Mr. Frank (reloaded)

Nuestras noches en vela…
Caminando por la senda del placer. 
Muy larga ha sido la espera. 
Sin saber lo que quieres hacer. 

Suena música de los ochenta. 
Abres la puerta y me recibes con un beso.
Excitante la noche se presenta. 
Creo que hoy disfrutare de tu sexo. 

Te rozo una mano, te rozo el cabello
Te rozo los labios y ya quiero más.
Y ya quiero más y tu quieres más
Y tu quieres más… 

No podemos esperar y ahí en el suelo queda tu vestido.
y yo aun vestido ya no puedo más…Ya no puedo más…
Y te como a besos y me arranco la camisa.
Lo hago a toda prisa y la mente se me eclipsa

y suenan las campanas 
Es domingo y hoy hay misa. 
Ave María purísima. Que el pecado sea contigo
Santificado sea tu nombre. 
Y que tu vientre goce conmigo. ….

Atrás quedó el vestido, atrás el pantalón.
En el suelo tus zapatos junto a mi cinturón. 
Quiero morder tu cuello pero ya estas en el suelo
Quiero cogerte en brazos, y hacerlo yo primero. 

Ven aquí mi amor, ven aquí mi amor….
Que el suelo, ya lo sabes,
quemara tu piel con toda esa fricción. 
Ven aquí mi amor… 
Esto es mas blandito y solo arderás con mi adición. 

Que sofá más rico…
Que sofá más rico…
Tu ropa y mi ropa, nos mira desde el suelo
Tu boca y mi boca, juegan en el cielo. 

Ya se lo que quieres y te lo voy a dar
Aun quedan ocho horas antes de trabajar
Usaremos sólo siete. Luego a desayunar 
No quiero que tu jefe te note naaaa!!!!

Me gusta verte ansiosa, notar tu excitación.
Te mueves suavemente, como una gata en celo
Y me siento deseado, a punto de caramelo
Con el olor de tu sexo, comienza la función. 

Quiero recorrerte… Muerdo tu cuello
Gritas mi nombre y beso tu piel. 
Gimes de placer, te acaricio el cabello 
Quiero recorrerte, llegar hasta tus pies. 

Beso tus axilas, vuelves a gemir. 
Mi lengua dibuja el contorno de tus pechos
Beso tus pezones,… Vuelves a gemir. 
Subo tus montañas. Escalo tus repechos. 
Solo mis dientes y mi lengua entran en acción
El resto de mi cuerpo, espera la ocasión 
Desciendo por tu vientre que se hincha de excitacion. 
Mi boca es un manantial que riega todo a su paso
No puedo reprimirme, no disimulo mi ereccion. 
Jugando con tu ombligo, el tiempo se hace escaso. 

Suena “Radio Futura”… 
🎵Dicen que tienes veneno en la piel…🎵
🎵Y es que estas hecha de plástico fino….🎵
🎵Dicen que tienes un tacto divino…🎵
🎵Y quien te toca, se queda con el…🎵
En busca de ese veneno voy
Si preciosa… No será necesario que me empujes.
Uhmm preciosa… Ya puedo olerlo… Se donde lo tienes…
En busca de ese veneno voy. 
Oh My God!!! Mi jugosa boca parece seca comparada con la humedad de tu frasquito envenenado.
Oh Dios mío!!!! He dado con la tecla, te abres para mi.
Que licor tan delicioso. No pararé de beber hasta provocar en ti cascadas envenenadas.
Emborracharme de ti, bañarme en ti, bucear en tus profundidades. Todas para mi. 
Quiero tu sabor. Tus sabores. Tus olores. Quiero tu jardín.
.

Te veo morder tus dedos…tus brazos…tus cojines… 
Te veo ahogando tus gemidos…veo como te retuerces de placer…
Maldita sea…!!! Libera tus labios..
Quiero oírte.!! Quiero gozarte…
Sujeto tus brazos por las muñecas junto a tus caderas…
Siiii ahora te tengo…
Te tengo. Eres mía…
Te voy a hacer gritar…
Dibujo círculos…juego con tu botón. 
Dibujo subiendo y bajando…juego con tu ignición. 
Dibujando ochos…quiero encenderte. 
Presionando, succionando, liberando, acelerando…
Mi lengua baila funky al ritmo de tu respiración. 
No aun no…no te dejes ir aun. 
Quiero que acumules energía. 
Quiero una explosión que te deje después a mi merced. 
Dibujo círculos. Uhmmmm que sabor!!!!
Golpecitos… Con mi lengua. 
Contracciones…en tu espalda
Mis manos en tus glúteos. 
Las tuyas apretándo mi cara contra ti.
Y gritas…. Y Gritas….
Oh siiiiii que bueno…. Que se entere todo el mundo de lo que somos capaces de hacer…
Intentas separarme,…no te dejare…intentas arráncarme…no te dejare…intentas despegarme…no lo permitiré… Ahora eres mía…
Y yo quiero más…y yo quiero más…
Tus manos se relajan…te vas a desmayar….
Mi boca, mi cara, mis ojos, mis manos… Inundadas de veneno. 
Me relamo… Te dejas caer sobre el sofá. 
Estas dispuesta a relajarte….
Pero tengo algo para ti….
Esto no ha hecho más que empezar…
“Divina estas…preparada para el baile”
Ven… Vamos a tu cama… Tu sofá esta muy mojado. 
Aun quedan 5 horas. Y ya sabes… 
El desayuno puede esperar.  

