La Torre

El desayuno es el mejor momento del día.

El café está listo” dices en tono burlón.

Adormilado aun, bajo las escaleras y voy siguiendo el aroma… Una mezcla entre el café y tú olor tras la ducha.

Llego a la cocina y te veo de puntillas con el pubis apoyado en la encimera y tus manos buscando unas tazas en el mueble superior… Qué bonita visión… Tu pijama deja que mi imaginación crezca al acercarme y no puedo evitar arrodillarme tras de ti…

Mis manos convierten tu pantalón en calcetines al tiempo que mi boca,…, mi nariz,…,mi cabeza…se pierden en tus sabores mientras mi lengua comienza a desayunarte… Uhmmmm como me gusta notar que pierdes el ritmo de tu respiración… Como me gusta notar cómo se te acelera el pulso y te tiemblan las manos mientras van deslizándose hasta el fondo de la encimera.
Cuantos sabores y cuantas texturas tienen tus desayunos…
Con ansias y al ritmo de la música de Prince, bailo funky entre tus carnes exprimiendo el jugo salado y con toques ácidos que siempre tienes para mí.
Vas haciéndole los coros a la canción con cada uno de tus jadeos…al tiempo que bebiendo de ti, chapoteo en tu sexofón.

La canción se termina pero la música sigue sonando.

Las tostadas saltan abrasadas.

La mermelada saluda frente a la mantequilla.

El tomate recién rayado espera en su cuenco junto al aceite y los frutos secos.

El café se va enfriando sobre la encimera.
Me incorporo… Quiero hacer sonar al clarinete usándolo al son de la percusión de mis caderas.

Me incorporo y la acaricio mientras bajo mi pantalón.

Y al oído la susurro…

.
Lo tenías todo listo para desayunar, cielo


Todo menos la leche, mi niño


No te preocupes cariño…De eso, entonces, me encargo yo

 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.


A tan solo una jornada de distancia se encontraba de mi. A tan solo una jornada usando los métodos de locomoción del imperio romano. Pero tras consultarlo con mi gato, decidí subirme en la cápsula de transporte vertical y acceder así a la máquina del tiempo que guardo en el sótano.

Programe las coordenadas de su casa y me acomode para disfrutar del viaje de tan solo 35 minutos. Si Trajano levantara la cabeza…

Llegue antes de la hora acordada. Maldito trasto, va demasiado deprisa.

Pero no tuve que esperar demasiado…Justo cuando el cuco de mi reloj empezaba a sacar la cabeza, apareció Ella en su carroza japonesa.

Lucia un deslumbrante vestido negro, zapatos de cenicienta recién restaurados y un sombrero que realzaba su mirada.

El abrigo negro y gris estilizaba aún más su figura. Sus pantorrillas… Sus rodillas… Uhmmmm que maravilloso potencial.!!!

Aparcó su carroza en el porche de su palacio y subidos en mi coche, tomamos rumbo a Guadarrama, un pueblo de la sierra de Madrid en el que Ella había reservado una mesa íntima para cenar.

Llovía…Por primera vez en meses, llovía… Uhmmmm… La noche prometía ser humeda…

Llegamos al Mesón la Torre sin retrasos. En sus alrededores el olor a leña no era muy intenso pero si perceptible y junto con el olor a lluvia, hacía que mis sentidos se agudizarán para poder disfrutar de cada sensación. Disfrutar con Ella.

En la barra, pedimos unas copas de Albariño, vino blanco gallego,  y nos dirigimos cargados con ellas a la mesa asignada. La más alejada del bullicio de la gente de la entrada. Una mesa tan intima y tan silenciosa que me dio miedo que se escucharán demasiado los latidos de mi corazón. Yo, que presumo de no tenerlo.

El camarero nos ofreció las cartas en la que había cuatro apartados bien diferenciados… Tardamos en elegir el primer plato porque aunque yo sabía qué era lo que Ella prefería, no quería ser yo quien lo nombrara.

 Finalmente elegimos por consenso y unanimidad con la intermediación del camarero…”Mollejas a la Plancha”… Le estoy cogiendo yo el gusto a esto de la casqueria.

