La Huerta de San Lorenzo

Esta vez me había propuesto escribir algo realmente erotico, Algo con más sexo explícito…

Quería fantasear contigo. Si, si… Contigo. 

Me apetecía dar rienda suelta a mi imaginación y escribir sobre lo que me gustaría que ocurriera de estar juntos “aquí y ahora”.

Me senté frente al iPad con el objetivo de ser pornografico en mis palabras. Utilizar el lenguaje para expresar mis deseos mas primarios. Mis deseos por ti. 

El iPad apagado reflejaba mi cara… Yo quería ver la tuya… Pero era la mía la que la pantalla Retina devolvía a mis ojos. 

Me sorprendí al ver que me estaba mordiendo el labio inferior y al ver el brillo de mis dientes… 

Me sorprendí viendo lo que tu verías de estar juntos “aquí y ahora”.

Hacia mucho calor. Tenía el aire acondicionado en marcha y aún así el calor me hacia sudar. 

La camiseta estaba en el suelo y sobre ella se había tumbado mi gato. Le miré y le maullé. Me miró…y agitó su cola. 

Mi pecho desnudo estaba empapado…Cogí el mando del aire y baje dos grados más la temperatura que quería conseguir. Y el ventilador se aceleró. 

Cerré el iPad. 

Me había propuesto escribir algo muy erótico y quería que fuera “aquí y ahora”

Necesitaba refrescarme o solo conseguiría escribir algo tórrido. 

Me levanté  y fui a por una copa que llené de hielos. Vi el zumo de tomate pero lo descarté. Dicen que con el tomate el semen sabe mejor. Tendremos que probarlo un día, pensé. 

Vi la botella de ginebra y me decidí…

Contento y sudoroso volví a situarme frente al iPad y le di un buen sorbo al gintonic… Uhmmmm 

Esta vez conseguí encender el cacharro de la manzanita y en la pantalla ya no me reflejaba tan nítidamente. Ahora podía imaginarte… 

Veía tu pelo… Fue lo primero que vi. Veía tu cabeza sobre la almohada. Susurrabas mi nombre. Estabas con los ojos casi en blanco y echada hacia atrás. Tu boca semi abierta dejaba ver tu lengua y tu paladar. Sudabas…tu también sudabas. 

Entendí el porqué y deje de imaginar para dejarte disfrutar a solas. Seria mejor centrarme en la pantalla donde quería escribir cosas que nunca había escrito. 

Quería escribir sobre sexo… Solo quería sexo… Sucio, pornografico, guarro… Quería sexo duro… Pero solo me brotaban palabras dulces y sensuales que trataba de borrar una y otra vez. 

Quería palabras explícitas. Quería tus pezones, quería tus pechos y apretarlos y succionarlos. 

Quería salivar y calentarme por dentro y que mi ereccion fuera total. 

Quería chupar todo tu cuerpo y resbalar en tu sudor. 

Quería poner distancia entre mi boca y la tuya y buscar tus otros labios. Y chupar y chupar…

Quería quitar el envoltorio del dulce que escondías y percibir sus olores, su forma… y dejarme llevar por mi imaginación…y darle un primer bocado… Dejar que mi lengua… Mis papilas lo disfruten… Dejarme llevar y cerrar los ojos para dar el siguiente bocado…para percibir aún más. Con Cada bocado que daba, mi placer se intensificaba. El disfrute era máximo. Sensaciones divinas. 

Volví a mirar la pantalla y escribí…”sexo”…y otra vez mi imaginación voló. 

No sabría decir si era tu sofá o tu cama… Vi tu chocolate sobre la mesa. Tu ropa interior por el suelo y ahí estabas gimiendo de placer mientras un cuerpo masculino te penetraba con fuerza. Con tus gestos y tu mirada le incitabas a que aún se empleará más a fondo. Sus jadeos y los tuyos se mezclaban y fundían en un solo canto. Vuestros cuerpos se mezclaban y se retorcían. 

Tres, cuatro,…,seis,…,once… No pude seguir contando tus orgasmos. No pude, al darme cuenta que era yo el que te mordía y chapoteaba en tu humedad. Las sabanas no podían contener más tus fluidos… 

Notaste mis espasmos… Sabias que no tardaría en darte mi ultimo jadeo… Mi respiración se entrecortaba y mis movimientos se volvían incontrolables… 

Estábamos los dos de rodillas en la cama…quise sujetarte fuerte por las caderas y abandonarme dentro de ti… Pero justo en ese momento avanzaste y dejaste a la vista mi sexo a punto de explotar. 