.
 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue aunque me lo este inventando


“Te invito a cenar” Eso me había dicho Marmayan.
“Quiero darte una sorpresa, y tal vez puedas escribir en el blog sobre el sitio” Eso me había dicho.
Quedamos en “Las Cortes” al pie de los Leones. (Congreso donde se reúnen los gobernantes Españoles).
No sabia donde me llevaría pero me presenté con ilusión. 
Era todo un detalle que quisiera celebrar su cumpleaños conmigo invitándome a cenar.

La sorpresa fue mayúscula cuando me dijo el nombre del restaurante. Mr. Frank estaba en la lista de “Gatillazos”. Uno de los restaurantes que había tachado de impresentable por no cumplir mínimamente con las expectativas que vendían en su web.
Pensé en callar, pero la risa me pudo. 
Y allí cogiendola de las manos, le dije… ¿De verdad lees Placeroral? 
Claro, ¿porque lo dices? ¿Ya has estado?
Es uno de mis Gatillazos.

.
  
Su cara era un poema. Sus mejillas se sonrosaron y me recordó a un Bello atún rojo. 
Ya, ya…. Lo se… Debo estar enfermo. Pero el atún me pierde.
Nos encaminamos a Mr. Frank y pasamos de largo.

“He reservado pidiendo una mesa intima.” Me susurró.

No me quedó más remedio que dar la vuelta… y entramos.

Todo estaba igual que lo recordaba, solo que esta vez, el mismo camarero que me había desatendido la vez anterior, se mostró súper amable.

.
  
La mesa era ciertamente la más íntima del restaurante. Y más intima la hicimos nosotros al cambiar los cubiertos de sitio. Los habían situado uno frente al otro, pero eso todo el mundo sabe que solo sirve para ver la campanilla del otro y para hacer piecitos bajo la mesa.
Poca cosa para las placenteras ideas que llevábamos los dos, aunque fueran ciertamente intenciones veladas. No confirmadas.
.

  
Y así, sentados uno al lado del otro recibimos la carta del restaurante de manos de un sorprendido y estupefacto camarero.
Para beber… vino blanco… Un Verdejo aromático, con cuerpo pero suave. Ideal por su acidez que contrastaría seguramente con el dulzor de quien me acompañaba.

.

El aperitivo que nos colocaron en la mesa cuando elegimos los platos que degustariamos, junto con el pan de semillas, nos sirvió para ir rompiendo el hielo.

Llego el “Risoto de Boletus con Queso Idiazabal a la Trufa.”

.

Habría sido perfecto porque su sabor era exquisito. Habría sido perfecto para mi, pero resulto que quien me miraba con sus preciosos ojos azules, casi violetas,… es una gran entendida en setas. Y sorpresa… No eran boletus. Era otro tipo de setas y aunque estaba buenísimo, el hecho de saber que no eran la variedad que decía la carta, le quitada puntos al restaurante.
(Positivo por camarero amable contrarrestado por la falsa de los boletus) 
.

  

Llego el segundo plato mientras brindábamos por su cumpleaños… Brindábamos y algo más… Por lo cual el camarero se excusó al interrumpirnos mientras posaba el “Tataki de Atún Rojo con sésamo y salsa de wasabi”
Ninguna pega a este plato. Delicioso. Presentación decente, y calidad del Atún suprema. Enseguida me olvide de los no-boletus y empece a sentir pánico al ver como desaparecía tan rica carne roja de la pizarra que hacia las veces de plato. 

Se ha puesto de moda la pizarra. Estoy seguro que en más de una cantera están haciendo el agosto. 
El restaurante se iba llenando de gente y aún así nuestra mesa seguía siendo intima. Lo que aproveche para hacer una pausa con el atún rojo y degustar sus labios también rojos. Sabían a Verdejo y olían a atún mezclado con su aroma natural. 
La noche prometía. Mi sangre,…,creo que es roja,… comenzaba a fluir con mayor velocidad. 
“Se nos va a enfriar el atún, como no sigamos con el” dije.
“Pero si el atún es un plato frío” me dijo.
“Bueno, da igual, el que tiene que enfriarse soy yo” le dije sonriendo, y me besó otra vez..!!
“Uhmmm….” Sentenció.
.

  
Habíamos dado cuenta del atún entre los dos y ella además ya había apurado su copa de vino, mientras yo solo le había dado un par de sorbos, cuando llego el “Magret de Pato Lasqueado con Cebolletas Glaseadas y salsa de Naranja Amarga”

.

“¿Pido otra copa?” Dije.
“Mejor agua, la noche es larga”
Lo habíamos pedido poco hecho y así lo presentaron. Casi nos lo comimos templado por culpa de nuevos y continuos juegos amatorios, casi sexuales que pasaban desapercibidos a los demás comensales, pero que a nosotros nos abrían el apetito aún más.
Este plato lo recomiendo a todo aquel que pase por Mr. Frank.
Impresionante el contraste de sabores y tierna y sabrosa la carne “roja” De pato.
.

  

Finalmente he de sacar a Mr. Frank de la lista de Gatillazos y colocarlo en recomendable. 
Tal vez si no hubiésemos elegido el risoto, habría sido muy recomendable, pero oye, creo que de un Gatillazo a un orgasmos con suspiro final hay demasiada diferencia.
.

 
Decidimos no tomar postre y convertirnos a nosotros mismos en ese plato final. Pero eso,… no lo comeríamos en Mr. Frank
Pagó ella tras desestimar los chupitos de licor que nos ofrecieron y nos fuimos en busca de ese orgasmo con suspiro final. 

.
Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique
© 2015 Rosaluma todos los derechos reservados

El Imparcial

Mmmmm….verbena de orgasmos… Orgía de caricias… Fiesta de besos…
Así es cada día contigo. 
Me excitas con tan solo una mirada. ¿Que digo con una mirada? Me excitas con tan solo pensar en ti.
Ahora, aquí, apunto de dormirme… Y no dejo de pensar en ti…

Ahora, aquí, desnudo en mi cama… La mente me transporta hasta ti…
Te veo en tu habitación, saliendo de la cama. Mirando la hora que muestra el despertador… Hay alguien más en tu cama, pero esta noche no soy yo. Sus ojos son azules. Y los míos no. Su pelo rubio. Y el mío… Bueno… El mío, no!! 

Veo cómo le besas y como te diriges hasta el baño.

Mientras esperas a que el vapor aparezca en el agua de la ducha, te miras en el espejo. Yo desde atrás veo tu espalda, tu culo, tus piernas. En el espejo veo tus ojos, tus labios, tus pechos.

.

Me invento ser un ente invisible. Me lo invento, porque es mi sueño. Me lo invento, porque quiero.

.

Quiero acariciar tu piel mientras te tocas tu despeinado pelo. Acariciar tus hombros y morder tu cuello. Quiero que notes mi erección buscando tu humedad.

.
El sonido del agua de la ducha te hace mirar hacia ella y observas el vapor subiendo hacia el cielo. 
Pero continúas frente al lavabo. Mirándote en el espejo. Con las manos apoyadas en la loza te inclinas hacia delante. Uhmmmm que hermosa visión desde mi posición. Que irresistible visión con esta, mi erección.
Me agarro con fuerza a tus caderas mientras te penetro de un solo empujón. 

.

Mientras,… el espejo se llena de vaho y te inclinas más y más sobre el lavabo. 

.

Noooo… No estoy tan solo, haciendote el amor…. Noooooo… Mi furia representa mucho más que eso. Te estoy dando todas mis energías. Te estoy dando todo mi empuje. Te estoy dando… Si. Si… Te lo voy a dar. Pero aún tendrás que esperar…

.
Te metes en la ducha… El agua caliente recorre tu piel…¿Lo notas? Soy yo, mi niña. Soy el agua que acaricia tu piel. El agua que juega con tu placer… Siiii… Oriéntame bien, dirígeme hacia el punto exacto. La presión exacta. La temperatura exacta… 

.
Uhmmmm… dejaré que pienses que eres tú quien te disfruta. Pero yo… Yo, soy el agua que te excita. Uhmmmm siiii…. Mantenme ahí… Solo un poco más. Siiii. 

.

Quiero ver tu cabeza cayendo hacia atrás. Tu mano, tirando de tu piel hacia tu ombligo. La otra… La otra… Con la otra sujétame… Soy tu ducha. Soy tu agua y quiero tu orgasmo. Si… Si… Lo quiero ver aparecer.

.
Ahora… Si, ahora. Noto cómo te tensas, noto como tú culito se endurece. Siiii. Dámelo, mientras yo, calentito, no dejo de lamer tu botoncito.

.
Me gusta mirarte a la cara mientras corres de placer. Mientras el placer te alcanza y te sobrepasa. Me gusta mirarte cuando suspiras y te relajas.
Cierra los ojos, mi niña. Te voy a enjabonar. Ahora soy tu esponja. Ahora soy yo, quien te dará mi gel.

.

Recorriendo tus pechos, tus axilas, tu cuello. Espuma. Soy espuma

.

Recorriendo tu vientre, tus muslos, tu sexo. Espuma. Soy espuma.

.

Recorriendo tu espalda, tu culo, tus piernas… Espuma. Me hago espuma para cubrir tu belleza y capturar tu sabor.

.
Sal… Sal de la ducha. Mírate… Mira tus curvas… Mira tus formas de mujer… No… No eres una top model… Y aún así…eres perfecta. 

.

Quiero hacerte fotos. Que las guardes solo para nuestros ojos.

.

Quiero inmortalizarte…para siempre, en mi corazón.
No. No vayas a tu cama. En ella no estoy yo. 

.
Vente a la mía. Ven. Aquí…Te esperaré.  

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando

El Imparcial 

Restaurante de moda en Madrid. Para poder cenar en el, hay que reservar con varias semanas de antelación.     
  Está ubicado en el centro. En la calle Duque de Alba. Muy cerca del teatro de la Latina y de otros muchos lugares de ocio donde disfrutar antes o después de un buen espectáculo. 
 
Cualquier cosa de su carta es un manjar. Y la atención de sus camareras y camareros es muy simpática y profesional. 
El Sashimi de Salmón con Helado de Wasabi es espectacular. Tanto en presentación como en sabor. El helado, no deja indiferente. 

 
El Tartar de Atún, está muy rico. Presentación diferente y panecillo sugerente. Eso sí… Nada como el tartar que disfrute en La Orza, Toledo. Visita el plato pulsando aquí.

 El restaurante en sí es muy bonito y las mesas, aunque no muy separadas, tienen la distancia justa para poder sentir intimidad al conversar. En esta ocasión, como casi siempre, la conversación fue muy fluida y variada en cuanto a los temas que se hablaron. Calentándose hacia el final… Dando paso a promesas veladas de placeres en camino. 
Pero antes, no podíamos perdonar el postre. Tarta de Zanahoria. Esponjosa y exquisita. 

   
Un lugar donde ir acompañado de alguien adorable. 

El Imparcial. 

C/ Duque de Alba 4

Madrid, España. 

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.


Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.  

© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

“III Edición Premio PLACERORAL”

Sin que sirva de precedente…esa noche, las invitaba a cenar en mi casa. Estaban a punto de llegar y aún no tenía listo lo que iba a presentar en a mesa.

Me había dedicado a acondicionar el sofá y la cama. En el sofá había colocado muchos cojines que esperaba terminaran en el suelo. Tenía pensado sentarlas a las tres frente a mí. No sabía en qué orden se colocarían. Quien quedaría en el medio. Quien a la derecha. Quien a la izquierda.

Imaginaba sus vestidos de noche. No esperaba nada sofisticado. Tampoco lo deseaba. Los vestidos de princesa luego implican demasiados cuidados. “Ay no, que se me arruga”… ” Uissss no, que me lo manchas”… Quería poder jugar con ellas sin prisa. Poder besarlas y brindar por ellas sin pensar en su alta costura.

Sus peinados tampoco esperaba que fueran de peluquería por los mismos motivos.

Me gustan las princesas. Pero las que lo son sobretodo en su interior.

Que brillen con luz propia. Que sepan lo que quieren y lo que no. Que no tengan miedo a probar todo aquello que les despierta curiosidad. Que sepan disfrutar de las pequeñas cosas.

No las había visto nunca. No sabía ni el color de su piel. Tan solo sabía que viven en España. Tampoco eso era importante. De haber vivido en otro planeta, habría ido a por ellas usando mi agujero de gusano. Con el puedo unir universos…Cruzarlos…Ni el “Halcón Milenario” me ganaría cuando me teletransporto con mi imaginación.

Tenía las velas encendidas. El Champange enfriándose en la cubitera. La luz tenue… pero que permitiera ver los platos.

Pensé en poner incienso pero eso enmascararía el olor de mi casa. Y mi casa huele a mi. Esa noche debía ser inolvidable para ellas y no quería que el olor en otros lugares les evocará la velada que íbamos a vivir. Mi cuerpo huele a mi. Sin perfumes, sin engaños… Solo volver a estar conmigo podría hacerles revivir estar conmigo.

Bueno…, contra el olor de la comida no podía luchar. Pero como las recetas eran inventadas por mi, sería difícil que con otro chico y en un restaurante, encontrarán un olor igual.

Todo estaba preparado…La cama también. Nunca se sabe.
Estaba terminando de emplatar cuando sonó el timbre de la puerta. Había dado el día libre a Desislava y tuve que ir yo a abrir.

Y allí, ante mí, aparecieron las tres. Mucho más bonitas de lo que podía imaginar. Tres sonrisas que me emocionaron tanto como sus blog.

Inma, con su blog Entre3fogones bajo el brazo. La que más tiempo llevaba siguiendo.

Ana, con Entreobleasyaloloco, casi con la misma antigüedad que Inma.

Y Cooky, que con Cook Edere, había conseguido que leer sobre cocina me resultará fascinante. A ella le pasaba como a mí. La comida en la mesa….
Las besé, me besaron y nos sentamos a la mesa para hablar sobre el viaje hasta mi casa, sin darme cuenta de que en esa cena no había camareros….

Fui a la cocina y ayudado por un carrito, acerque los platos hasta ellas.

Pareció gustarles la cena, al menos se lo comieron todo. Tal vez por educación. Nunca se sabe!!!

Junto con el postre, les entregue el premio Placeroral para que hicieran con él lo que quisieran.

IMG_9651-0

Lo que pasó después de la cena…

… Soy un caballero, si ellas no lo cuentan, yo tampoco.

Solo diré que esa noche, era la noche de SAN “CALENTIN”. La noche de los enamorados.
Y si… Sin que sirva de precedente en esta ocasión el premio es compartido. No he sabido cómo hacer para premiar por separado, tres blog que enamoran.

Una vez más se confirma que soy capaz de amar a varias a la vez. Aunque en este caso hablemos de sus blog.

Chicas… Espero que os guste recibir mi modesto reconocimiento por vuestro trabajo. Sé que hacer un blog de cocina es muy laborioso. Conlleva horas y horas de preparativos e investigación, no es solo hacer fotos y escribir. Puede parecer que es así. Pero no lo es. Gracias por vuestro esfuerzo y dedicación. Gracias por transportarnos hasta vuestros paladares!!!
PREMIO “PLACERORAL” en su III EDICIÓN para:

image
La mecánica del premio es la siguiente.

  1.  He creado un apartado en Placeroral donde hago una enumeración y enlazo los blog premiados.
  2. El premio es mensual. Cada mes premiaré un blog.
  3. El blog premiado podrá si lo desea exponer el premio en su blog. Sin obligación de ello para recogerlo.
  4. No habrá necesidad de realizar un agradecimiento en un post en el blog premiado.
  5. No habrá que nominar blog. Solo yo puedo conceder el premio “Placeroral”
  6. La notificación del premio la realizaré en un post en Placeroral y además, dicho blog premiado recibirá un mail anunciándoselo.
  7. Aceptaré propuestas para mejorar estas bases. Me reservo la decisión de llevarlas a cabo.

Para los que no los conocéis…Espero que visitéis estos maravillosos blog y disfrutéis de ellos al menos la mitad que yo.

El jurado estuvo compuesto por Rosaluma, la Mía imaginación y Yo mismo, que una vez más, decidierón por unanimidad.

 

Malatesta

Me la comía con la mirada…!

Habíamos quedado para cenar y fue a buscarme a la oficina en su flamante coche japonés!!
Al verla con su sombrero azul y sus labios rojos, ya la deseé.

Su camisa verde y sus pantalones ajustados de cuero negro, tampoco pasaron desapercibidos.

Me sonrió y me besó tímidamente, como si le pusiera nerviosa lo que tal vez pasara esa noche.

Subimos a su coche y siguiendo mis indicaciones, llegamos a la plaza Mayor de Madrid.

Mientras maniobraba para aparcar,…

Me la comía con la mirada…!

Llegámos a Malatesta y uno de los camareros nos dijo que le acompañáramos.

Mi enamorada, había reservado en la planta baja del restaurante y bajamos por la escalera.

 Delante,… iba el camarero, después,… el pantalón de ella y yo… detrás…

Me la comía con la mirada…!

Malatesta, estaba a rebosar. Había dos reuniones de mujeres que ocupaban medio salón. El resto eran parejas como nosotros. Conté 31 mujeres y 5 hombres. No es de extrañar. En España la proporción es casi esa.
La mesa que nos ofrecieron era ideal. Solo teníamos una mesa enfrente y otra a la derecha. La espalda quedaba resguardada por el ladrillo y la izquierda por un arco del mismo material. Sentados uno junto al otro en el sofá, la cena prometía besos.  
Primero pedimos el vino. Un rosado de la variedad Lambrusco. No es uno de mis preferidos, pero estábamos en un restaurante italiano y la deje a ella elegir!

En el restaurante, me dejaría hacer…!!
Sus miradas a la carta eran fugaces si las comparaba  con las que me dedicaba a mi, pero yo intentaba mirar la carta sin leer con atención para seguir dejándola llevar la voz cantante.
Mientras su cerebro decidía que pedíamos de entrante, pude percibir muchos matices de ella… Su olor, suave pero envolvente, despertaba mis sentidos… Era un olor a mujer…Olor a sensualidad y pasión. Olor a inteligencia y frescura…

Su voz, era multitonal, no existía la monotonía en ella…

Su expresión corporal de sirena, acompañaba a cada una de sus palabras.

Debía tener cuidado y no sacar mi vena Macarra. Ante todo, debía ser un caballero.

Me la comía con la mirada…!

Fui acercándome a ella sin llegar a arrinconarla. Quería notar el calor que emanaba de su cuerpo sin limitar sus movimientos. Tenía ante mí una flor. Una flor sin espinas. Aunque tal vez alguna vez las hubiera tenido.
Debía ser sutil con mis movimientos y mis palabras.
El secreto no estaba en que sintiera que la deseaba, sino en alimentar su deseo por mí y hacerlo tan grande que no pudiera contenerlo. Que no pudiera contenerse.

 Finalmente se decidió por “Carpaccio de Ternera con Rucula y queso Parmesano”. No sin antes preguntarme que me parecía su elección. Una pregunta que denotaba educación y que además, por la comunicación no verbal que utilizó, daba a entender que le encantaría que yo estuviera de acuerdo.

Sus dedos se deslizaban con suavidad entre los platos enunciados en la carta. Su mano derecha permanecía inmóvil junto a mi mano izquierda como no queriendo poner distancia.

Mientras, con su otra mano, pasaba las páginas una tras otra, hasta llegar a los postres.

Y en los postres pensaba yo sin darme cuenta. Por lo que me esforcé por no viajar con la Mía imaginación y disfrutar de la Mía compañía.
Había que elegir el plato principal. Yo miraba como atontado las paredes de la cueva donde estábamos ubicados.

 Miraba la decoración y me recordaba a un viaje de hace años a Bolonia. Me teletransporté a la “Italia romana”. Y allí vestido con mi “toga” gire la cabeza para admirar a la “patricia” que tenía a mi lado.
Sus ojos me miraban brillantes y sus dientes blancos como la nieve asomaban eróticamente entres sus labios ya no tan rojos, pero aún más bonitos. Habían perdido maquillaje para ganar en hermosura. Mucho más apetecibles.
En su camisa… Su escote. Un escote que me hacía burla cada vez que ella se movía. Parecía decirme ” mira lo que escondo”… Entonces yo miraba y me contestaba…” Que te lo has creido tontorron”… Quería vengarme de el, desabrochando algún botón. Pero recordé… Debía ser un caballero.

Me la comía con la mirada…!

En ese momento apareció la camarera. Una chica morena con el pelo recogido en una coleta que le llegaba hasta la cintura. Su cara era bella pero no dulce. Tenía facciones de chica mandona y tal vez cansada, pero aún así, su sonrisa de gran profesional, se presentó ante nosotros.
Mi enamorada le dijo que ya teníamos decidido el entrante y que teníamos dudas sobre si elegir una pizza u otra cosa. La mandona camarera hizo un gesto de aprobación con sus labios con respecto a la pizza. Gesto que se convirtió en palabras cuando le dijimos la variedad que teníamos en mente.  “Pizza Fiore di Bosco”

 “Esa está muy rica. Seguro que os va a gustar”
Y así desapareció para seguramente ordenar a los cocineros que prepararán nuestros platos, amenazandolos con fustigarlos con su coleta sino lo hacían con prontitud.
En ese momento, acaricie la mano del ángel que tenía a mi lado y la mire a los ojos y a los labios, a los labios y a los ojos, a los ojos… Y nos besamos. Wowwww…! Como nos besamos… Su sabor era burbujeante. Sus labios dulces y suaves…jugosos como un melocotón maduro. Sus dientes perfectos. Su lengua…ágil y adictiva, era un iman para la mía.
Me conquistó.
Sus ligeros gemidos al besarnos, me hacían sentirme súper deseado. Y nada, absolutamente nada me excita más que sentirme deseado.
Ya me tenía donde ella quería. Mientras yo…

Me la comía con la mirada…!