El sabor era potente. Nada de sabores delicados para paladares delicados. Pero como no hay que volverse rudo de la noche a la mañana, con delicadeza, fui pinchando cada trocito, de uno en uno y de uno en uno los iba saboreando mientras veía como los ojos de Ella brillaban con cada pedacito en su boca.
Mientras hablábamos de ciertas vibraciones internas que se sienten muy adentro y de lo divertido que es cuando se sienten desde fuera, apareció el camarero con los platos principales. 300grs de “Lomo de Vaca Madurada”. Y “Chipirones con Yuca y Remolacha”

 Fueron dos platos que también compartimos y que no decepcionaron en absoluto. La carne estaba exquisita y la yuca teñida daba al plato de mar una decoración floral.

Con tanta cantidad, una vez más tuve que perdonar el postre y nos decantamos por un café para contrarrestar el efecto del vino.
Entre risas y promesas que cumplir antes de dormir, llegamos a su casa, donde las risas continuaron y las promesas se cumplieron… Tocaba dormir. Estaba deseando que amaneciera y cumplir la única promesa que se había quedado en el aire. Pero eso sería durante el desayuno….

Mesón la Torre

58€ Con botella de vino incluida.

Calle de Cervantes, 1

Guadarrama, Madrid

España

Un lugar muy recomendable.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

FELIZ NAVIDAD

Feliz Navidad….Deseo que paséis estos días en los que siempre estoy resfriado de la forma más feliz y que viváis momentos entrañables. 

No me he visto con fuerzas para escribir. Simplemente es un resfriado, pero la fiebre me mata la lívido y me rompe la imaginación. 

Y con esa imaginación rota, he pedido a dos de mis blogueras favoritas que escribieran algo para mí blog como si lo estuviera escribiendo yo. 

No os pido que me digáis cuál de los dos textos os gusta más. Para mí, son como dos hijos adoptados. Dos, que han llegado a mi desde la ilusión y el cariño de ambos soles… Valeria y Ana. 

Lo que sí os pido es que intentéis descubrir quién a escrito cada texto. Seguro que acertareis y espero que en el debate, ellas se diviertan. 

Texto turrón. 

La casa se me hizo un mundo al entrar y dejar las llaves y respiré aliviado cuando mi gato acudió a mi encuentro, relajando mi estado de ansiedad y el ritmo acelerado de mi corazón tras haber estado con Ella.
Los mimos exigidos por mi felina compañía hicieron que me agachara a acariciar el tupido pelaje gris. Sus ronroneos me transportaron al momento en que Ella tocó la piel de mi cuello al saludarme con dos besos y tuve que disimular las consecuencias del roce de sus dedos.
Todavía tenia el olor de su piel rondándome la cabeza y su pizpireta risa resonando en cada esquina de la casa. Mis pasos no paraban de una habitación a otra, intentando evadir mi mente, ocuparla con otro tema que no fuera Ella, pero nada. La cama, vacía y fria. El baño, tétrico. La cocina, triste. No había revista que me entretuviera, ni blogs interesantes ni programas de televisión que amainaran las ganas de verla, de sentir su presencia.
Miraba el móvil cada dos segundos, tentado de escribirle algo, resistiendo, intentando no atosigarla tras haber pasado solo tres horas de nuestra primera cita, intentando que mi flechazo no pareciera acoso y que mi amor a primera vista no quedara en un mal recuerdo.
Mi gato parecía reírse de mi angustia sentado frente a mi, a la misma distancia del teléfono que yo, retandome con su mirada a la vez que movía la cola de forma hipnótica, izquierda, derecha, izquierda derecha…
Cerré los ojos y mis manos fueron a mi cara exhalando con fuerza el aire que me quedaba en los pulmones. “Ahhh…”, grité sorprendiéndome a mi mismo y a mi gato, al mismo tiempo que una luz destelló del móvil como un halo de esperanza. Acerqué la mano temblorosa, viendo su nombre en la pantalla, sonriendo como un niño en Navidad ante su imagen, prendado de su belleza, colado por sus huesos, por fin, Ella…

Texto mazapán.
 