Lo abrazaste con tus labios mientras clavabas tus uñas en mis glúteos. 

Me miraste y pasándote un dedo por los labios me dijiste…”Ves como no hace falta zumo de tomate…” 

Te relamiste y me besaste como nunca lo habías hecho. 

Mire a mi gato. Dormía sobre mi camiseta. El dormía y yo necesitaba una ducha. Apague el iPad. 

Quería escribir sobre sexo duro, pero tuve que desistir… Estaba claro… Se me da mejor hacerlo que escribirlo. 
 

 “Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo este inventando”

 Segovia y su acueducto…

Curiosa ciudad…

Está a tan solo 45 minutos de mi casa y es la tercera visita que hago en toda mi vida. Y además he de confesar que siempre me han llevado casi arrastrándome hasta ella.

Siempre he pensado que es una ciudad romana… Tienen ese acueducto tan bien conservado y la réplica de la loba alimentando a Rómulo y Remo y vaya… Soy hombre…no soy una excepción… Mi sentido más desarrollado es el de la vista. Y un hombre tiende a simplificar… “Acueducto y loba = ciudad romana”

Pero si miras la ciudad sin contemplar esa estructura, descubres una preciosa ciudad medieval llena de encantos y tradiciones (si profundizas aun más en la historia de Segovia, descubrirás que el nombre de la ciudad es de origen celtíbero e incluso que ya el Neardental copulaba por allí).

Una cosa que aún mantiene la ciudad, son sus huertas y una de ellas es “La Huerta de San Lorenzo”

Situada a las afuera de Segovia, es el lugar ideal para pernoctar y comer sin gastar demasiado dinero y sin dejar de estar a un paseo del acueducto y sus otros monumentos.

La Huerta de San Lorenzo enamora nada más entrar. Incluso antes de entrar. 
    

Ya en su interior, cada detalle esta cuidado para que no eches nada de menos pero sin olvidar que estas en una huerta.

La Huerta de San Lorenzo es una casa rural que no solo tiene habitaciones románticas, restaurante ecológico y terraza al aire libre. Es también un centro de estudio y aprendizaje. Cocina y salud o huerto ecológico familiar, son dos ejemplos de cursos impartidos en sus instalaciones.

    

La carta es muy variada. Los Regalitos de la Huerta, podrían ganar en presentación. Individualmente son como rollitos de primavera de un solo bocado, solo que están rellenos de jugosa lombarda, nueces y pasas con sirope de vinagre de Jerez. Crujientes y apetitosos. Tal vez demasiados para solo dos personas…

Pero debo ser sincero… Están riquísimos y no dejé ni uno.

  

Estando en una huerta, me pareció apropiado pedir después “Ensalada Catalana” que consistía en asado de berenjena, pimiento, cebolla, ajo… Aunque yo le habría puesto también huevo y tomate, el plato me gustó bastante. Claro que con ese entorno tan relajante, unos cacahuetes también me habrían enamorado.

  

Y aunque a la vista parezca un postre, “Capuchinos en el Bosque” es un plato de carne.

Consiste en conos rellenos de carne, verdura variada y queso azul con salsa de frutos del bosque. Bonita presentación aunque tal vez la salsa necesitaba algún espesante para resultar más fotogénica. Y el relleno resulta un tanto seco y fuerte al paladar, llegando incluso a empalagar un poco. 

14,95€ no se si bien justificados. 

  

Llego el momento del postre. La verdad es que estaba lleno y mi falta de actividad física debida al yeso que aun adorna ni brazo izquierdo, me hace ser comedido con los postres.
Así que pedí “Dulce de Calabaza con Queso” pensando que son dos ingredientes ligeros y que suelen presentar en diminutas porciones…
Uffff… Podríamos haber comido todos los comensales de mi plato. Era inmenso…y estaba tan rico…Delicioso… No pasé la lengua por el plato porque habría terminado gimiendo de placer…y uno tiende a ruborizarse en público. Si, si…solo en público.

