada…!

Malatesta, estaba a rebosar. Había dos reuniones de mujeres que ocupaban medio salón. El resto eran parejas como nosotros. Conté 31 mujeres y 5 hombres. No es de extrañar. En España la proporción es casi esa.
La mesa que nos ofrecieron era ideal. Solo teníamos una mesa enfrente y otra a la derecha. La espalda quedaba resguardada por el ladrillo y la izquierda por un arco del mismo material. Sentados uno junto al otro en el sofá, la cena prometía besos.  
Primero pedimos el vino. Un rosado de la variedad Lambrusco. No es uno de mis preferidos, pero estábamos en un restaurante italiano y la deje a ella elegir!

En el restaurante, me dejaría hacer…!!
Sus miradas a la carta eran fugaces si las comparaba  con las que me dedicaba a mi, pero yo intentaba mirar la carta sin leer con atención para seguir dejándola llevar la voz cantante.
Mientras su cerebro decidía que pedíamos de entrante, pude percibir muchos matices de ella… Su olor, suave pero envolvente, despertaba mis sentidos… Era un olor a mujer…Olor a sensualidad y pasión. Olor a inteligencia y frescura…

Su voz, era multitonal, no existía la monotonía en ella…

Su expresión corporal de sirena, acompañaba a cada una de sus palabras.

Debía tener cuidado y no sacar mi vena Macarra. Ante todo, debía ser un caballero.

Me la comía con la mirada…!

Fui acercándome a ella sin llegar a arrinconarla. Quería notar el calor que emanaba de su cuerpo sin limitar sus movimientos. Tenía ante mí una flor. Una flor sin espinas. Aunque tal vez alguna vez las hubiera tenido.
Debía ser sutil con mis movimientos y mis palabras.
El secreto no estaba en que sintiera que la deseaba, sino en alimentar su deseo por mí y hacerlo tan grande que no pudiera contenerlo. Que no pudiera contenerse.

 Finalmente se decidió por “Carpaccio de Ternera con Rucula y queso Parmesano”. No sin antes preguntarme que me parecía su elección. Una pregunta que denotaba educación y que además, por la comunicación no verbal que utilizó, daba a entender que le encantaría que yo estuviera de acuerdo.

Sus dedos se deslizaban con suavidad entre los platos enunciados en la carta. Su mano derecha permanecía inmóvil junto a mi mano izquierda como no queriendo poner distancia.

Mientras, con su otra mano, pasaba las páginas una tras otra, hasta llegar a los postres.

Y en los postres pensaba yo sin darme cuenta. Por lo que me esforcé por no viajar con la Mía imaginación y disfrutar de la Mía compañía.
Había que elegir el plato principal. Yo miraba como atontado las paredes de la cueva donde estábamos ubicados.

 Miraba la decoración y me recordaba a un viaje de hace años a Bolonia. Me teletransporté a la “Italia romana”. Y allí vestido con mi “toga” gire la cabeza para admirar a la “patricia” que tenía a mi lado.
Sus ojos me miraban brillantes y sus dientes blancos como la nieve asomaban eróticamente entres sus labios ya no tan rojos, pero aún más bonitos. Habían perdido maquillaje para ganar en hermosura. Mucho más apetecibles.
En su camisa… Su escote. Un escote que me hacía burla cada vez que ella se movía. Parecía decirme ” mira lo que escondo”… Entonces yo miraba y me contestaba…” Que te lo has creido tontorron”… Quería vengarme de el, desabrochando algún botón. Pero recordé… Debía ser un caballero.

Me la comía con la mirada…!

En ese momento apareció la camarera. Una chica morena con el pelo recogido en una coleta que le llegaba hasta la cintura. Su cara era bella pero no dulce. Tenía facciones de chica mandona y tal vez cansada, pero aún así, su sonrisa de gran profesional, se presentó ante nosotros.
Mi enamorada le dijo que ya teníamos decidido el entrante y que teníamos dudas sobre si elegir una pizza u otra cosa. La mandona camarera hizo un gesto de aprobación con sus labios con respecto a la pizza. Gesto que se convirtió en palabras cuando le dijimos la variedad que teníamos en mente.  “Pizza Fiore di Bosco”

 “Esa está muy rica. Seguro que os va a gustar”
Y así desapareció para seguramente ordenar a los cocineros que prepararán nuestros platos, amenazandolos con fustigarlos con su coleta sino lo hacían con prontitud.
En ese momento, acaricie la mano del ángel que tenía a mi lado y la mire a los ojos y a los labios, a los labios y a los ojos, a los ojos… Y nos besamos. Wowwww…! Como nos besamos… Su sabor era burbujeante. Sus labios dulces y suaves…jugosos como un melocotón maduro. Sus dientes perfectos. Su lengua…ágil y adictiva, era un iman para la mía.
Me conquistó.
Sus ligeros gemidos al besarnos, me hacían sentirme súper deseado. Y nada, absolutamente nada me excita más que sentirme deseado.
Ya me tenía donde ella quería. Mientras yo…

Me la comía con la mirada…!


El sabor de la pizza con sus boletus y espárragos servía como antídoto para sus besos. De no ser por la pizza, le habría hecho el amor allí mismo. Nadie me ha besado tan bien como ella. Nadie me ha provocado nunca tanta adición!!
El vino iba desapareciendo de la botella al mismo ritmo al que lo hacía de las copas. Brindábamos con cada bocado, peleándonos por brindar por el uno y por la otra. Brindábamos una y otra vez, hasta que decidimos hacerlo por los dos y por una noche de ensueño… Una noche llena de sonrisas!!

En ese momento…

Me la comía con la mirada…!

Llegaba el postre. Ya habíamos elegido, y esto si fue imposición mía, una “Mil hoja de Hojaldre con Crema de Chocolate y Naranja” que prácticamente me comí solo mientras ella tomaba café con hielo.  
 El sabor a chocolate en mi boca junto al suyo a café, hacían de cada beso un fantástico momento lleno de sensaciones y explosión de sabores.
Terminábamos el postre cuando me di cuenta de que éramos los únicos en el salón. Todos los demás ya se habían marchado. El tiempo pasa tan deprisa cuando se está junto a alguien tan deliciosa como ella…  
 La camarera trajo la cuenta sin haberla pedido. Su sonrisa había aumentado. Una gran profesional que, cuanto más cansada, más estiraba su sonrisa.

Fui a coger la nota cuando la bella flor, me la quito de la vista. ” De ninguna manera… Pago yo. Dije que invitaba y voy a hacerlo”

No opuse resistencia. Me encanta que me inviten.

.
“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.”
 Llegamos a su casa. Ahora tenía que conseguir que cuando la dejara en su cama tras el amanecer, no pensara en otra cosa que en volverme a invitar.

❤️
Debí conseguirlo, pues me invitó también a desayunar!!!

❤️

Trattoria Malatesta

Calle de los Coloreros 5

Madrid

Mesa 26, precio de lo expuesto 45,60€

Un lugar donde tener un orgasmo con suspiro final. (Plantas baja)

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Marmayan excepto donde lo indique.

Foto de portada http://www.123rf.com/photo_10623686_angel-girl.html

Mama Inés 

“Nos llevamos bien… Quizás si, tendríamos que pensar en enrollarnos algún día…!”

En términos relativos, no hacía tanto tiempo que no nos veíamos. Pero para mí, era una eternidad.

Cuando esa noche, me invitaste a visitarte, se me erizó la piel.

Abriste la puerta en silencio y me besaste con esa sonrisa que me enamoró. Abriste la puerta y lo primero que entró, fue mi corazón.

Vi tu cama y solo pude imaginar… 

Vi tu silueta y solo pude imaginar…

Tu edredón me llamaba. Tu cuerpo me excitaba.

Te desnudé con la mirada y besé tus pechos, pequeños y jugosos. Te desnudé con mis manos y te besé donde no te llegas, sin quitarte la ropa interior.

Mi sexo pedía a gritos follarte!!!

Tu cama parecía no conocerme y puso los pies en la cabeza y la cabeza a los pies.

Me deshice de la ropa que nos quedaba y te empuje sobre ella.

Quería devorarte. Comerte y degustarte. Robarte todo el placer que fuera capaz y mi lengua comenzó a disfrutar…A disfrutarte.

Me encantó que la tuya también quisiera y que me dieras la vuelta dejándome boca arriba.

Lamí y lamí, mientras tus labios me abrazaban… Lamiéndome también.

Tus mulos abrigaban mi cabeza mientras la tuya se movía con soltura y frenesí. … Dios!!!! Que placer!!!

Robándote hasta cuatro orgasmos mi boca libaba miel… Saboreaba tus esencias mientras te retorcías y me apretabas hasta dejarme sin respiración.

Tu edredón blanco y con estampados de colores era ya un revoltijo irreconocible.

Exhausto me deje hacer. Ahora era mi jugo el que debía darte y me concentré en ello.

Deje que tus manos bailaran como se baila en un “pole”… Arriba y abajo… Apretando con fuerza y delicadeza…

El placer me llegaba a ráfagas… Parecía querer explotar y de repente llegaba la calma para volver hasta el umbral del orgasmo. Una y otra vez. Hasta que traspase los límites y no pude contenerme.

Fue maravilloso notar como mi espalda se arqueaba, como mi garganta se secaba en un grito contenido de placer.

Pero fue más excitante aún, notar tus ansias porque nada se derramara. Porque todo, te alimentará.

Fue maravilloso verte relamerte y mirarme a los ojos mientras me decías… Uhmmm… Qué rico!!! Al tiempo que me besabas para compartir plato!!!

Todo lo imaginé mientras llamaba al timbre de tu puerta. Todo lo viví al traspasarla.

Quiero volver a verte. ¿Cuándo volverás a invitarme?

 

 

 

 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.


Y tras una noche de fiesta, lo mejor es un buen desayuno.
En Chueca, en la calle Hortaleza, esta “Mama Inés”. Un café en el que la mayoría de los presentes son gays. Un café, en el que se respira sosiego y creatividad. Bailarines, pintores, escritores, actores y masajistas, se nutren y charlan aquí mientras toman un café y una barrita de pan con aceite y tomate.


No me gusta desentonar y además de pequeño, mi abuela me enseñó que “allá donde fueres haz lo que vieres” y como además, me encanta el pan con tomate y aceite del bueno, pues esa fue mi elección.

El café además es de calidad y para más disfrute, las paredes estaban decoradas con obras pintadas por algún pintor que está empezando. Lo digo por el precio que rondaba entre los 300 y 700€.

Desgraciadamente no hice fotos, así que tendréis que pasar a verlas para decidir si os lo lleváis a casa o no.
Café Mama Inés 

Calle Hortaleza 22

Madrid, España 
Un sitio con encanto.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

Foto de portada, por Marmayan. 

© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.