Con el dedo índice dibujé el contorno de su cara, las cejas, bajé lentamente por la nariz y olí la piel de su cara un momento.

Después continué haciendo la forma de sus labios sintiendo sus cosquillas en ellos y en la yema de mi dedo explorador.

Recorrí la línea de su mentón y su piel se iba estremeciendo a cada centímetro que recorría.

Conocía muy bien su cuerpo y sin embargo lo estaba explorado como si nunca antes se hubiera tocado.

Dibujé la curva de cada pecho, y como si leyera un texto en Braille acaricié la superficie de sus pezones.

Exhaló un suspiro y supe que estaba en el camino correcto. 

Coloqué mis dedos sobre ella recorriendo el resto del camino desde el esternón hasta el ombligo, para continuar por el monte de venus hasta el centro de su ser que en ese momento ya pedía a gritos una invasión sin medida. Mi nariz siguió el camino antes recorrido por los dedos.

-Quiero olerte.

-Hmmm hazlo.

Quería empaparme de su olor para cuando ella se hubiese ido. Lo guardaría en mi cerebro embotado en ese momento por tantas sensaciones de placer.

Mis fosas nasales se dilataron cuando acerqué mi nariz al centro de su placer.

Adoraba su olor. 

Cerré los ojos y disfruté de la sensación de que me pertenecía sólo por aspirar su olor. 

Era mi única forma de que fuese realmente Mía. Su aroma me pertenecía y a través de él, sentía que la llevaba conmigo.

Toda su piel tenía un olor dulce y delicado y a medida que transcurría la noche llena de sexo, nuestros aromas se mezclaron dando paso al embriagador recuerdo que aún conservo en mi mente.

Que ha escrito Ana?

Que ha escrito Valeria?

La Perejila

Salir a toda prisa del trabajo para verte… es ilusionante.

🌹🌹🌹🌹🌹🌹

Salir a toda prisa y ver cómo mis compañeros se quedan a tomar unas cervezas sin ganas de irse a casa… Es ilusionante.

🌹🌹🌹🌹🌹🌹

Salir y correr a tu encuentro… Correr hacia tu sonrisa, hacia tus manos…es ilusionante.

🌹🌹🌹🌹🌹🌹
Y es que una vez más..

💫
He soñado con tus manos recorriendo las mías

💫
Conduciendo hacia ti los kilómetros pasan sin darme cuenta. Mi mente se evade hacia pensamientos impíos.

🍌🍌🍌🍌🍌🍌
A veces pienso que soy tu tornillo… Uhmmm… y tú mi tuerca.


Cuando soy tu tornillo… Y tú mi tuerca… Tus jadeos son la música!!

🎼
Cuando yo soy tu tornillo… Y tú mi tuerca… Mi nombre en tus labios, son la letra.

💫
Cuando soy tu tornillo… Y tu mi tuerca… Bailamos atornillados danzas que nadie conoce.


Me gusta que a veces seas Rubia y a veces morena. Que seas pelirroja o de pelo castaño. Me gusta tu cara angulosa y tu rostro redondo.
Me gustan tus pechos pequeños y tus pechos grandes… Y tus ojos… Uhmmm Tus ojos azules,…negros, verdes,…, miel,… Me gustan tus ojos…mirando mi cuerpo.


Me gustas alta y me gustas baja. Me gustas blanca y negra, tu mestizaje y tu pureza… Mulata y oriental… Me gustas… Si… Me gustas.


Da igual cómo te imagine… De cualquier forma sé que… eres Mía.

❤️❤️❤️
He soñado que mis manos recorrían las tuyas

💋

 

“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.”

 

Una vez hecha la entrega de su premio a Valeria, llegaba la hora de comer. Pero era pronto y me apetecía tomar primero algo como aperitivo.


En la Cava Baja de Madrid está “La Perejila”. Un coqueto bar-taberna donde sirven un rico vermut de grifo y multitud de buenos y sugerentes vinos. Las camareras y camareros además, son muy atentos y porque no decirlo, ellas son bastante bonitas.


Su decoración invita a tomarse varios tragos tanto en la barra como en las mesas.