  

No quiero olvidar decir que aunque yo elegí el interior para comer debido a los 38ºC que reinaban en Segovia, existe una terraza que promete buenos momentos nocturnos.

Pero eso será otra historia
 

Web de La Huerta de San Lorenzo

La huerta de San Lorenzo en TripAdvisor

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Yerbabuena

Entre las flores…

Mi placer esta en tu placer… Tantas veces repetido. Tantas veces conseguido.

Mi placer esta en tu placer… Pero hoy solo voy a mirarte… Siiii…Hoy será diferente.

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella.  

 
Si… Hoy te dejare hacer….

Tumbado sobre tu cama….Pondrás esa música que me dijiste. Pondrás flores entre las flores…

Me besaras despacio sin desnudarte y yo no podré soltar las cuerdas aunque quisiera…Experta en nudos me dijiste…Experta en nudos y desnudos. 

 Me besaras despacio mientras quieras…¿Mi ropa?…ya formara parte de la decoración de la estancia. “Ponte comodo” me habrás dicho, “más cómodo” insistirás. “Más cómodo aun” y me arrancaras la única prenda que me quede. 

Me besaras…

Me besaras el cuello y los lóbulos de las orejas. Gemiré!!!!…. Me besaras los labios y me darás tu sabor. Respiraras sin freno y oleré tu aliento. 

Gemiré!!!…

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella.  

 No te veré..!

Te quitaras el vestido pero no te veré. Tus pechos quedaran ante mi pero no te veré. Tus caderas, tus muslos…todo tu cuerpo estará frente a mi…Solo para mi… Pero no te veré… No me estará permitido. 

Atado y privado del sentido de la vista por tu ultimo nudo…el que habrás hecho tras mi nuca con tu pañuelo…Mi cuerpo desnudo,…, solo podra dejarse hacer.  

 Sentiré el roce de tus pechos en mi pecho, acercándose hacia mi cuello. Sentiré un vacío repentino y después serán mis labios los que tendrán su sabor. Primero uno y después el otro. Llenándome la boca. 

Y gemirás!!!…

Mis manos querrán escapar de su prision… Escapar…para atraparte. Y entre las flores serás inalcanzable…

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella. 

 Sentada sobre mi pecho, de espaldas a mi, te entregaras a tus manualidades…Modelaras mi excitacion como arcilla entre tus dedos.  Y si.. También ahora… 

Gemiré!!!

Notare tu calor y tu humedad sobre mi pecho mientras sigas sentada sobre mi…. Mientras sigas robándome la conciencia con tus manos… Mientras continúes acariciando lo que has provocado en mi. 

… Y gemiré!!!

Trasladaras tu peso hacia mi boca.. Poco a poco…te moverás hasta cubrirme con tu jardín…me darás a oler tu flor…me darás tu miel que mojara mis labios. 

Entre las flores me demostraras que eres la más bella.  

 Querrás inclinarte… Querrás tumbarte sobre mi… Y sin quitarme el placer de regar mi lengua con tu néctar, tus labios buscarán lo que tanto ansían y lo tomaran….

Uhmmmm siiii… Gemiré!!!

Y así.. Mi pecho con tu ombligo, tus pechos con el mío.. Nos entregaremos hasta llenar nuestras bocas…beberemos y beberemos… Tu en mi placer y yo en el tuyo. 

Gemiremos!! Siiii…

Chillaremos…gritaremos…aullaremos como lobos… 

Gritaremos…

Y entre las flores me habrás demostrado ser la mas bella. 

Podía haber sido verdad, y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando 

Y entre flores y vegetales me apetecía continuar….

Nada mejor que un restaurante vegetariano-vegano para hacerlo realidad…y que mejor que “Yerbabuena”.

Yerbabuena es un restaurante muy bien situado. En la calle Bordadores muy cerca de la Pza Mayor de Madrid.

Por su estética podría decir que los hay mas bonitos. En realidad, fácilmente mas bonitos…pero también es cierto que la decoración no se come, o al menos yo no acostumbro a hacerlo.
Yerbabuena tiene una carta muy variada. Algo que hasta el momento me había costado encontrar en el mundo Vegano. Y además tiene menú del día a un precio muy asequible. 13€ y otro de 10€ al que denominan “Medio Menú”

  

Como ya he dicho, después de estar entre las flores, me decidí a comer solo y disfrutar de mi mismo, y no me equivoque en la elección. Aunque tengo que reconocer que no suelo ir a comer solo, sobretodo porque es casi seguro que me tocara pagar a mi.