El sabor de la pizza con sus boletus y espárragos servía como antídoto para sus besos. De no ser por la pizza, le habría hecho el amor allí mismo. Nadie me ha besado tan bien como ella. Nadie me ha provocado nunca tanta adición!!
El vino iba desapareciendo de la botella al mismo ritmo al que lo hacía de las copas. Brindábamos con cada bocado, peleándonos por brindar por el uno y por la otra. Brindábamos una y otra vez, hasta que decidimos hacerlo por los dos y por una noche de ensueño… Una noche llena de sonrisas!!

En ese momento…

Me la comía con la mirada…!

Llegaba el postre. Ya habíamos elegido, y esto si fue imposición mía, una “Mil hoja de Hojaldre con Crema de Chocolate y Naranja” que prácticamente me comí solo mientras ella tomaba café con hielo.  
 El sabor a chocolate en mi boca junto al suyo a café, hacían de cada beso un fantástico momento lleno de sensaciones y explosión de sabores.
Terminábamos el postre cuando me di cuenta de que éramos los únicos en el salón. Todos los demás ya se habían marchado. El tiempo pasa tan deprisa cuando se está junto a alguien tan deliciosa como ella…  
 La camarera trajo la cuenta sin haberla pedido. Su sonrisa había aumentado. Una gran profesional que, cuanto más cansada, más estiraba su sonrisa.

Fui a coger la nota cuando la bella flor, me la quito de la vista. ” De ninguna manera… Pago yo. Dije que invitaba y voy a hacerlo”

No opuse resistencia. Me encanta que me inviten.

.
“Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.”
 Llegamos a su casa. Ahora tenía que conseguir que cuando la dejara en su cama tras el amanecer, no pensara en otra cosa que en volverme a invitar.

❤️
Debí conseguirlo, pues me invitó también a desayunar!!!

❤️

Trattoria Malatesta

Calle de los Coloreros 5

Madrid

Mesa 26, precio de lo expuesto 45,60€

Un lugar donde tener un orgasmo con suspiro final. (Plantas baja)

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.
Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)

Todas las fotografías por Marmayan excepto donde lo indique.

Foto de portada http://www.123rf.com/photo_10623686_angel-girl.html

Mama Inés 

“Nos llevamos bien… Quizás si, tendríamos que pensar en enrollarnos algún día…!”

En términos relativos, no hacía tanto tiempo que no nos veíamos. Pero para mí, era una eternidad.

Cuando esa noche, me invitaste a visitarte, se me erizó la piel.

Abriste la puerta en silencio y me besaste con esa sonrisa que me enamoró. Abriste la puerta y lo primero que entró, fue mi corazón.

Vi tu cama y solo pude imaginar… 

Vi tu silueta y solo pude imaginar…

Tu edredón me llamaba. Tu cuerpo me excitaba.

Te desnudé con la mirada y besé tus pechos, pequeños y jugosos. Te desnudé con mis manos y te besé donde no te llegas, sin quitarte la ropa interior.

Mi sexo pedía a gritos follarte!!!

Tu cama parecía no conocerme y puso los pies en la cabeza y la cabeza a los pies.

Me deshice de la ropa que nos quedaba y te empuje sobre ella.

Quería devorarte. Comerte y degustarte. Robarte todo el placer que fuera capaz y mi lengua comenzó a disfrutar…A disfrutarte.

Me encantó que la tuya también quisiera y que me dieras la vuelta dejándome boca arriba.

Lamí y lamí, mientras tus labios me abrazaban… Lamiéndome también.

Tus mulos abrigaban mi cabeza mientras la tuya se movía con soltura y frenesí. … Dios!!!! Que placer!!!

Robándote hasta cuatro orgasmos mi boca libaba miel… Saboreaba tus esencias mientras te retorcías y me apretabas hasta dejarme sin respiración.

Tu edredón blanco y con estampados de colores era ya un revoltijo irreconocible.

Exhausto me deje hacer. Ahora era mi jugo el que debía darte y me concentré en ello.

Deje que tus manos bailaran como se baila en un “pole”… Arriba y abajo… Apretando con fuerza y delicadeza…

El placer me llegaba a ráfagas… Parecía querer explotar y de repente llegaba la calma para volver hasta el umbral del orgasmo. Una y otra vez. Hasta que traspase los límites y no pude contenerme.

Fue maravilloso notar como mi espalda se arqueaba, como mi garganta se secaba en un grito contenido de placer.

Pero fue más excitante aún, notar tus ansias porque nada se derramara. Porque todo, te alimentará.

Fue maravilloso verte relamerte y mirarme a los ojos mientras me decías… Uhmmm… Qué rico!!! Al tiempo que me besabas para compartir plato!!!

Todo lo imaginé mientras llamaba al timbre de tu puerta. Todo lo viví al traspasarla.

Quiero volver a verte. ¿Cuándo volverás a invitarme?

 

 

 

 

Podía haber sido verdad y de hecho lo fue, aunque me lo esté inventando.


Y tras una noche de fiesta, lo mejor es un buen desayuno.
En Chueca, en la calle Hortaleza, esta “Mama Inés”. Un café en el que la mayoría de los presentes son gays. Un café, en el que se respira sosiego y creatividad. Bailarines, pintores, escritores, actores y masajistas, se nutren y charlan aquí mientras toman un café y una barrita de pan con aceite y tomate.


No me gusta desentonar y además de pequeño, mi abuela me enseñó que “allá donde fueres haz lo que vieres” y como además, me encanta el pan con tomate y aceite del bueno, pues esa fue mi elección.

El café además es de calidad y para más disfrute, las paredes estaban decoradas con obras pintadas por algún pintor que está empezando. Lo digo por el precio que rondaba entre los 300 y 700€.

Desgraciadamente no hice fotos, así que tendréis que pasar a verlas para decidir si os lo lleváis a casa o no.
Café Mama Inés 

Calle Hortaleza 22

Madrid, España 
Un sitio con encanto.

Los “me gusta” y “compartir”ayuda más de lo que imaginas y los comentarios me permiten saber tu opinión respecto a lo que hago.

Además, si te ha gustado, puedes seguirme para que WordPress te notifique en cuanto subo algo (aproximadamente un post a la semana)
Todas las fotografías por Rosaluma excepto donde lo indique.

Foto de portada, por Marmayan. 

© Rosaluma. Todos los derechos Reservados.

“II Edición Premio PLACERORAL”

Que aburridas son las videoconferencias… Brat Pit sale muy guapo y las chicas de Cristiano Ronaldo…seguro que también…Pero yo… Con esta carita y con este cuerpecito mío…

Tenía que buscar la manera de hacerme atractivo para Valeria y su chico. Necesitaba un componente de belleza que me compensará o no conseguiría gustarles. Habíamos quedado en conectarnos esa misma noche. Uffff…. Iba a enseñarme el lugar de su casa donde había colocado el premio que le otorgué en diciembre de 2015.

Necesitaba tirar de imaginación… Valeria y su chico estarían en el sofá mirándome desde la pantalla de su PC de 224″ y me verían hasta los hoyuelos de las mejillas cada vez que sonriera. En cambio yo, con mi pequeño iPhone5 apenas distinguiría las siluetas. Jooo… Y además el feillo era yo… Decididamente necesitaba belleza y maquillarme no entraba en los planes.

Miré a mi alrededor… Enrededor creo que dicen los que hablan con propiedad… Miré y miré … Y solo veía a mi precioso gato. Pero lo descarte. Es muy bonito pero oye… Hay unos límites.

Solo me quedaba el recurso de usar mi “agujero de gusano” para viajar rápido por el universo y encontrar a alguna chica que apareciera en pantalla conmigo. Pero cuál?

Tenía que ser alguien que tuviera alguna conexión con Valeria. No tenía tiempo para estar en ese momento explicando quién es Valeria. No…. Tenía que pensar rápido

Tenía que reflexionar… Tenía 40 min para llegar hasta esa chica… Reflexionar… 40…

Siiiii… hay estaba la solución “reflexiones al borde de los 40″…. Ana.

Ana era la solución…
“Podía haber sido verdad, pero no, no lo fue”.
Y Ana y su blog o el blog de Ana es el que he elegido para la “Segunda Edición de Placeroral Awards”
No creo que nadie pueda negar que merece cualquier premio que pueda otorgarse. Sus relatos de Triana enamoran y hacen que todos y todas deseemos a esa tal Triana.

Escribe como los ángeles. Escribe con el corazón y además ha conseguido aunarnos a todos los que de una forma u otra la conocemos a través de su blog.

Así que tras una breve deliberación de cero coma segundos, Yo, Rosaluma y la Mía imaginación hemos decidido por unanimidad conceder el premio Placeroral en su II Edición a “Reflexiones Al Borde De Los Cuarenta Click Aqui.

reflexionesalbordedeloscuarenta
Gracias Ana por formar parte de mi vida. Por formar parte de la vida de todos los que tenemos el placer de léerte.
Véase la “I Edición Placeroral Awards” para conocer las reglas de este premio.