Tiene rincones con mucho encanto donde tomarse algo en buena y bonita compañía.


Sus colores y su música invitan al órgasmo entre besos. Al placer por placer… Sus vermut incitan al paladar a querer degustar cualquiera de los platos que sirven en los muchos restaurantes de esta calle tan de moda en Madrid


La Perejila. Un buen lugar que sirve de aperitivo hasta el jueves que viene.

Un lugar muy recomendable.

Cava Baja, 25 Madrid.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

I EDICIÓN “PREMIO PLACERORAL”

Tal vez sea por arrogancia o por efecto de un posible narcisismo, Timido, espero.

El caso es que he decidido crear el premio “Placeroral“.

Quiero premiar a los blog que más me hacen disfrutar sea cual sea su temática, si bien es cierto que deben tener algún componente que conjugue el placer y la lengua. El placer entendido de manera amplia. Estaréis de acuerdo conmigo que un relato erotico puede ser tan placentero como una poesía melancólica o una reflexión sobre la cotidianidad que nos envuelve. También observar un dibujo o una fotografía puede ser muy placentero.

En cuanto a la lengua… Hay algun blog que además de poner ante nosotros una preciosa e íntima poesía, también nos la recita con verdadero arte. Hay algún blog de cocina, e incluso algún blog de microcuentos que usan la lengua, el lenguaje, el idioma español con verdadera exquisitez.

Todos estos blog podrán ser susceptibles de resultar premiados.


La mecánica del premio será la siguiente.

  1.  Creare un apartado en Placeroral donde haré una enumeración y enlazaré los blog premiados.
  2. El premio será mensual. Cada mes premiaré un blog.
  3. El blog premiado podrá si lo desea exponer el premio en su blog. Sin obligación de ello para recogerlo.
  4. No habrá necesidad de realizar un agradecimiento en un post en el blog premiado.
  5. No habrá que nominar blog. Solo yo puedo conceder el premio “Placeroral”
  6. La notificación del premio la realizaré en un post en Placeroral y además, dicho blog premiado recibirá un mail anunciándoselo.
  7. Aceptaré propuestas para mejorar estas bases. Me reservo la decisión de llevarlas a cabo.

El blog premiado en la “PRIMERA EDICIÓN PLACERORAL” es “Los Labios de Valeria” 

Visítalo haciendo Click aquí


El jurado compuesto por mí, la Mía inspiración y yo mismo ha decidido por unanimidad conceder el premio a Valeria por su blog, que conjuga perfectamente todos los ingredientes suficientes y necesarios para resultar deliciosamente placentera su lectura. Además sus dibujos, que realiza a diario, con el consiguiente esfuerzo tanto en tiempo como en creatividad, hacen de su blog una verdadera delicia.
Espero y deseo que visitéis su blog y disfrutéis con el. Si además le hacéis llegar vuestra opinión sobre su trabajo, seguro que la animareis a seguir mejorando.
Podéis, si así lo deseáis, opinar aquí sobre la idoneidad de conceder el premio a este blog (LOSLABIOSDEVALERIA) o realizar cualquier otro comentario. Los comentarios también me animarán a mi.
Mil besitos de agradecimiento a todas/os los que me leéis. Sin vuestro apoyo no tendría sentido Placeroral.
Rosaluma.

La Tasqueria

I’m sorry… So sorry. No era mi intención excitarte…

💫
Tan solo quería relajarte… Relajarte y disfrutarte…No digas que la cama no era la más cómoda del mundo… Pues era la tuya… 

La seda que envolvía tus ojos verdes solo quería servir para anular tu visión. Solo quería aumentar tus otros sentidos. Relajarte… Eso quería. Pero soy muy torpe. I’m Sorry… So sorry!!

💫
Las correas de cuero que tan delicadamente ajusté a tus muñecas y tobillos no pretendían resultar sexys. No buscaba darte morbo. Tan solo quería impedir que te movieras para dejarme darte ese masaje relajante que te prometí. 

💫
La cadena de ligeros eslabones y serpenteantes movimientos no pretendía encontrar tus escalofríos mientras recorría tus pechos, bajaba hasta tu ombligo, corría entre tus piernas…y acariciaba tu triangulito pelirrojo. Color caoba. 

Cuando la enganche a la hebilla del collar que até en tu cuello, junto al cascabel… Quería poder mantener tu cabeza en la mejor posición…dominar tus movimientos… Solo para relajarte. 
Los finos filamentos de silicona que te acariciaban la espalda y los glúteos no pudieron resistirse a fustigar tu piel alguna que otra vez. Lo siento mi amor… Lo siento… Las fustas son fustas y sirven para fustigar. 
No era mi intención excitarte…

 

fotografia cedida por Exudus

 
Tan solo quería relajarte…
El aceite de masaje con aroma a geranio penetraba tu piel con cada caricia de mis dedos…El aceite de masaje con el aroma de geranio agregado en la cantidad justa y emulsionado con el tacto adecuado, lubricaba tus pechos y tus muslos por igual. Uhmmm…Como brillaban… Uhmmm… Pero si…

Que torpe soy… 

Te estremecías con cada contacto de mis manos…
No puse música… Quería escuchar tu respiración y notar cómo tu pulso se relajaba. Quería una sinfonía monótona. Una canción de cuna… Pero no supe dirigir a los músicos… Tus jadeos… El sonido del mis manos resbalando por tu piel… El cascabel que no paraba quieto… El tintineo de las cadenas… Solo pude conseguir una Sinfonía funky… Torpe, torpe, que torpe soy…

💫
Por cómo tembló tu cuerpo… Por cómo decías “si” una y otra vez… Por cómo los prolongabas…. Siiiiii… Por todo ello pareció gustarte cuando comencé a masajear tu sexo. 

Primero fueron mis dedos los que buscaron suavemente el tacto de tus pliegues…. Tu sexo se abrió como una flor en primavera con los primeros rayos de sol… Tu interior estaba cálido… Casi tanto como yo.  

Estabas preparada para el juguetito que con ilusión había comprado para masajearte. Nunca te había acariciado con algo así. Nunca había acariciado tu interior y tu clitoris al mismo tiempo con una cosita así. 
La vibración era intensa. Y tu órgasmo no tardó en llegar… Me gusto mucho ver cómo a falta de movimiento en tus brazos y piernas, era tu otra entrada la que palpitaba, gritando sus celos. Dilatándose… pidiendo relajarse también. 
Si, lo sé.. Lo hice…. Soy débil. No sé decir que no a tanta palpitación, a tanta dilatación… Explorando en tus entrañas, el juguete parecía sonreir escuchando tus gemidos al tiempo que cambiaba el ritmo de su vibración…vibrando por tu otro camino. 

De repente era yo el celoso viendo al juguetito disfrutando con tu calor y… ni quise, ni pude evitarlo… Quise acompañarlo. Cada uno por su camino. Cada uno con el mismo propósito. Cada uno vibrando en tu interior…quería relajarte. Si cielo. Quería relajarte, pero soy tan torpe…

💫
Lo siento mi amor… Lo siento… Yo quería relajarte. 

.
Aunque después de todo… Tal vez lo haya conseguido. 

.
Duerme cielo, duerme… Después te despertaré con mis besos al tiempo que te libero de las ataduras. Ahora… Estas exhausta

❤️
I’m Sorry, so sorry… No pretendía excitarte. 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando

La desperté con mis besos y mi ereccion. La desperté porque llegábamos tarde. La reserva era a las 10 de la noche y “La Tasqueria” es un lugar muy solicitado donde hay lista de espera para conseguir mesa. 

Sabía que le gustaba la casqueria y yo solo había probado lo más típico. Pero nunca algo como lo que ofrecían en este lugar. 

Por fin llegamos al restaurante. Ese que me había recomendado mi amigo Iñaki. Ese restaurante que sabía que a ella le iba a gustar. 

El restaurante La Tasqueria está ubicado en el barrio de Salamanca a cinco minutos de la Pulpería Vilalua que tan poco me había entusiasmado. 

  

Nos acomodaron en una mesa al fondo desde la que podíamos ver gran parte del salón de los taburetes. 

El diseño de la carta no deja indiferente, aunque a duras penas te puedes imaginar los platos con su lectura. Elegimos cerveza para beber y junto a ellas nos sirvieron lengua de ternera curada y pan de semillas con una probeta de aceite de buena calidad.  

 

Nunca había probado nada de lo que presentaban en este lugar. El aperitivo ya era una prueba de fe para mí.  

 
Me sorprendí de lo rico que estaba. Saboreándolo mientras miraba a los ojos a mi preciosa acompañante y observaba sus labios mientras masticaba. Que erotismo… Sus labios se movían mientras su lengua jugaba con pedacitos de otra lengua que yo también tenía en mi boca. Mi fantasía volaba…

  

De primero y aconsejados por la camarera tomamos “Morro, encurtidos y anchoa” que venían presentados como unos bonitos tacos. Realmente deliciosos. En el paladar se sentía gelatinoso y fresco. Los múltiples y diferentes vegetales, además, colaboraban muy mucho a que el plato resultara ligero y atractivo. 

   
De segundo plato elegimos la “Tortilla de Sesos de cordero y Kokotxas”. El camarero nos explicó que solo venía cuajada por el lado superior y nos dijo que lo disfrutáramos… Wowwww sí que lo disfrutamos. Y mucho. Con este plato la conversación lejos de decaer, tomó tintes muy eroticos mientras fantaseábamos con lo que haríamos tras la cena y reviviendo lo que había ocurrido antes. Llevábamos solo dos platos y nuestros paladares estaban en extasís. 

  

Llego la tercera petición. “Mollejas de Cordero, Yema y Mojama”. Nuevamente el camarero nos explicó el plato. Sobretodo, hizo hincapié en la yema, la cual había sido elaborada a baja temperatura. 

Había que romperla y después mezclarlo todo en caliente. 

Este plato me sorprendió. Y además nos reímos mucho mientras lo comíamos. Sobretodo cuando era yo quien pinchaba con el tenedor. 

Delicioso. Muy recomendable. 

  

Como cuarta degustación habíamos pedido “Crestas, Langostinos y Ajillo”. 

Este fue el plato más atrevido para mí. Pero cuando nos lo presentaron y lo vi, enseguida quise probarlo. Las crestas habían sido cocinadas también a baja temperatura en un horno durante 8 horas. 

En el paladar eran suaves y gelatinosas. Junto a los langostinos provocaban un atractivo contraste de texturas en el paladar. Riquísimas. No repetimos porque había muchas más cosa en la carta y además queríamos postre. Y porqué no decirlo, también queríamos poder movernos después. 

  

Pedimos el deseo de un postre de “Queso con Regaliz” y nos lo concedieron. Lo que no esperábamos eran las pequeñas florecitas que lo adornaban. 

El didáctico camarero nos avisó de que si queríamos un aroma fuerte a regaliz, debíamos rascar suavemente el plato al tiempo que tomábamos un bocado de tarta con la cuchara. 

Lo probamos y llegamos a la conclusión de que estaba más rico si no rascábamos, ya que así el queso solo estaba aromatizado con el regaliz. Sin que esté matara el sabor del queso. 

  

También pedimos Espuma de Chocolate con Helado y Gelatina de Fruta de la Pasión”

Muy rico. Pero mejor el primero. Ya que en este postre, había que hundir la cuchara hasta el fondo para tomar todos los sabores. Un poco engorroso al principio. 

En definitiva… Una más que bonita experiencia. Tal vez el mejor restaurante-tasca para iniciarse como hice yo, en el mundo de la casqueria. 

Todos los platos son muy elaborados. No esperes grandes cantidades. No son platos de cantidad. Son platos de sabor. 

Un lugar donde tener un órgasmo con suspiro final. Y si además, vais con alguien como la bonita, inteligente, atractiva y deseable compañía como la que yo disfruté…seguro que repetís. 

Ah!! Esta vez pague yo. 

  

La Tasqueria. 

Calle Dique de Sexto 48,

Madrid

Precio de lo expuesto 57,10€ dos personas. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.


Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.


© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

El Sol Sale Para Todos

…Cuando me arrancó la ropa entre suspiros y jadeos….
…Insistió tanto que tuve que quedar con ella y nos fuimos a San Lorenzo del Escorial…. Quería invitarme a comer para que escribiera sobre el restaurante en el blog….Sobre el restaurante y sobre ella… Quería inspirarme. Quería mis besos y mis palabras. Quería y quería…y al ver su sonrisa al mirarme no pude resistirme… Y yo también la quise.

.
(Días antes…)

.
….No soy amigo de las videoconferencias… Creo que ya lo dije en una ocasión. Ni siquiera me gusta hablar por teléfono. Pero no se porque esta vez, fui yo quien lo sugirió… Milán está lejos y el chat se me antojaba muy impersonal y la sensación de distancia se acrecentaba sabiéndola allí. 

“Line es una App mucho mejor que otra que usa la mayoría, pero menos conocida en Occidente. En Japón la usan más que ningún otro país. Tal vez porque son más amigos de la intimidad. “

En fin… Estábamos charlando por Line y no pude resistir sugerir usar el vídeo para vernos. 

Pulse sobre el botón y al instante apareció en la pantalla de mi smartphone…allí tumbada en la cama… Recién salida de la ducha con tan solo una toalla recogiendo sus dorados cabellos. 

No conseguía ver nada más que su cara y sus hombros desnudos. Es verdad que también en algún momento pude ver algo más que me hizo dar veracidad a la sensación inicial. Estaba desnuda…

Sus ojos azules casi violetas. Sus labios carnosos y gesticulantes. Sus manos ágiles y femeninas y sus claviculas bien marcadas me excitaban lo suficiente. No necesitaba ver más. Me bastaba con imaginarlo…

Prácticamente no hablamos. Pero su voz y sus gestos denotaban deseo. Y no hay nada que me excite más que sentirme deseado… Mi sexo palpitaba y a voces pedía chupar cámara. Aparecer en pantalla. Mis manos sin teclas que pulsar, estaban libres y querían acudir a su auxilio. No sé si para consolarlo o para reducirlo al estilo dominatrix… 

La conexión wifi de su hotel no era muy buena pero nos dio tiempo para concretar una cita en la monumental ciudad de San Lorenzo del Escorial. Ya usaríamos el vídeo  más adelante…Nos lo prometimos. 
Y es allí, en El Escorial, donde transcurrieron los hechos….
Ya estábamos en su casa. Podía ver una escalera de caracol al fondo que, resultaba muy atractiva. Nos llevó mucho tiempo llegar hasta ella… Mi abrigo descansaba junto al suyo en el suelo. Ya habían sido arrancados entre besos nada más cruzar el umbral de su puerta. Sus labios carnosos prometían otros más carnosos aún. Su legua suave y húmeda, evocaba orgasmos intensos y felinos… En el pasillo, mi jersey y su pañuelo. Sus manos… Siiiii… Sus manos eran ágiles y atrevidas. Sabían dónde ser rápidas y donde lentas. Sabían acariciar y apretar. Masajear y fustigar… En el salón mis pantalones y su vestido… Su lencería no iba a juego. Mejor así… Siempre me ha parecido más sexy… La parte superior no presionaba sobre sus pechos. Señal de que solo escondía y no levantaba. Por detrás, el cierre no quedaba muy elevado. Señal de que sabía elegir la talla… ¿Daría yo la talla? Claro que si… Siempre lo doy todo! 
Los besos nos mantenían conectados sin que pudiéramos evitar chocar con las paredes y con el mobiliario. Ya pensaríamos en los daños colaterales después. En ese momento éramos fuego… Calor en su sexo y calor en el mío. Teníamos la temperatura ideal…para fundirnos en uno.

Su sabor era intenso y dulce. Su olor suave y primaveral. Sus manos pedían a mi cuerpo enlazarse con el suyo. 