Yerbabuena resulta relajante por sus colores y por su música de fondo. Por cierto, es el primer vegetariano en el que me gusta la música. No se por que en los otros en los que había estado a lo largo de estos últimos años, deben pensar que sus clientes, además de vegetarianos o veganos, son frikis o dementes. 

En Yerbabuena no te pondrán el canto de las ballenas, ni la puñetera gota de agua golpeando una chapa de acero, menos aún el sonido del bosque. No… No… De aquí no saldrás con la cabeza loca. Tal vez con ganas de…, si…con ganas de una siesta postorgásmica. 

La música Soul será la banda sonora de tus platos mientras comas.

Tal vez tuve suerte. Cuando entre pude elegir mesa y cuando levante la mirada de la carta, estaban todas ocupadas por personas del sexo femenino a excepción de un chico ingles acompañado de su pecosa novia, también inglesa.

  

Llegó el camarero a mi mesa y con una amplia sonrisa me preguntó que si sabia ya que era lo que prefería degustar… Yo, tímido para estas cosas, le conteste que era carnívoro, pero que en un arrebato clorofílico me había adentrado en el restaurante abducido por los brotes de alfalfa.

Me miro, le mire… Y nos reímos los dos.

Tras una breve conversación algo más profunda llegamos a la conclusión de que el medio menú no me serviría para probar correctamente la cocina vegana. Así que pedí un primero y un segundo… ¿De beber? Cerveza… Luego me di cuenta de que era el único alcohólico del salón.

Mientras esperaba mi primer plato, el camarero volvió con la cerveza y un bonito y rico aperitivo. 

Me sonrió, le sonreí… Y nos reímos los dos.

  

Llegó el primer plato en su opción vegana, que consistía en,… Atentos…, ” Olla gitana de Garbanzos, judías verdes, calabaza, peras, algas y guisantes, con una picada de almendras y soja texturizada con hojuela wantón, servida con encurtidos variados”. Copiado de la carta al pie de la letra. Y luego nos quejamos de que ” El Bulli ” le daba nombres largos a sus platos.
En cualquier caso tengo que decir que estaba delicioso. Y la pera le daba a los garbanzos un toque diferente. Y otra cosa… Lo pase genial buscando los ingredientes enumerados y encontrando alguno mas. Estuve a punto de llamar al camarero y decirle que había olvidado señalar en la carta el calabacín y el tomate Cherry, entre otros.

  

 

De segundo, no dude, había pedido “Canelones de espinacas, ajetes, frutos secos y tofu con tahiní, gratinados al horno con bechamel de arroz sobre salsa de tomate y oregano”. Opción esta también vegana. Para lo cual prescindieron del queso.

Aquí también jugué a buscar ingredientes adicionales. ¿Encuentras alguno?  

Estaba disfrutando de los canelones cuando en la mesa de al lado, sirvieron el primer plato a dos chicas preciosas que no conseguían soltarse de la mano ni comiendo. Y me pareció tan bonito el gesto, que confieso que me costo sacarlas del trance.

” Chicas, ¿os importa hacer una foto de vuestro salmorejo?”

Me miraron, las mire,.. Y nos reímos los tres.

“Claro que no, déjame el teléfono”
… Tengo que reconocer que hizo mejores fotos que yo. He aquí el ejemplo. “Salmorejo”

 

Llego el momento de los postres. La lista era interminable… Ya no recordaba las primeras opciones y empezaba a pensar en que tendría que decirle a mi “amigo” el camarero que me repitiera los cientos y cientos de postres enumerados, cuando… Tachan… Dijo la palabra mágica…Chocolate…

” Soja, con galleta y chocolate” yupiiii.

  

Estaba a punto de pedir la cuenta, cuando por sorpresa me colocaron muy sutilmente una infusión de ” Hierbabuena “. La que da nombre al restaurante. 

   
En fin, que comí muy bien, me lo pase genial y además tome chocolate y una infusión para poder salir caminando casi, casi, dando saltos de alegría.
Un verdadero orgasmo con suspiro final. 

Web de Yerbabuena. Click aquí.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados