LA JAIMA

-“Me gusta que me miren…”

-“Mmmmm, a mí también. ”

Sentados sobre las toallas en una pequeña cala en la costa gaditana, mirábamos los cuerpos desnudos de la gente que como nosotros gustaba de quitarse esa incómoda prenda. El bañador.

Sus pechos relucían devolviendo la sonrisa al sol.

Su pubis depilado por completo también sonría, solo que parecía hacerlo mirándo hacia mi.

.
-“La verdad es que me da un morbo increíble sentirme observada mientras me colmas de placer. ”

-“Vas a conseguir que me excite. Sabes que contigo, eso es muy fácil. ”

No me dio tiempo a decir nada más. Sus labios mordieron los míos al tiempo que sus manos me acariciaban.

Con ella todo es especial. Todo. Hasta lo más insignificante. Con Mia, incluso yo parezco especial. Tiene ese poder.

Y allí estábamos. En una playa con apenas gente. Con gente, con apenas ropa. Con ropa, que apenas escondía unos centímetros de piel. Con la piel desnuda ante nuestros ojos.
El sol era el protagonista de la playa. Estaba a punto de irse a descansar. Pronto estaría buceando en el Atlántico.


.

A eso habíamos ido hasta allí. A ver la puesta de sol. A verla desnudos….  Para qué el sol nos viera haciendo el amor al tiempo que se dejaba mojar por el mar. Aunque si éramos los tres los que acabábamos empapados, tampoco pasaría nada.

-“Me da morbo que me miren, o tal vez el morbo me lo proporciona más la idea de ser “sorprendido” amandote en un lugar público.” Le dije.
-“Pues tal vez haya llegado el momento de despejar esa duda. Aquí no serás sorprendido. Los sorprendidos serán ellos. ”


.

Volvió a besarme, solo que esta vez con mucha más intensidad.

No sabría decir que me excitó más en ese primer instante. Tal vez, estar en la playa con gente que había ido a ver la puesta de sol, gente a la que le resultaría imposible no vernos. O tal vez el hecho de notar como su excitación iba por delante de la Mía.

Si. El morbo y sus besos hicieron efecto.

El cielo se iba tiñendo de rojo. Las pocas nubes que adornaban el cielo, parecían desfilar presumidas ante el Sol, mientras este, iba mojándose al entrar en el océano.

-“Ven. Corre. Vayamos al agua. Quiero que me llenes en el mar. Que me llenéis los dos. Corre. El sol no nos espera. ”

En pie, tiró de mi mano y me arrastró hasta la orilla.

Primero los pies, luego las rodillas, después los muslos…. después…Mmmm. No hubo después. Cuando las acariciantes y minúsculas olas estaban a punto de esconder lo que no se podía ya esconder, me sujetó con un brazo y con su otra mano tomó el timón y con un pequeño salto hizo que desapareciera en su interior.

-“Sisisisisi. Quiero que me llenes. Quiero que me hagas el amor. Que te vacíes en mi al desaparecer el Sol.”

Las olas apenas tapaban de vez en cuando sus nalgas que se movían arriba y abajo. Sus brazos abrazaban mi cuello al tiempo que su lengua se hundía en mi mientras yo me hundía en ella. El Sol, hacia lo propio.

Éramos cuatro en comunión. Bailando juntos la danza del amor.

-“Follame. Me susurraba. ”

-“Follame. Lo quiero ya. ”

El mar me ayudaba a sostenerla casi sin esfuerzo. Mis manos en sus nalgas la ayudaban a subir. No necesitaba ayuda para bajar. Sabía bailar como bailan las sirenas.

Era delicioso sentir el frescor del agua y el calor de su interior. Delicioso….delicioso….

Su mirada se perdía en el horizonte. Y en sus ojos podía ver cómo el Sol me ganaba por momentos. Casi se había consumido en el mar mientras yo aún no había hecho sino empezar.

Quise ver también ese momento quise ser testigo de cómo el océano devoraba el día para convertirlo en noche.

Una ola mas fuerte que un titán nos alcanzó en ese instante e hizo que me tambaleara, soltándola y dejándola caer.

La abrace por detrás y juntos vimos desaparecer el último hilo de luz.
De repente, la gente comenzó a aplaudir….

-“Dios mío!!! Espero que aplaudan la puesta de sol y no a nosotros. Susurre medio avergonzado. ”
-“Salgamos del agua. Vamos a la arena. Allí no tendrás dudas si vuelven a aplaudir….”

Podia haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando


.

Todo el mundo va allí al ponerse el sol.
La Jaima es el lugar donde confluyen pasos, risas, miradas….

Nuestros pasos nos llevaban también allí.

Al fin y al cabo, nos gusta que nos miren…
Apenas unos instantes antes nos habíamos despedido del sol mientras nuestros cuerpos lo festejaban en la arena envueltos en deseo, respiración entrecortada y miradas lascivas de quienes allí se hallaban.
Ahora Rosaluma me envolvía de nuevo en sus brazos, mientras caminábamos sin apenas separar nuestras miradas ni dejar de sonreír recordando nuestro sol.
Mmmmm…siiii…nos gusta que nos miren…

.
Ya nos estaban esperando… al llegar pudimos sentir sus miradas recorriéndonos y nuestra piel erizándose mientras nos acercábamos a la barra. Sus miradas nos seguían aún cuando nos acomodamos en unos puff con sendos mojitos y besos.

-“Los amantes ya están aquí,  ya podemos empezar”

.
Cómo me excita que nos miren!!
De pronto, como si de una danza, perfectamente coordinada, se tratase los asientos centrales se vaciaron y fueron recogidos por el sexy staff dejando el espacio libre para bailar.
La música elevó la voz para tomar protagonismo y todos los cuerpos se levantaron al tiempo.

La hora había llegado.

Party time….wowww!

.
Mi principe me sacó a bailar con un largo beso y su mano bajo mi vestido ibicenco. Nuestros cuerpos se entrelazaron ahora en posición vertical repitiendo lo que antes hicieron en horizontal…

.

mmmmm… amo que nos miren.
Podía sentir su erección contra mi muslo y sus ojos penetrando en los míos.

-“Déjate llevar, me dijo.” Y lo hice.

Me perdí en sus fuertes brazos de nuevo y danzamos, danzamos, danzamos……

Todos nos miraban…nos encantaba!!
Bailamos y bebimos. Reímos y nos emborrachamos de besos, mientras seguíamos contoneándonos…

Dos parejas de chicos jóvenes que seguramente habían intoxicado su cuerpo de algo más que mojitos, comenzaron a bailar con nosotros.
Las manos de ellos no paraban quietas manoseando a placer los cuerpos de las chicas que escasas de ropa mostraban el gusto por las miradas ajenas tanto como nosotros. La música se volvió lenta por un momento para animar a la gente a visitar la barra para reponer fluidos, momento que los dos chicos recién conocidos aprovecharon para hablar al oído a Rosaluma. Poco después desaparecieron en busca de polvos mágicos. Pero Rosaluma se quedó con nosotras.

Hubo intercambio de miradas al principio e intercambio de besos poco después. La orgia estaba asegurada.

Rosaluma, nos beso a las tres en un beso imposible. El juego de las cuatro lenguas era realmente excitante.

Verle jugando con sus cuerpos y sentirlas a ellas jugando con el mío me excitó hasta umbrales insospechados.

Sus pechos eran firmes. Sus culitos duros y jugosos.

Sentir seis manos en mi cuerpo acariciandome, luchando por cada centímetro de mi piel, peleando en mi entrepierna… Mmmm cerré los ojos y deje que hicieran. Que hicieran lo que quisieran. Me besaron, me lamieron, me mordieron.

Me sobraba el vestido. Sentía la necesidad de arrancarlo y dejar mi bikini como único abrigo.

Abrí los ojos extasiada y me sorprendí viendo como ellas ya habían hecho con sus ropas lo que yo deseaba hacer con la mía.

Mucha gente se animó a hacer lo mismo y comenzaron a rodearnos bailando al ritmo de la música que había vuelto a ser la del principio.

La noche ya era cerrada. Las luces de la Jaima eran tenues e incitadoras. Apetecía llegar al extasis. Apetecían dosis de orgasmo.

No quería más mojitos. Quería el sexo de Rosaluma.

Le miré y me entendió.

.
Rosaluma dijo “Ven” y yo le seguí.

Salimos de aquel lugar hacia la noche oscura con la luna llena como cómplice.

Una cala olvidada nos esperaba.

Sería testigo ideal de nuestro deseo libre de nuevo…

Nos encanta que nos miren!!

La Jaima-. Avd de Trafalgar s/n. Caños de Meca, Cádiz 

Premio Bitácora. Agradezco tu Voto aquí 

Texto escrito a dúo entre Mía y Rosaluma. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)


Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  Gif de la Jaima capturado de Google STREET view.


© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

Anuncios

Yerbabuena

Entre las flores…

Mi placer esta en tu placer… Tantas veces repetido. Tantas veces conseguido.

Mi placer esta en tu placer… Pero hoy solo voy a mirarte… Siiii…Hoy será diferente.

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella.  

 
Si… Hoy te dejare hacer….

Tumbado sobre tu cama….Pondrás esa música que me dijiste. Pondrás flores entre las flores…

Me besaras despacio sin desnudarte y yo no podré soltar las cuerdas aunque quisiera…Experta en nudos me dijiste…Experta en nudos y desnudos. 

 Me besaras despacio mientras quieras…¿Mi ropa?…ya formara parte de la decoración de la estancia. “Ponte comodo” me habrás dicho, “más cómodo” insistirás. “Más cómodo aun” y me arrancaras la única prenda que me quede. 

Me besaras…

Me besaras el cuello y los lóbulos de las orejas. Gemiré!!!!…. Me besaras los labios y me darás tu sabor. Respiraras sin freno y oleré tu aliento. 

Gemiré!!!…

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella.  

 No te veré..!

Te quitaras el vestido pero no te veré. Tus pechos quedaran ante mi pero no te veré. Tus caderas, tus muslos…todo tu cuerpo estará frente a mi…Solo para mi… Pero no te veré… No me estará permitido. 

Atado y privado del sentido de la vista por tu ultimo nudo…el que habrás hecho tras mi nuca con tu pañuelo…Mi cuerpo desnudo,…, solo podra dejarse hacer.  

 Sentiré el roce de tus pechos en mi pecho, acercándose hacia mi cuello. Sentiré un vacío repentino y después serán mis labios los que tendrán su sabor. Primero uno y después el otro. Llenándome la boca. 

Y gemirás!!!…

Mis manos querrán escapar de su prision… Escapar…para atraparte. Y entre las flores serás inalcanzable…

Entre las flores me demostraras que eres la mas bella. 

 Sentada sobre mi pecho, de espaldas a mi, te entregaras a tus manualidades…Modelaras mi excitacion como arcilla entre tus dedos.  Y si.. También ahora… 

Gemiré!!!

Notare tu calor y tu humedad sobre mi pecho mientras sigas sentada sobre mi…. Mientras sigas robándome la conciencia con tus manos… Mientras continúes acariciando lo que has provocado en mi. 

… Y gemiré!!!

Trasladaras tu peso hacia mi boca.. Poco a poco…te moverás hasta cubrirme con tu jardín…me darás a oler tu flor…me darás tu miel que mojara mis labios. 

Entre las flores me demostraras que eres la más bella.  

 Querrás inclinarte… Querrás tumbarte sobre mi… Y sin quitarme el placer de regar mi lengua con tu néctar, tus labios buscarán lo que tanto ansían y lo tomaran….

Uhmmmm siiii… Gemiré!!!

Y así.. Mi pecho con tu ombligo, tus pechos con el mío.. Nos entregaremos hasta llenar nuestras bocas…beberemos y beberemos… Tu en mi placer y yo en el tuyo. 

Gemiremos!! Siiii…

Chillaremos…gritaremos…aullaremos como lobos… 

Gritaremos…

Y entre las flores me habrás demostrado ser la mas bella. 

Podía haber sido verdad, y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando 

Y entre flores y vegetales me apetecía continuar….

Nada mejor que un restaurante vegetariano-vegano para hacerlo realidad…y que mejor que “Yerbabuena”.

Yerbabuena es un restaurante muy bien situado. En la calle Bordadores muy cerca de la Pza Mayor de Madrid.

Por su estética podría decir que los hay mas bonitos. En realidad, fácilmente mas bonitos…pero también es cierto que la decoración no se come, o al menos yo no acostumbro a hacerlo.
Yerbabuena tiene una carta muy variada. Algo que hasta el momento me había costado encontrar en el mundo Vegano. Y además tiene menú del día a un precio muy asequible. 13€ y otro de 10€ al que denominan “Medio Menú”

  

Como ya he dicho, después de estar entre las flores, me decidí a comer solo y disfrutar de mi mismo, y no me equivoque en la elección. Aunque tengo que reconocer que no suelo ir a comer solo, sobretodo porque es casi seguro que me tocara pagar a mi.

Yerbabuena resulta relajante por sus colores y por su música de fondo. Por cierto, es el primer vegetariano en el que me gusta la música. No se por que en los otros en los que había estado a lo largo de estos últimos años, deben pensar que sus clientes, además de vegetarianos o veganos, son frikis o dementes. 

En Yerbabuena no te pondrán el canto de las ballenas, ni la puñetera gota de agua golpeando una chapa de acero, menos aún el sonido del bosque. No… No… De aquí no saldrás con la cabeza loca. Tal vez con ganas de…, si…con ganas de una siesta postorgásmica. 

La música Soul será la banda sonora de tus platos mientras comas.

Tal vez tuve suerte. Cuando entre pude elegir mesa y cuando levante la mirada de la carta, estaban todas ocupadas por personas del sexo femenino a excepción de un chico ingles acompañado de su pecosa novia, también inglesa.

  

Llegó el camarero a mi mesa y con una amplia sonrisa me preguntó que si sabia ya que era lo que prefería degustar… Yo, tímido para estas cosas, le conteste que era carnívoro, pero que en un arrebato clorofílico me había adentrado en el restaurante abducido por los brotes de alfalfa.

Me miro, le mire… Y nos reímos los dos.

Tras una breve conversación algo más profunda llegamos a la conclusión de que el medio menú no me serviría para probar correctamente la cocina vegana. Así que pedí un primero y un segundo… ¿De beber? Cerveza… Luego me di cuenta de que era el único alcohólico del salón.

Mientras esperaba mi primer plato, el camarero volvió con la cerveza y un bonito y rico aperitivo. 

Me sonrió, le sonreí… Y nos reímos los dos.

  

Llegó el primer plato en su opción vegana, que consistía en,… Atentos…, ” Olla gitana de Garbanzos, judías verdes, calabaza, peras, algas y guisantes, con una picada de almendras y soja texturizada con hojuela wantón, servida con encurtidos variados”. Copiado de la carta al pie de la letra. Y luego nos quejamos de que ” El Bulli ” le daba nombres largos a sus platos.
En cualquier caso tengo que decir que estaba delicioso. Y la pera le daba a los garbanzos un toque diferente. Y otra cosa… Lo pase genial buscando los ingredientes enumerados y encontrando alguno mas. Estuve a punto de llamar al camarero y decirle que había olvidado señalar en la carta el calabacín y el tomate Cherry, entre otros.

  

 

De segundo, no dude, había pedido “Canelones de espinacas, ajetes, frutos secos y tofu con tahiní, gratinados al horno con bechamel de arroz sobre salsa de tomate y oregano”. Opción esta también vegana. Para lo cual prescindieron del queso.

Aquí también jugué a buscar ingredientes adicionales. ¿Encuentras alguno?  

Estaba disfrutando de los canelones cuando en la mesa de al lado, sirvieron el primer plato a dos chicas preciosas que no conseguían soltarse de la mano ni comiendo. Y me pareció tan bonito el gesto, que confieso que me costo sacarlas del trance.

” Chicas, ¿os importa hacer una foto de vuestro salmorejo?”

Me miraron, las mire,.. Y nos reímos los tres.

“Claro que no, déjame el teléfono”
… Tengo que reconocer que hizo mejores fotos que yo. He aquí el ejemplo. “Salmorejo”

 

Llego el momento de los postres. La lista era interminable… Ya no recordaba las primeras opciones y empezaba a pensar en que tendría que decirle a mi “amigo” el camarero que me repitiera los cientos y cientos de postres enumerados, cuando… Tachan… Dijo la palabra mágica…Chocolate…

” Soja, con galleta y chocolate” yupiiii.

  

Estaba a punto de pedir la cuenta, cuando por sorpresa me colocaron muy sutilmente una infusión de ” Hierbabuena “. La que da nombre al restaurante. 

   
En fin, que comí muy bien, me lo pase genial y además tome chocolate y una infusión para poder salir caminando casi, casi, dando saltos de alegría.
Un verdadero orgasmo con suspiro final. 

Web de Yerbabuena. Click aquí.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

Noah Restaurante

(Ir a primera parte haciendo click aqui)

Segunda parte!!

…Salimos del Pozo de los sabores con buen sabor de boca y le propongo tomar una copa. Por su reacción, ya lo tenía previsto.  

fotografía tomada de facebook

Me confiesa que una amiga suya la había recomendado un local y cogidos por la cintura encaminamos nuestros pasos hacia el gintonic que nos espera. 

…”No me mires así que me da vergüenza”…

…”No puedo evitarlo, tienes un perfil precioso”…

fotografía tomada de Tripadvisor

 Entramos en Noah. Esta bastante lleno de gente pero es un sitio muy bien iluminado. Tiene una zona de barra en plan pub y otra zona de restaurante con sofás y sillas  

fotografía tomada de facebook

Mientras ella va a empolvarse la nariz, aprovecho para pedir las copas. No veo Citadelle por ningún sitio así que pido dos Bombay.  

fotografía tomada de facebook

La elaboración de la copa por el camarero es digna de contemplar. Me recuerda a los salones de tea japoneses donde la preparación de la infusión es toda una ceremonia que dura más de media hora. Pienso en esa frase tan sugerente que viene a decir que lo divertido de alcanzar una meta no es cruzar la línea sino, el camino hasta ella. 

fotografía tomada de facebook

Termina, el camarero,  de preparar los gintonic,  cuando ella, cual sirena plateada aparece a mi espalda. 

fotografía tomada de Tripadvisor

No nos colocamos en el mejor lugar de Noah. No hay sitio para poder elegir pero estámos un poco apartados de toda la multitud. Justo lo que yo quería     

fotografía tomada de facebook

Coloco mi chaqueta sobre una repisa y le pido su abrigo para hacer lo mismo con el, pero me sorprende colocándolo sobre su bolso que a su vez cuelga de su cuello. 

…”Estarás más comoda si lo pones con el mío”… la invito de nuevo a dármelo con un ademán que ni un Lord ingles habría sido capaz de realizar. Pero ella niega con la cabeza. 

…”Así servirá de parapeto” …dice mientras me mira con gesto inocente. 

¿Parapeto?. No hay parapeto que me detenga.  Ya me detuvo una vez un abrigo sobre un sofá, que una chica como no hay otra igual, situó en una ocasión entre ella y yo en una coctelería en Madrid. Aquel día el abrigo no me dejo besarla y siempre me arrepentí de no hacerlo. Esta vez no podía pasarme lo mismo.  

La sujeto por la cintura y la atraigo hacia mi. Mi ombligo y el suyo notan el bolso que impede su mutuo contacto pero nuestros labios tienen mejor suerte. La beso suave y sin prisa y luego me separo unos centímetros para ver su reacción. Ella suspira y entonces vuelvo a besarla solo que esta vez nuestras lenguas luchan por ver cual es capaz de explorar mas sensaciones en la boca del otro. …

…”Bebe”… me dice y coge su copa y le da un sorbo al gintonic de los que quitan el hipo. 

fotografía tomada de facebook

Yo bebo como acostumbro. Un sorbito y un apretón de mi lengua contra el paladar. Quiero sentir también el sabor del cóctel para reforzar el aroma en mi boca. 

Miro enrededor. Busco un lugar donde estar más cómodos, pero Noah no esta dispuesta a darme ese gusto. Me vuelvo hacia ella y ahí está dandole el último sorbo a su copa. 

…”Vaya. Bebes muy rápido. Te vas a emborrachar”…

…”Vámonos. Bébetelo y vámonos… No estoy segura de si hacer lo que quiero hacer. Pero vámonos”…

Apuro la copa en un par de tragos mientras pienso en lo que creía que ella quería hacer. Mi sangre ya no esta en mi cabeza. La cojo de la mano y salimos de Noah. 

¿Hacia donde ir ? Tengo que ver primero su reacción…

No estoy muy seguro pero creo que vamos hacia su casa. La sujeto de nuevo por la cintura y la beso. Esta vez es ella la que se lanza en picado sobre mi. Su boca abarca por completo mis labios y su lengua inunda mi paladar. Besa muy bien. Debo tener suerte. Llevo una larga temporada de besos de muchísima calidad. Recuerdo la ultima chica que besaba fatal. Sus besos mas pasionales consistían en cientos de picos consecutivos. Parecía un pájaro carpintero. 

Pero en este momento los besos son increíblemente mágicos. Hemos Debido caminar al menos 20 minutos parando a cada paso para volver a besarnos. La excitacion de ambos va en aumento.  Pero de repente me doy cuenta de que estamos junto a mi coche.  

…”Mierda. Ya estamos aquí y ahora me dirás hasta la próxima y yo tendré que conducir con el gintonic en el cuerpo “…

…”Anda abre el coche que hace frío”…

Abro el coche con el mando a distancia y ella abre la puerta derecha y sube diciendo… “que coche más bajito”…

…no muy lejos me indica un sitio donde parar. El sitio es perfecto. Oscuro y apartado de todo. 

  

Volvemos a besarnos solo que esta vez nuestras manos ya no se conforman con abrazar cinturas y acariciar nuestros cuellos. 

En mi coche…lejos de miradas furtivas, ella esta totalmente desinhibida. Sus caricias no tienen freno y van explorando cada rincón de mi cuerpo, Parece estorbarle mi camisa y prácticamente me la arranca. Besa mi torso, mis pezones,  mi ombligo…. Le estorba mi pantalón que me invita a hacerlo desaparecer. 

Uhmmmmmmm… Me dejo llevar. Siiii… Alguien me esta llevando de camino al placer. Parece que al fin no seré yo el que marque el paso. Parece que en mi coche el placer lo alcanzare siendo yo el devorado….que bonita sensación.

…la pena es que todo fuera solo un bonito sueño de primavera!! 

Un gintonic con ella… Con “Maravilla”….. Seria Delicioso. 

Pero solo había sido un sueño…    Al fin y al cabo… Yo no tengo coche!!!

Los “me gusta” motivan, compartir ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)


Todas las fotografias por Rosaluma excepto donde se indique

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados


Web en Tripadvisor 

Noah en Facebook