Solo a la hora de subir por la escalera tuvimos que separarnos los centímetros necesarios para poder subir sin tropezarnos. Ella iba delante y mis ojos detrás. Cada peldaño que ella avanzaba, podía ver cómo su culito se movía prieto y sexy, dejando ver de vez en cuando el hilo de su tanga. Mi bóxer ya hacía tiempo que se había quedado pequeño, y sabía que irremediablemente acabaría sobre la lámpara de su dormitorio. O tal vez simplemente en el suelo perdiéndose la escena, desde esa pobre situación.

Su cama era inmensa a simple vista. Una cama que no cabría en mi habitación. Pronto descubrí que ni una hectárea habría sido suficiente para contenernos. 

Y fue en ella donde me arranco la ropa que me quedaba entre suspiros y jadeos. 

Allí, los dos desnudos nos prometimos amarnos hasta el amanecer. No más allá. Pero si esa noche, en su totalidad. Toda la noche me la pase diciéndole como la amaba sin darme cuenta de que en realidad la amaba. Toda la noche la pasó gritando mi nombre sin saber que en realidad se quedaría con él, grabado en su corazón. 
Y allí entre suspiros y jadeos, el amor y el placer luchaban por ganar una batalla que terminaría en tablas. Una batalla que terminó esa noche, pero que aún… continuará…

“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo esté inventando.” 

Sobre ella no escribiré. No me creeríais. … Pero si sobre el restaurante.  Pero antes…

Agradecer a Marcos Ortega. Un artista Venezolano, de Caracas para más señas por su dibujo que ha realizado a petición mía y de forma totalmente desinteresada. No dejéis de visitar su blog y su instagram. 

https://www.instagram.com/magailustra

https://diariodeundibujante.wordpress.com

 



 El Escorial es un monumento por sí solo. Pero si además le aderezamos con su historia, entonces lo es mucho más. Pero yo no iba para ver el complejo arquitectónico ni sus múltiples museos y tumbas reales. Yo iba a algo más mío. Iba a conocer a la Mía ragazza!!! Iba a comer con ella y el restaurante que nos pillaba más a mano tenía un nombre apetecible. “El Sol Sale Para Todos”. 
No podíamos dejar de besarnos mientras esperábamos mesa. No habíamos reservado y no quedó más remedio que esperar. La terraza está abarrotada de gente y tampoco éramos los primeros en la lista de espera. 

De aperitivo, besos… No estaba mal. 

A la pareja que esperaba delante de nosotros no debieron ponerle besos de aperitivo, porque solo gruñían por la larga espera. 

Pensé en darles un poco de lo nuestro, pero hay gente que es muy escrupulosa y asquerosita ¿y si eran de esos….?

No… Mejor yo a lo mío y ellos a lo de nadie. 

Por fin conseguimos sentarnos. Ahora lo difícil iba a ser que alguno de los camareros nos trajera la carta y tomará nota de lo que queríamos tomar. 

Nos entretuvimos con juegos malabares. Mi lengua intentaba guardar el equilibrio en sus labios. Mis manos hacían acrobacias con las suyas. 

Ella ejerció de domadora de leones en un par de ocasiones para que mis rígidos y mis garras no resultaran indecorosas. 

Mis….

Y llegó el camarero…con un sonido de corneta que nos hizo cambiar de tercio. 

   

Nos pusimos en modo “comensales” y pedimos las setas. Un plato de setas variadas para compartir, que por su textura gelatinosa, me recordaban a cierta cosita. 
 

No habíamos terminado aún con las setas cuando llegó el chuleton para dos. Para dos dijo en camarero, pero bien podían haber comido tres o cuatro. Era inmenso. Se suponía que era de buey, aunque yo creo que en realidad lo habían sacado de “Parque Jurásico”

Tengo que decir que estaba un poco nervioso. Yo no…. Él chuleton. Y que el cuchillo parecía incapaz de cortar en alguna ocasión. De sabor muy bueno. Pero acabamos con dolor en las manos. 

Dudamos si pedir postre o no. Pero era más por gula que otra cosa porque estábamos llenos y luego había que ir a su casa a vivir una bonita historia…Pero eso creo que ya lo he contado. 

“El Sol Sale Para Todos”

Normalito

Plaza Constitución 9, San Lorenzo de El Escorial, 

Madrid, España.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados